X

Planes

12 escapadas para disfrutar de la naturaleza de Madrid y respirar a pleno pulmón

Los encierros perimetrales han sido más que molestos (si bien necesarios), pero también nos han ayudado a (re)descubrir nuestras provincias y todo lo que pueden ofrecer, como la naturaleza de Madrid.

Por Miriam Aguilar

5 de julio de 2021 / 10:15

Dicen, sobre todo aquellos que viven en el litoral mediterráneo, que a los madrileños nos gusta más la playa que a un tonto un lápiz y que, de hecho, se notó mucho nuestro encierro perimetral en cuanto a aglomeraciones en las carreteras se refiere. Y tienen toda la razón: ahora que podemos satisfacer nuestras ganas de viajar, terminado el estado de alarma, las playas se han convertido en uno de los destinos preferidos de los que poblamos el interior.

Lo cierto es que muchas veces olvidamos que en Madrid también contamos con una inmensa variedad de parajes que quizás ni conozcas. O sí, porque han sido muchos los meses de limitaciones y al final una visita a la naturaleza para hacer senderismo o simplemente respirar el aire puro de la sierra era un plan más que necesario para nuestra salud mental. 

Y si bien hemos podido echar de menos el mar, en la Comunidad de Madrid tenemos ríos, pantanos y piscinas naturales que no se quedan atrás y no están muy lejos de casa. La Sierra de Guadarrama, el Bosque de la Herrería o la montaña de Peñalara son lugares a explorar, con o sin pandemia presente. Los madrileños hemos recuperado más que nunca nuestras rutas verdes, nuestras áreas de baño y nuestras zonas de picnic. Espacios antes frecuentados sobre todo por senderistas, campistas y en general amantes de la naturaleza y desde los cierres, por necesidad, abiertos a la llegada masiva de quienes veían en este plan una escapada (y escapatoria) imprescindible.

Puede que mucha gente venga a Madrid por su propuesta de ocio o sus rincones históricos, pero lo cierto es que la capital y sus alrededores albergan un sinfín de paisajes perfectos para la desconexión. Vengas de donde vengas, si te gusta la naturaleza, no dejes de visitar los siguientes lugares:

1. Ruta de los puentes

En el Valle de Lozoya se halla la popular Ruta de los puentes, una preciosa y sorprendente ruta en la que la naturaleza y arquitectura se combinan a la perfección. Puedes comenzar el recorrido en Gargantilla de Lozoya y seguir por los puentes de Canencia, Congosto, Cadenas, Matafrailes… Aunque más alejado, el puente de la Angostura es uno de los más bonitos de la zona y merece la pena la visita. Antes de emprender el viaje, no te olvides de consultar los avisos del Parque Nacional de Guadarrama por si hubiera cortes en alguno de sus tramos.

2. Hayedo de Montejo

Como su nombre indica, se trata de un bosque de hayas que se encuentra en las laderas de la sierra de Ayllón. Cuenta con más de 250 hectáreas y es uno de los más interesantes e investigados de la península Ibérica. Y es que este tipo de bosques, más propios de Centroeuropa, ha conseguido mantenerse desde la era postglacial gracias a su perfecta ubicaciónm, que crea un microclima ideal para estos árboles. Su belleza siempre atrajo a muchos amantes de la naturaleza, así que para protegerlo tuvieron que restringir las visitas, ahora organizadas con guía por el centro de recursos de la Sierra del Rincón. No te pierdas uno de los paseos más bonitos de Madrid, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2017.

3. Cascada del Charco del Hervidero

No muchos conocen este paraje casi de cuento que discurre en torno al río Guadalix. Desde la población de San Agustín a la cascada hay 5 kilómetros escasos, dispuestos en una ruta que cruza varios puentes de madera y ofrece vistas preciosas. El río ofrece diversos saltos en su recorrido, si bien el más espectacular es el del Charco del Hervidero, al que podemos acceder a través de una escalera de piedra, algo difícil de transitar. La primavera es el mejor momento para visitarlo, cuando se encuentra en su momento más álgido.

4. Cárcavas de Valdepeñas de la Sierra

Un enclave que parece sacado de otro planeta. ¿Tatooine, quizás? La erosión milenaria de estas montañas situadas en la Sierra de Ayllón creó un paisaje impresionante reconocido por su color rojo oscuro y sus extraordinarias formas rocosas. Las rutas para verlas en todo su esplendor salen de la presa de El Pontón de la Oliva, en el municipio de Patones. Olivos y arroyos salpican las estructuras angulosas y prominentes surcos que dibujó el agua en su periplo por estas tierras arcillosas y, realmente, mágicas.

5. Embalse de El Atazar

No muy lejos del Pontón de la Oliva se encuentra el embalse más grande de la Comunidad de Madrid, que mantiene a buen recuado más del 50% de agua de la región. El azul del agua contrasta con las verdes lomas que le rodean, creando un paisaje inusitado dentro de la región. Senderismo y tranquilidad son los planes que ofrece este territorio poco conocido y con mucho que ofrecer. ¿Te animas?

6. Alameda del Valle y embalse de la Pinilla

Este pueblecito encantador situado en medio de un paraje natural forma parte del Camino Natural Valle del Lozoya, amplio y perfectamente señalizado. Aunque existen distintas rutas desde la zona, os recomendamos comenzar con un paseo por Alameda con parada obligatoria en la ermita de Santa Ana, seguir hasta el vecino pueblo de Pinilla del Valle y acercarnos hasta la orilla de su tranquilo embalse (en la imagen), rodeado de verdes montañas. Si hay ganas de más, el Camino Natural cuenta con una distancia de 32 kilómetros, con paradas como La Garganta de los Montes, Lozoya o El Cuadrón. Una ruta sin grandes complejidades, con paisajes preciosos y visitas a los pueblos más míticos de la sierra, ideales para tomarse un descanso (y lo que pida el cuerpo) en alguna de sus terrazas.

7. Peñalara

Es la montaña más famosa de la Sierra de Guadarrama, muy frecuentada por excursionistas debido a la facilidad de su recorrido. Sus 2428 metros hacen de ella la montaña más alta del sistema montañoso del mismo nombre. Merece la pena subir hasta su cumbre, que ofrece unas vistas espectaculares, y ver la pequeña capilla dedicada a la Virgen María, desde donde salen varias rutas. En el camino encontrarás desde bosques de pino silvestres y praderas alpinas hasta lagunas (en la ladera este) y matorrales de alta montaña.

8. Rascafría

Situado en el Valle Alto de Lozoya, es uno de los pueblos más conocidos de la zona gracias al Monasterio de El Paular. Lo cierto es que toda su área circundante es absolutamente maravillosa. Pensando en su nombre, nos podemos hacer una idea del clima. De hecho, Rascafría procede de las “rocas frías” y nevadas de Peñalara, que se ven desde el municipio. Y, aunque los inviernos son fríos, las temperaturas no bajan de los -10 grados. Los veranos son templados e invitan al baño en alguna de sus piscinas naturales (eso sí, de agua fresquita). El paisaje, que discurre entre prados, pinares y bosques de robles, hace de esta una ruta ideal para hacer senderismo. La Peña Cueva de la Mora es uno de sus principales atractivos y bien merece la visita. Otro enclave a destacar es el Valle de la Angostura, que comienza en el arroyo del mismo nombre y origen del río Lozoya y cuyo curso nos sorprende con pozas y saltos de agua espectaculares, como el de la Presa del Pradillo.

9. Cenicientos

Uno de los parajes naturales más desconocidos de la Comunidad de Madrid se encuentra en los alrededores de Cenicientos, cuna del río Tiétar. Aquí se refugian especies protegidas como el águila imperial y el buitre negro, que sobrevuelan enebros, robles y viñedos. Desde el pueblo salen varias rutas hacia Peña Grande y Peña Chica que por su situación cercana a la Sierra de Gredos han acogido el nombre del “Gredos de Madrid”. Caminar por sus senderos respirando su aire limpio y hacer una parada bajo alguno de sus árboles para desconectar es una de las mejores experiencias que puedes tener cerca de Madrid. Y terminar la escapada con un buen vino de estas tierras es el broche perfecto.

10. Pelayos de la Presa

Es más que conocido el Pantano de San Juan o, lo que es lo mismo, la “playa de Madrid”. Pelayos de la Presa es el pueblo más cercano a esta zona, que ofrece mucho más de lo que parece. Por ejemplo, el embalse de Picadas, que permite el piragüismo y la pesca deportiva, aunque no el baño. El secreto mejor guardado de este entorno es la ruta por la que pasaba el ferrocarril del Tiétar, llamado “tren del olvido”, que dejó a su paso un sendero ideal para hacer senderismo o recorrer en bicicleta. El paisaje recuerda a Gredos o incluso a Monfragüe, con todos esos buitres negros (especie muy amenazada) sobrevolando el lugar. La tranquilidad ronda este camino, alejado del bullicio de San Juan. Por cierto, por si quieres acercarte y darte un baño, ahora mismo solo lo podrás disfrutar si eres de San Martín de Valdeiglesias, estás federado o realizas alguna de las actividades de sus clubs naúticos.

11. Bosque de la Herrería

Lugar mágico donde los haya, este frondoso bosque de cuento regala preciosas rutas de senderismo a través de sus robles, fresnos, encinas, arces y cerezos… Supone una buenísima idea como complemento a la visita del Monasterio de El Escorial, ya que se encuentra justo al lado. Además de la espectacular naturaleza, puede que te encuentres con jabalíes, corzos y corzos (tenlo en cuenta y ten cuidado) y, sobrevolando el cielo, águilas reales, halcones peregrinos y buitres.

12. La Pedriza

Esta lista no podía terminar sin hacer referencia a una de las grandes visitas de Madrid: La Pedriza. Llamado así por su la forma de su paisaje, pedregoso e irregular, guarda preciosos arroyos cercados por paredes de piedra y riscos espectaculares. Se trata de un enclave muy especial, en plena Sierra de Guadarrama, con vistas maravillosas, sobre todo para quienes practiquen escalada y consigan llegar a lo más alto. De hecho, existen más de mil vías de escalada de diferente dificultad. La jara, el piorno y otros matorrales mediterráneos se esparcen entre las 3.200 hectáreas que ocupa este enclave de Manzanares el Real.

Temas

Medioambiente

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Medioambiente

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Sostenibilidad