Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Comer proteína lo cambia todo: así te ayuda a perder kilos de más y a conseguir un peso saludable sin esfuerzo

X

Los ingredientes provenientes de fuentes más naturales son el futuro de la cosmética./ Foto: Pexels.

Lifestyle eco

Cuáles son los nuevos ingredientes sostenibles para conseguir una belleza consciente

La experta en seguridad medioambiental Véronique Poulsen nos cuenta los últimos avances en cosmética sostenible.

Por Paka Díaz

12 de octubre de 2023 / 10:00

Según Statista, en 2022, los ingresos generados por la industria cosmética mundial ascendieron a unos 87.693 millones de euros. Esto supuso un incremento de más de 12.30 millones con respecto al año anterior. Para el año 2028 se estima que el sector podría sobrepasar los 121.000 millones. Estas cifras, la amplitud del mercado y su constante incremento, nos proporcionan una idea de lo importante que es garantizar una cosmética sostenible.

Una como la que investiga Véronique Poulsen, directora de Seguridad Medioambiental de L’Oréal y presidenta de International Collaboration on Cosmetics Safety (ICCS), una organización internacional que apuesta por la cosmética segura. Ella se dedica a investigar y promover una belleza lo más verde posible. Nos cuenta los avances y los nuevos ingredientes que están desarrollando para lograrla.

Compromiso por una cosmética verde

La experta en seguridad medioambiental destaca el compromiso de la industria cosmética “para evaluar sus ingredientes utilizando todos los avances científicos disponibles para abordar los problemas ambientales”.

TE PUEDE INTERESAR

Por ello, subraya que la investigación es clave en el sector. Entre otras cosas, por la gran cantidad de ingredientes diversos que se utilizan para ofrecer los mejores productos a los consumidores. Lograr que sean más sostenibles es el gran reto y se ha avanzado mucho.

Entre otras cosas, Véronique Poulsen dirige la evaluación de los ingredientes de la cartera de productos de L’Oréal. Entre ellos se incluyen los nuevos ingredientes, desarrollados para garantizar que sean inocuos para los ecosistemas naturales. Se trata de un enorme avance en cuanto a sostenibilidad que nos explica la experta.

Los principales desafíos

Los consumidores, en su gran mayoría, han variado las tornas. Se piden más productos que cuiden y protejan el medioambiente. De hecho, Según un informe de Future Consumer Index, un 51% de la población europea dejaría de comprar a una marca que hiciese algo social o medioambientalmente inapropiado.

Los datos del Estudio Consumo sostenible de Oney también lo avalan e indican que el 85 % de la ciudadanía española pagaría más por productos sostenibles. La tendencia es clara.

La empresa de belleza y cosmética L’Oréal empezó hace ya más de diez años a investigar orientada a la sostenibilidad. Poulsen destaca que hay un plan en ese sentido. “Estamos trabajando muy duro en ello”, reconoce. Y señala que entre los objetivos principales conseguir “compuestos que no sean dañinos para el medio ambiente y que tengan el el menor impacto posible en él. Tanto en el abastecimiento, como en el transporte y el uso de nuestros productos”.

Entre los principales desafíos, Poulsen destaca “conseguir el mismo nivel de eficacia de los productos con bajo impacto en el medio ambiente y el mismo nivel de experiencia. Para que el consumidor tenga el más alto nivel de satisfacción”.

Productos sólidos no tan verdes

De entre toda la industria cosmética, Poulsen reconoce que en el maquillaje es donde encuentran más problemas técnicos con la estructura, con la eficacia y el color de ingredientes más sostenibles. “Son más difíciles de modificar. No es imposible, se está haciendo pero es más difícil», apunta.

También recuerda que, como consumidores, es importante que nos informemos sobre el impacto de los productos que consumimos en el medio ambiente. Por ejemplo, en los sólidos que tan de moda están, Lo que importa es que formule directamente un producto sólido, un champú sólido.

Lo esencial es que se cree una formulación sólida, no que sea líquida y luego se seque para quitarle el agua y lograr el champú o gel sólido. “Eso en términos de impacto ambiental global es terrible, porque luego usas el agua y la quitas. O sea, malgastas mucha energía”, explica la experta.

Además, señala que por eso la marca “ producimos champús sólidos, pero no a gran escala y no para todos. Ya que algunos no son compatibles con no usar agua en absoluto”. Por eso, anima a informarse del proceso de producción.

“Esto es muy interesante porque la mayoría de la gente piensa que si es sólido es verde, pero no lo es en todos los casos. Depende siempre de cómo se produzca”, aclara.

Avances y nuevos ingredientes

Para mejorar el perfil ambiental de los ingredientes, se busca que sean menos tóxicos, más degradables y que se obtengan de fuentes renovables. Se trata de un proceso continuo de investigación y mejora que ha generado numerosos avances.

OTROS TEMAS WELIFE

”Los ingredientes se renuevan constantemente para tener un perfil cada vez mejor”, explica, “por ejemplo compuestos con muy baja toxicidad para los organismos acuáticos”.

Entre los nuevos ingredientes, la experta destaca que “abundan los minerales, los vegetales con una forma controlada de producción y los compuestos producidos por bacterias. Por ejemplo, los hongos. Cada vez hay más empresas emergentes que trabajan en eso”. Compuestos tan naturales que se pueden controlar sin dañar el entorno natural.

Además subraya que en la industria, “cada vez se usan menos compuestos que provienen del petróleo”. Por eso, ella considera que podría pasar que, incluso, “la química tradicional desapareciera en algunos años”. La nueva química, seguro, será más verde, o no será.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Comer proteínaMujeres arrepentidasConfesiónRespirar malRiesgos Ozempic

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta