X

@Unsplash

Naturaleza

Los 20 destinos naturales más espectaculares del planeta

La Tierra ofrece rincones espectaculares, lugares increíbles que la simple acción de la naturaleza se ha encargado de tallar durante milenios, y que ahora podemos visitar.

Por Equipo Welife

23 de junio de 2021 / 08:54

Si estás buscando desconectar de la rutina por completo y viajar sin límite de distancia a explorar algunos de los rincones más desconocidos del planeta, tenemos algunas ideas. La pandemia nos ha despertado la curiosidad a la hora de viajar a lugares más naturales, intentando dejar de lado los colapsos de gente. Pero gracias al alivio de las restricciones, este verano podemos recorrer el globo y visualizar más allá de lo que hay dentro de nuestras fronteras.

La naturaleza se ha encargado de tallar los lugares más increíbles de los que podemos presumir en la Tierra. Y es que nuestro planeta atesora una gran cantidad de rincones espectaculares, entre los que están las 7 maravillas del mundo, entre otros.

Algunos de los lugares más maravillosos que alberga nuestro planeta no aparecen en las guías de viaje, y a muchos de ellos cuesta llegar debido a sus particulares condiciones de acceso. En cualquier caso, con la preparación adecuada, es posible visitarlos y por eso están apuntados en nuestra lista de deseos desde hace tiempo. Y este puede ser el momento de empezar a hacerlos realidad.

Sea como sea, del Polo Norte al Sur y desde Europa a las Antípodas, estos son los 20 destinos que te recomendamos si quieres pasar un viaje de ensueño y conocer las maravillas más naturales del mundo. Prepara el pasaporte y disfruta.

Derweze (Turkmenistán)

En el desierto de Karakum, en Turkmenistán, se encuentra Derweze, más conocida como la Puerta del Infierno. Y es que en el 71, los soviéticos perforaron el suelo en busca de gas natural, pero colapsó y creó un cráter de 70 metros de diámetro. Temiendo un escape de gas venenoso le prendieron fuego, y desde ese momento, arde sin descanso. Sin duda, observarlo es espectacular a la par que peligroso.

Atlantic Ocean Road (Noruega)

En el 83, Noruega unió sus fiordos por medio de la Atlantic Ocean Road, una de las carreteras más bonitas del planeta. Es bastante común que en pleno invierno las olas del mar se eleven por encima de ella.

Glass Beach (EE.UU.)

Durante el siglo pasado, esta playa californiana se convirtió en un vertedero. Pero esto cambió en el 67, cuando la cerraron y limpiaron completamente, dejando únicamente cristales y porcelana que dieron lugar a esta Playa de los Cristales donde prima el postureo.

Montañas de Zhangjiajie (China)

Las Montañas de Zhangjiajie, en China, son lo más parecido a las montañas flotantes de la famosísima película ‘Avatar’. De hecho, el director James Cameron se inspiró en ellas para dar forma a la batalla entre lugareños y humanos de Pandora.

Montaña Vinicunca (Perú)

La también conocida como Montaña de Colores o Cerro Colorado se sitúa en plena cordillera de los Andes, en Perú. Estos colores son causados por el hierro, el azufre, cuarzo, arcilla y calcita que tiñen su superficie, dando lugar a una explosión de tonalidades incomparable.

Eso sí, llegar no va a ser nada fácil, ya que tendrás que subir a 5.200 metros de altura y hacer una caminata final de 5 kilómetros, pero merecerá la pena.

Cataratas Kuang Si (Laos)

En pleno corazón de Laos se encuentran las Cataratas Huang Si. Un lugar donde, además, 23 osos negros luchan por la supervivencia de su especie. Pese a ser un lugar único a los ojos de los turistas, es prácticamente imposible de visitar por sus restricciones, así que no nos queda otra que imaginar su belleza.

Dead Vlei (Namibia)

Las dunas que rodean este paraje natural alcanzan hasta los 300 metros de altura.

Volcán del Teide (Tenerife, España)

El Teide es el tercer volcán más grande del planeta, solo superado por el Mauna Kea y el Mauna Loa en Hawaii. Y es que también cuenta la base sobre el océano, lo que hace que en total esta montaña tenga hasta 7.500 metros, y además, la tenemos al lado. ¿A qué esperas para visitarla?

Salar de Uyuni (Bolivia)

Unos 40.000 años atrás, tan solo era un lago más, pero ahora el Salar de Uyuni es el más grande del mundo. Su extensión abarca casi 11.000 km2 y alcanza los 120 metros de profundidad. Cuando llueve, la sal se vuelve impermeable, lo que convierte a este lugar en uno de los más áridos de la tierra, ya que el agua no puede atravesar la capa salina.

Arrozales de Yunnan (China)

Los arrozales más famosos de China se encuentran en la provincia de Yunnan, una maravilla transformada por el hombre. El agua de los arrozales cambia de color dependiendo de la hora y la estación, lo que crea unas vistas espectaculares para cualquiera que lo visita.

Cataras Victoria (Zambia-Zimbabue)

Entre Zambia y Zimbabue, el río Zambeze tiene una caída de 108 metros de altura y 1,7 kilómetros de ancho, lo que origina las Cataratas Victoria, ya conocidas como las más grandes del mundo. Además de las vistas, lo que más sorprende es el ruido ensordecedor del agua cayendo sin cesar desde semejante altura.

Gran Agujero Azul (Belicel)

El Gran Agujero Azul es un cenote gigantesco situado en mitad del mar Caribe, a 80 kilómetros al sudeste de Belice. La roca caliza colapsó hasta crear un agujero con más de 100 metros de profundidad. Sin duda, un paraíso especialmente para los amantes del buceo, ya que en su interior habita una gran variedad de fauna marina.

Salto Ángel (Venezuela)

Pese a que las Cataratas Victoria son las más grandes del mundo, el Salto del Ángel es la catarata más alta gracias a sus 979 metros de caída. Está ubicada en el Parque Nacional Canaima, y fue bautizada así por el aviador estadounidense Jimmie Angel, que aterrizó en la cima en 1937.

Tepuy Roraima (Venezuela)

Tepuy Roraima es una meseta en plena sabana de Venezuela que se eleva más de 1.000 metros sobre los bosques que la rodean.

Ayers Rock (Australia)

El también conocido como ‘Ombligo del mundo’ para los aborígenes australianos, es uno de los monolitos de tierra más grandes del mundo con 348 metros de alto y 9,4 kilómetros de contorno. Además, la escalada aquí está permitida.

Koekohe Beach (Australia)

Esta es conocida como la playa de Juego de Tronos, aunque lo cierto es que no se ha rodado allí ni un solo capítulo. Tal vez sea porque sus enormes rocas redondas recuerdan a los famosos huevos de dragón de la serie.

Cala Saona (Formentera, España)

Esta es sin duda una de las playas más bellas del mundo. Enmarcada en la costa de Punta Pedrera, con vistas a Ibiza, está situada en un entorno privilegiado, rodeada de un mar de pinos desde donde se ve una de las mejores puestas de sol del mundo. De hecho, ya se ha convertido en uno de los lugares más instagrameables del planeta.

Grand Prismatic Spring (EE.UU.)

Grand Prismatic Spring es la tercera mayor Fuente termal del mundo con 113 metros de diámetro y 37 de profundidad. Situada en la cuenca del Midway Geiser, en el maravilloso Parque Nacional de Yellowstone, genera 2.100 litros de agua a 70 ºC cada minuto.

Aunque sus colores verdes, amarilllos, naranjas y rojos te llamen la atención, ¡no te acerques demasiado! Podrías quemarte.

Pamukkale (Turquía)

Las terrazas Pamukkale son unas fuentes de agua termal cuyas piscinas son blancas como un muñeco de nieve, y el agua posee un intenso color azul turquesa. Su traducción es ‘Castillo de Algodón’, y viendo las fotografías, la verdad es que es un nombre bastante merecido.

Hveravellir (Islandia)

¿Un spa de lava? Sí, existe. En mitad del océano de lava de Kjalhraun se encuentra el área geotermal de Hveravellir. Su piscina geotérmica solo puede alojar a 20 personas, por lo que si tienes pensado visitarla tendrás que reservar con mucho tiempo de antelación. Pero no lo dudes, merece la pena la espera.

Temas

Planes

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Planes

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Sostenibilidad