X
Aún estamos a tiempo de salvar los océanos

Aún estamos a tiempo de salvar los océanos / Unsplash

MEDIO AMBIENTE

Aún estamos a tiempo de salvar los océanos: conoce todas las claves

A pesar de estar acechados por el exceso de pesca, la acidificación de las aguas, los residuos plásticos o el cambio climático, todavía es posible tomar medidas para recuperar nuestros mares.

Por FÁTIMA CRUZ

20 de diciembre de 2022 / 11:13

Los océanos están viviendo uno de sus peores momentos. Acechados por innumerables amenazas, como el exceso de pesca, la acidificación de las aguas, los residuos plásticos o el cambio climático, cuesta creer que la situación pueda llegar a encauzarse. Sin embargo, aún hay esperanza para nuestros mares. El biólogo marino, fotógrafo y explorador de National Geographic, Manu San Félix, nos da algunas claves.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

El agua es lo más importante, es el principio de absolutamente todo. Hasta ahora hemos vivido pensando que teníamos muchísima agua disponible y que era un recurso inagotable. Sin embargo, la realidad es que la cantidad de agua dulce disponible para el consumo humano es realmente pequeña si tenemos en cuenta los miles de millones de personas que vivimos en este planeta. «Vivimos en una civilización en la que estamos acostumbrados a abrir el grifo y que salga agua, y esto en realidad es un milagro. Alrededor de 2.000 millones de personas no tienen el acceso al agua que tenemos nosotros», explica Manu San Félix.

Los océanos absorben el 70% del CO2 de la atmósfera

En 1986 se descubrió una bacteria llamada prochlorococcus que vive en el agua. Se trata del principal organismo fotosintético de la Tierra. Esta bacteria genera hasta el 30% del oxígeno que respiramos, y de ahí la importancia del agua para la vida. Es vital cuidar el agua, ya que actualmente la estamos calentando y estamos cambiando su composición química. Esto se debe a estamos llenando los océanos con CO2. En el agua la mayoría de los organismos marinos son de carbonato de calcio y con el calentamiento global aumenta la acidez del agua y éstos se disuelven ¿La consecuencia más directa de esto? Puede provocar que perdamos el 90% de los arrecifes de coral.

«Siempre hay debate sobre si el calentamiento global es cierto o no, pero una cosa está clara, y es la cantidad de CO2 que nosotros estamos liberando a la atmósfera: con los coches, los aviones, los combustibles fósiles…Y hasta el 70% de ese CO2 lo están absorbiendo los océanos», asegura Manu San Félix.

El calentamiento del agua es algo que hemos podido comprobar todos en los últimos meses, junto con unas temperaturas ambientales inusualmente altas incluso bien entrado el otoño. «Este año la temperatura del agua ha subido 4 grados. Eso da miedo y asusta, y preocupa muchísimo», dice el biólogo marino.

«Si a los niños de hoy se les educara en cuidar el planeta, en 15 o 20 años los problemas que hay ahora se solucionarían», asegura el biólogo marino Manu San Félix

Las praderas de posidonia de las Baleares, en peligro

Las praderas de posidonia de Formentera están en riesgo
Las praderas de posidonia de Formentera están en riesgo / Unsplash

En el Mediterráneo vive un tipo de planta autóctona, la posidonia. En las islas Baleares hasta el 70% de la arena de las playas viene de los esqueletos de los organismos que viven dentro de la posidonia. Además, en Formentera dan un color muy característico al agua de sus playas. Actualmente se ha perdido aproximadamente el 38% de las padreras de posidonia que teníamos. «Hay que darse cuenta de que tenemos un problema y lo tenemos que parar», dice Manu San Félix.

Una de las principales causas de destrucción de las praderas de posidonia en Baleares es el turismo. «En Formentera hace 60 años no había nadie y ahora está lleno de yates de turistas. Y muchas veces no se ve lo que hay debajo del agua», explica el biólogo marino.

Para proteger las praderas de posidonia, San Félix ha desarrollado una aplicación para móviles gratuita llamada Posidonia Maps para que la gente se acostumbre a que antes de tirar el ancla de su barco tiene que mirar si está sobre una pradera de posidonia o no. Así es compatible preservar la posidonia y que la gente vaya con sus barcos a disfrutar.

Por si esto fuera poco, además de la mencionada aplicación para localizar la posidonia en Baleares, también hay en marcha un proyecto para sembrar nuevas plantas de esta especie y de alguna manera repoblar el Mediterráneo. La posidonia desciende de plantas que vivían en tierra y evolucionaron y reconquistaron el mar. Entre abril y junio los frutos de la posidonia llegan a las playas, los recogen, se germina y nacen pequeñas plantas de posidonia. San Félix y su equipo se han propuesto sembrar en cinco años 45.000 plantas de posidonia.

Ojo con la pesca

Actualmente, según nos cuenta San Félix, hasta el 90% de los stocks de pesca están sobreexplotados y la mayoría al borde del colapso. «Hemos estado pescando sin límite, hemos crecido pensando que eso nunca se acababa», asegura. Y añade: «Igual que se siembra y se riega y cuida la tierra para la la agricultura, ¿por qué no se hace lo mismo con los mares? Nuestro planeta es un reloj perfecto que se ha ido engranando poco a poco y tenemos que protegerlo y respetarlo».

Proyecto Pristine Seas de National Geographic

No todo son malas noticias. Hace más de 10 años que National Geographic lanzó el proyecto Pristine Seas, que investiga y conciencia sobre la importancia de conservar los mares, sus ecosistemas y sus especies. Es una iniciativa que ha logrado recuperar 4,5 millones de kilómetros cuadrados de fondos marinos alrededor del mundo. Para el año 2030 esperan tener el 30% de los océanos del mundo protegidos.

Se puede cambiar el futuro con educación

Para San Félix, la clave de la recuperación de los océanos está en las generaciones venideras. «Creo firmemente que podemos cambiar el futuro a mejor con la educación. Si a los niños de hoy se les educara en cuidar el planeta, en 15 o 20 años los problemas que hay ahora se solucionarían», asegura.

A pesar de todo, hay esperanza, y las palabras de Manu San Félix son un soplo de aire que nos da fuerza y ánimo para seguir trabajando por los océanos: «Tenemos problemas claros, pero no es una situación apocalíptica. Si nos ponemos manos a la obra todavía podemos recuperar los océanos y será muy beneficioso para la sociedad en todos los aspectos».

Temas

Medioambiente

Otros temas de Medio Ambiente

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Medio Ambiente

Instagram

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Medio Ambiente

Suscríbete a welife y descubre
la vida sostenible

Suscríbete a Welife y descubre la vida sostenible