X

@Unsplash

Alimentación saludable

Crudos y nutritivos: ¿qué alimentos son más saludables al natural que cocinados?

Algunos alimentos pueden perder propiedades al cocinarlos, así que si quieres absorber todos sus nutrientes no te pierdas esta lista con los que deberías comer -siempre que puedas- crudos.

Por Miriam Aguilar

28 de agosto de 2021 / 20:26

No hace falta hacerse crudivegano para poder asimilar todas las propiedades de los alimentos. De hecho, preparaciones como el vapor, horno o asado son más que recomendables para extraer los mejores nutrientes de algunos alimentos que requieren ser cocinados. Sin embargo, sí que existen algunos alimentos que son muchísimo más nutritivos si se toman en crudo. Las vitaminas y minerales de estos muchas veces se ven mermadas al pasarlos por el calor, por lo que siempre será mucho mejor comerlos al natural. En esta lista encontrarás algunos de los más consumidos y que cuentan con muchos beneficios al estar crudos.

@Unsplash

1. Cebollas

Moradas, blancas, dulces… en todas sus variantes, las cebollas resultan mucho más interesantes a nivel nutricional cuando se consumen en crudo. ¿Por qué? Resulta que tienen un compuesto llamado alicina al que le otorgan propiedades anticancerígenas, ansiolíticas y cardiovasculares. Este fitonutriente disminuye cuando la cebolla se cocina, además de que es más complicado para el cuerpo su absorción.

Dicho esto, la cebolla cruda, como en una ensalada de acompañamiento, siempre tendrá más propiedades y será más saludable que si la sometemos a cualquier tipo de cocción.

@Unsplash

2. Pimientos rojos

No es un secreto que los pimientos son uno de los alimentos más completos a nivel nutricional. De hecho, su alto aporte en vitamina C -contiene hasta tres veces la ingesta diaria recomendada- lo sitúa como uno de los mejores amigos de nuestro organismo. También contiene vitamina B6, vitamina E y magnesio. Cuando se cocina poco, no hay problema, el pimiento mantendrá su dulzor y prácticamente todas sus propiedades.

La cosa cambia, sin embargo, cuando le sometemos a temperaturas altas. Adiós a gran parte de todos esos nutrientes de los que hablábamos. Así que, ¿por qué no consumirlos en una deliciosa vinagreta?

@Unsplash

3. Ajo

De propiedades anti inflamatorias, el ajo es uno de esos alimentos que es mejor comer crudo que cocinado. De hecho, mucha gente los prefiere así, y lo cierto es que es la mejor forma de nutrirse de sus antioxidantes y de su alicina, que tantas virtudes tiene. Cocinarlo podría destruir hasta el 90% de sus vitaminas y minerales. No parece una buena opción… Eso sí, si sufres del estómago ten cuidado porque el ajo puede estar yendo y viniendo durante todo el día. Como propuesta, unos boquerones en vinagre se alzan como una opción de lo más suculenta…

@Unsplash

4. Brócoli

Es extraño comer brócoli sin cocinar, pero lo cierto es que al hacerlo se pierden muchos de sus nutrientes, como es la vitamina C, el calcio o el potasio. Rayar un poco de brócoli en la ensalada podría ser una buena forma de comerlo para asimilar sus beneficios. Otro de ellos es el que nos proporciona su sulforafano, que previene enfermedades cardiovasculares e inmunitarias y reduce el riesgo de cáncer.

@Unsplash

5. Remolacha

Sabemos que el dulzor de la remolacha le viene dado por sus azúcares naturales, lo cual le hace especialmente interesante para batidos (una buena forma de tomarlo en crudo). Además, la remolacha es una buena fuente de vitaminas A, B y C, potasio, magnesio, hierro y fibra. Favorece la circulación y el sistema inmune. Cuando se cocina, se estima que puede perder hasta un 25% de ácido fólico, un compuesto que ayuda a la salud cerebral. Así que intenta, aunque sea de vez en cuanto, comerla cruda.

@Unsplash

6. Coco

La verdad que el coco puede comerse de cualquier forma, pero mucho mejor si es en crudo, ya que proporciona antioxidantes y unos ácidos grasos esenciales de cadena media que ayudan a reducir los triglicéridos, regulan la presión sanguínea y favorecen salud del cerebro y cardíaca. El coco es rico en fibra y vitaminas E, C y B, así como en minerales (fósforo, magnesio, potasio y hierro). Hidrata y da energía. ¿Qué más podemos pedir?

@Unsplash

7. Frutos secos

Durante mucho tiempo relegados a snacks, los últimos años han demostrado ser ideales para cualquier tipo de dieta (incluso de adelgazamiento) dadas sus numerosas virtudes, como son su alto aporte de grasas saludables, proteínas y antioxidantes.

Las nueces, almendras, anacardos… contienen un sinfín de propiedades que favorecen la disminución del colesterol malo y los problemas de circulación. Además, son una buena fuente de minerales y vitaminas, muy interesantes para la salud. Comerlos crudos y naturales es la mejor opción para apropiarse de todos esos nutrientes.

@Unsplash

8. Bayas

Deliciosas y muy saludables, las bayas (arándanos, moras, frambuesas, fresas…) son mucho más interesantes al natural que cocinadas. La opción de secarlas tampoco es demasiado recomendable, ya que en el proceso se aumenta mucho el azúcar y, por tanto, las calorías de las mismas. Además, al deshidratarlas, pierden sus vitaminas y minerales.  Los antioxidantes, vitamina C y fibra que tienen las hacen ideales para comer en cualquier momento. Además, al natural ¡tienen muy pocas calorías!

@Unsplash

9. Otras verduras interesantes: col rizada, coliflor, repollo, lombarda y berza

La col rizada contiene gran cantidad de vitamina C, que desaparece al cocinarse, y se puede consumir cruda perfectamente. Por otro lado, al igual que el brócoli, la coliflor y el repollo también pueden tomarse en crudo. Como apuntábamos antes, el brócoli sin cocinar tiene tres veces más de sulforafano, un compuesto que se encuentra también en la lombarda, las coles de Bruselas, el repollo, los grelos, la coliflor, la rúcula y el kale o berza rizada.

Temas

NutriciónVida Saludable

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Nutrición

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Alimentación