X

@Unsplash

Cambio climático

La ola de calor se sigue cobrando víctimas en Canadá: unas 500 personas han muerto debido a la crisis climática

El cambio climático es una realidad cuyos efectos vemos cada vez más a menudo. En el interior de Columbia Británica, la ola de calor disparó los termómetros a cifras nunca vistas, hasta los 49,6 ºC.

Por Diana Torres

9 de julio de 2021 / 19:27

El cambio climático es un hecho, o más bien un problema, que cada vez está más presente en todos los rincones de nuestro planeta. Tanto es así, que la Organización Meteorológica Mundial (OMM), dependiente de la ONU, asegura que en la última semana se han superado tal cantidad de récords de temperaturas máximas que es prácticamente imposible hacer un seguimiento de todas ellas.

Esta crisis climática se refleja en los acontecimientos recientes, a los que la OMM ya califica como una “ola de calor excepcional y peligrosa”. Ha sido en el noroeste de EE.UU. y el oeste de Canadá, concretamente la Columbia Británica, donde ha impactado esta fuerte ola, dejando alrededor de 500 muertes e incendios forestales y obligando a cerrar colegios e incluso abrir refugios con aire acondicionado en una zona que está más acostumbrada al frío que a estas altas temperaturas que ya suponen una amenaza para esta organización ligada a las Naciones Unidas: “Las temperaturas extremas representan una gran amenaza para la salud de las personas, la agricultura y el medioambiente”, explicaban, poniendo el foco sobre todo en áreas en las que no son comunes los equipos de aire acondicionado.

Ola de calor
@Unsplash

La zona de Columbia Británica, en el centro de la desgracia medioambiental

En Lytton, en la canadiense Columbia Británica, ha sido donde se ha alcanzado el epicentro del calor, llegando hasta a los 49,6 grados centígrados, siendo normal por estas fechas que la temperatura rondara los 24ºC. Sin duda, una peligrosa ola de calor que ha provocado al menos la muerte de al menos 700 personas, múltiples incendios forestales e inundaciones en el oeste del país. La situación, según los expertos, es consecuencia directa de la crisis del cambio climático.

Por desgracia, la pesadilla no acaba aquí. En este área sigue concentrándose la «cúpula de calor». Así es como se conoce este fenómeno meteorógico, que consiste básicamente en una montaña de aire caliente que permanece en las capas altas de la atmósfera y que ha ocasionado 245 incendios (176 activos según los datos de este sábado del Servicio de Incendios Forestales de Columbia Británica). De ellos, casi el 70% se debieron a relámpagos (en 15 horas se produjeron 113.000 en la zona). La pequeña localidad de Lytton, en el interior de Columbia Británica, ha sido arrasada prácticamente en su totalidad estos días.

Una prueba más de las consecuencias del cambio climático  

Esta no es la primera vez que ocurre algo parecido en Estados Unidos. Hace tan solo dos semanas, se produjo otra ola de calor en California, al sureste del país. Una subida de temperaturas que no cesa y que es uno de los síntomas de la crisis medioambiental que varios expertos vienen advirtiendo desde hace años.

Pero esta no ha sido la única zona afectada de la Tierra. En nuestro país, se han llegado a alcanzar los 46,9 grados centígrados en 2017, concretamente en Córdoba. Una temperatura totalmente impropia en un área que alberga las Montañas Rocosas y el Parque Nacional de los Glaciares, que podría traer grandes consecuencias por el derretimiento de estos y los deslizamientos de tierra. En el Mediterráneo, los expertos también aseguran que si no se hace nada en los próximos años, no podremos revertir las consecuencias del cambio climático.

En otras áreas de nuestro planeta más acostumbradas al calor como Oriente Medio, el norte de África, Europa oriental, el continente indio o Irán también se están sufriendo los daños colaterales del mal cuidado hacia el planeta que llevamos arrastrando durante décadas en forma de temperaturas “inusualmente altas” y que en las próximas horas llegarán a los 40ºC durante el día y no bajarán de 25ºC por las noches. Unos datos preocupantes que nos obligan a tomar consciencia lo antes posible, si no queremos que estos desastres climáticos sigan ocurriendo sin cesar.

Ola de calor
@Unsplash

Los expertos afirman: esto es solo el principio

La meteoróloga del Ministerio de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá, Natalie Hasell, explicaba en la televisión que «tenemos prueba de que el calentamiento global es real. Desgraciadamente, ya lo estamos viviendo, no es el futuro. Está aquí, así que espero que la gente dedique tiempo a prepararse, ya que es probable que veamos esto más a menudo».

«El cambio climático no es sólo una amenaza medioambiental y económica, también es una amenaza a la salud pública«, profetizaba el Instituto Canadiense para Opciones Climáticas justo a principios de junio en su informe ‘Los costes de salud del cambio climático’. El cambio climático no hará más que empeorar las desigualdades sanitarias existentes y aumentar los costes para el sistema sanitario de Canadá y para la economía, «a menos que los gobiernos trabajen unidos para invertir en preparación y prevención», añadía el estudio.

Temas

Medioambiente

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Sostenibilidad

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Sostenibilidad

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible

Los responsables del tratamiento de los datos personales facilitados son TALLER DE EDITORES, S.A. y Vocento Gestión de Medios y Servicios, S.L.U., quienes los tratarán con la finalidad de prestarte los servicios solicitados en virtud de la relación contractual y remitirte comunicaciones comerciales basadas en tu consentimiento. Tus datos no serán cedidos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar y suprimir tus datos.

Para más información: Política de Privacidad. Al suscribirte a nuestra newsletter declaras conocer la Política de Privacidad y aceptas la Política de Cookies de Vocento.