X

@Unsplash

Contaminación

¿Sabes cuál es la huella ecológica de tus desplazamientos? Descúbrela y redúcela al máximo este verano

Cambiar la huella ecológica que produces con tus movimientos es más fácil que nunca gracias a algunas páginas web y los consejos de Greenpeace.

Por Diana Torres

19 de julio de 2021 / 19:36

Con la llegada del verano y de las vacaciones, y el relajamiento de las restricciones de movilidad, cada vez son más los españoles que hacen las maletas para viajar hasta cualquier punto del mapa para disfrutar de unos días de playa, campo, montaña… o simplemente de desconexión.

Pero ¡ojo! Aunque tuviéramos muchas ganas de volver a la normalidad y de disfrutar del turismo, esto puede llegar a ser un arma de doble filo para nuestro planeta. La conocida huella ecológica sube notablemente cuando la movilidad en los diferentes tipos de transporte va aumentando. Por ello, es más importante que nunca que pongas atención en qué tipo de turismo escoges para que tus vacaciones sean lo más respetuosas posible con el medioambiente.

Cómo calcular la huella ecológica

No hay duda de que el transporte, al depender normalmente de combustibles fósiles, se ha coronado como uno de los factores más nocivos a la hora de contribuir al peligroso aumento de la huella ecológica. Pero que no cunda el pánico. Ahora es más fácil que nunca calcular la huella ecológica que conllevan nuestros desplazamientos gracias a páginas como EcoPassenger, donde tendremos que poner nuestro origen y destino y la web se encargará de comparar las emisiones producidas en tren, coche y avión entre ambas ciudades. No obstante, también existen otras alternativas como MyClimate, que calcula además el impacto de barcos y cruceros; o Carbon Footprint, que mide el impacto en moto.

Reduce tu huella ecológica

Una vez hayas utilizado las calculadoras de huella ecológica mencionadas anteriormente, tal vez el resultado te haya sorprendido al conocer de primera mano el grandísimo impacto que produce en el planeta tu viaje estival. Ahora, está en tu mano reducir la huella que generas, y de hecho, cada vez hay más soluciones para conseguirlo. ¿Quieres saber cuáles?

  • Escoge un destino próximo a tu ubicación. Tenemos la suerte de que España está formada por un sinfín de parajes naturales de lo más atractivos, lo que convierte a nuestro país en uno de los destinos vacacionales de cabecera para los residentes en otras zonas del globo. Es por ello que, tanto si buscas una playa paradisiaca como si prefieres conectar con la naturaleza en tu viaje, no hace falta que recorras 3.000 km. Puedes conseguir lo que quieres mucho más cerca de lo que crees.
  • Renuncia al avión en vuelos cortos. Apuesta por el tren o el autobús siempre que puedas, ya que el avión contamina hasta 20 veces más. Además, disfrutarás mucho más del viaje y de paisajes que volando no apreciarás.
Escoge el tren para tus viajes
@Unsplash
  • Alquila un coche con precaución. Intenta alquilar coche para moverte por una zona concreta cuando llegues a esta, haciendo el trayecto más largo en tren o en autobús. Además de ahorrar mucho en gasolina y cuidar al planeta en consecuencia, también estarás mirando por tu bolsillo. Los coches híbridos son la opción perfecta para gastar y contaminar lo justo.
  • En grupo, comparte coche. Si haces un viaje junto a amigos, no llevéis cada uno un vehículo. Reuníos todos en uno solo o probad a alquilar vehículos de 7 ó 9 plazas, en los que contaminaréis menos y además la diversión grupal estará asegurada.
  • Apúntate al senderismo. No te imaginas todas las rutas para senderismo o vías verdes que existen dentro de nuestras fronteras. Más allá del camino de Santiago, si tu destino es otro investiga sobre cuáles son sus rutas andando. ¡Te sorprenderás!
  • Cicloturismo. Si lo tuyo son los destinos de montaña y la mochila, esta será tu solución ecofriendly favorita. Monta tu tienda de campaña y aprovecha los parajes y el buen tiempo para ir a pedalear por la naturaleza sin que nada te frene.
Evita viajar en avión
@Unsplash

No obstante, aún queda mucho por hacer. No todas las personas pueden permitirse pagar un billete de tren, que en algunas épocas del año es incluso más caro que el de avión. Además, hay zonas dentro de nuestras fronteras a las que no podemos llegar vía ferrocarril. Por ello, debemos tomar otras alternativas en la medida de lo posible, hasta que todas las opciones estén a nuestro alcance sea cual sea nuestro lugar de origen o de destino.

Temas

Medioambiente

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Sostenibilidad

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Sostenibilidad