X

Ciudades verdes

Las 12 ciudades más sostenibles de Europa: los ejemplos que demuestran que sí, se puede hacer mejor

La carrera por la innovación para hacer frente a la crisis climática ha llevado a ciertas ciudades a convertirse en Capital Verde Europea. Estas son las 12 que lo consiguieron en los últimos años.

Por Miriam Aguilar

11 de junio de 2021 / 12:35

Convertirse en Capital Verde Europea es uno de los mayores reconocimientos del año en materia de sostenibilidad. Son muchas las ciudades que han hecho un verdadero esfuerzo por ayudar al medioambiente, si bien la Comisión Europea otorga este nombramiento a una sola ciudad al año.

La ciudad finlandesa de Lahti ha conseguido alzarse con el galardón de este año. Pero no es la única que ha hecho esfuerzos, estas otras 11 apostaron en su momento por innovadoras estrategias para mostrar su firme compromiso con el medioambiente, lo que les valió el premio años anteriores. Acompáñanos en este verde y esperanzador recorrido por las ciudades más sostenibles de Europa. Quién sabe, quizás alguna de ella se cuele en tu próxima escapada. 

1. Pionera en la eliminación de gases de efecto invernadero: Lahti

Quizás no te suene esta ciudad finlandesa que se encuentra a 100 kilómetros de Helsinki, pero bien merece una visita. Se trata de un lugar tranquilo, de grandes zonas verdes y senderos para recorrer en bici. Su conciencia con el medioambiente es tan natural como el entorno en el que se encuentran. Reciclan el 97% de los residuos domésticos y pretenden convertirse en ciudad residuo cero en 2050. Lathi ha dejado atrás al resto del país en cuanto a la emisión de gases de efecto invernadero (GEI): se ha comprometido a ser neutra en carbono en 2015, mientras Finlandia lo hará 10 años después. En cuanto a la recuperación de la naturaleza, ya en los años 70 restauró su lago Vesijärvi, que estaba muy contaminado, y que sirvió de ejemplo para la posterior restauración de más de mil masas de agua en Finlandia. Todo un ejemplo de sostenibilidad y una propuesta de turismo verde imprescindible si quieres visitar la región de los lagos.

 

2. Sostenibilidad en plena crisis por la pandemia: Lisboa

Lisboa fue capital verde en 2020. Bajo el lema ‘Elige evolucionar’, la ciudad se convertía en un ejemplo de sostenibilidad en mitad de la crisis económica provocada por la pandemia. Entre otras medidas, la ciudad se ha comprometido en reducir en un 60% las emisiones de CO2 para 2030 y conseguir la neutralidad de carbono en 2050. Por otro lado, se prevé que el 25% de la ciudad esté formada por espacios verdes para el 2023 y que tenga  una amplia red de carriles bici que se sume a los 200 km con los que ya cuenta. Los establecimientos ya no pueden vender bebidas en recipientes de plástico y tirar una colilla al suelo puede suponer una multa de hasta 250 euros. La plantación de 100.000 árboles y un museo dedicado al reciclaje fueron otras de las grandes aportaciones para la ciudad, que cada día pretende ser más verde.

3. Corrientes de vida en la capital noruega: Oslo

Situada a orillas de un fiordo, la capital de Noruega es una ciudad rodeada de bosques y atravesada por una red de canales que, hasta hace poco, estaban cerrados. Sin embargo, en los últimos años las autoridades han decidido abrirlos para disfrute de sus habitantes y para mejorar la biodiversidad. Por estas y otras muchas razones, Oslo fue galardonada en 2019 con el premio Capital Verde de la Comisión Europea, convirtiéndose de manera oficial en una de las ciudades mas sostenibles. Como legado, Oslo desarrolló más 550 actividades relacionadas con el cuidado del medioambiente. Ahí es nada.

4. El ‘pulmón’ de Holanda: Nimega

El título de Capital Verde Europea recayó por primera vez en una ciudad holandesa en 2018. A orillas del río Waal, Nimega posee amplias zonas verdes, es la ciudad más ‘bike-friendly’ de Holanda y ha implicado a empresas e instituciones en la protección del medio ambiente. Entre otras iniciativas, Nimega propone se “ciudad cero emisiones” en 2045.

5. Ejemplo de transformación: Essen

Durante los últimos 200 años, Essen se dedicaba por entero a la minería del carbón y del acero. Cuando en 1986 cerró la última mina, empezó a transformarse en una ciudad de amplias zonas verdes y bajas emisiones, lo que le valió el título de Capital Verde en 2017. La recuperación ambiental del río Emscher ha sido otro de sus grandes logros ecológicos. Hoy en día es junto con La selva Negra uno de los lugares más bellos de Alemania.

6. Una ciudad para los peatones: Ljubljana

Hace diez años, la capital eslovena era un caos de tráfico, pero las autoridades decidieron peatonalizar el centro, potenciar el transporte público y plantar miles de árboles. Hoy, tres cuartas partes de Ljubljana son verdes. Desde entonces, forma parte del ranking de las ciudades más sostenibles.

7. Crecimiento sostenible: Bristol

Desde 2005, Bristol (que ya es la capital mundial del street art) ha logrado reducir sus emisiones y, a la vez, crear riqueza. El ‘milagro’ se debe a la apuesta por sectores con bajas emisiones: la ciudad británica espera crear 17.000 nuevos empleos en sectores creativos y digitales de aquí a 2030 y ha destinado 800 millones de euros a mejorar el transporte público y la eficiencia energética. Es de las ciudades más sostenibles y artísticas de Europa y en 2015 se llevó el galardón de la Unión Europea por ser la más sostenible.

8. El paraíso de los ciclistas: Copenhague

En la capital de Dinamarca hay más bicicletas que coches, y la mitad de sus habitantes va a trabajar sobre dos ruedas. Potenciar el pedaleo es uno de los pilares que la ciudad ha puesto en marcha para conseguir el objetivo de ser neutral en cuanto a emisiones de CO2 en 2025.

9. El tranvía vuelve a la calle: Nantes

Nantes fue Capital Verde Europea en 2013 gracias a su política de transporte público sostenible. Fue la primera ciudad del país que reintrodujo el tranvía eléctrico, ha potenciado el uso de la bicicleta y ha peatonalizado su centro urbano. ¿El resultado? Se han reducido enormemente las emisiones de CO2.

10. Parques llenos de vida: Vitoria-Gasteiz

La única ciudad española de la lista es una de las urbes con mayor superficie de zonas verdes per cápita de Europa: 42 m2 por habitante. En total, 10 millones de metros cuadrados de parques, jardines y bosques. Toda la ciudad está rodeada de un cinturón natural que ha mejorado la calidad del aire y sirve de esparcimiento para los locales. De hecho, ningún ciudadano de Vitoria-Gasteiz vive a más de 300 metros de un área verde. En el año 2012 Vitoria se alzó con el premio de Ciudad Verde.

11. Por un futuro sin coches: Hamburgo

Tiene dos millones de vecinos y fama de gris, pero la realidad es otra: el 40 por ciento de su superficie son espacios verdes conectados entre sí formando una red para bicicletas y peatones. Además, planea eliminar los coches del centro para 2034.

12. Pionera en sostenibilidad: Estocolmo

La capital de Suecia es un permanente ejemplo de sostenibilidad: recupera todos los residuos que genera, ha conseguido reducir el consumo de agua, cuenta con una red de transporte limpio, promueve el empleo de la bici… Por algo fue la primera ciudad que ganó el premio Capital Verde Europea, en 2010.

Temas

Medioambiente

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Medioambiente

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Sostenibilidad