X
Hacer tus mermeladas caseras es muy sencillo

Hacer tus mermeladas caseras es muy sencillo / Unsplash

ALIMENTACIÓN

Seis trucos para hacer tus propias mermeladas caseras

Elaborar tus propias mermeladas caseras puede ser una opción muy saludable. Solo tienes que seguir estas recomendaciones y disfrutarás de un producto natural libre de aditivos

Por FÁTIMA CRUZ

14 de noviembre de 2022 / 18:51

Hay tradiciones que se van perdiendo, como cuando veíamos a nuestras abuelas hacer mermelada en casa y guardarla para varios meses. Debes saber que elaborar tus propias mermeladas caseras puede ser una opción muy saludable. Sólo tienes que seguir estas recomendaciones y disfrutarás de un producto natural libre de aditivos para consumir como más te guste a lo largo de todo el año.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Es importante esterilizar los botes antes de hacer tu mermelada casera
Es importante esterilizar los botes antes de hacer tu mermelada casera / Unsplash

1. Esteriliza los botes

Antes de comenzar debes esterilizar los botes para la mermelada poniéndolos en una olla con agua hirviendo durante unos 15 minutos. Al final, una vez llenos y cerrados, tendrás que ponerlos al baño maría durante 20 minutos.

2. Ojo con el azúcar

La cantidad de azúcar en la mermelada no debería superar el 30% del total del peso de la fruta. Cuanto menos azúcar, eso sí, más te costará espesarla. Para solucionarlo puedes utilizar pectina en polvo o agar-agar.

3. Mejor si la fruta es ecológica

Lo ideal es que para fabricar tus mermeladas caseras utilices fruta ecológica. Si es así, puedes añadirla con su piel, que además aporta aroma y nutrientes, además de consistencia. Si, por el contrario, no es fruta ecológica, es recomendable pelarla antes de añadirla ya que en la piel puede haber restos de aditivos. Mejor siempre elegir fruta de temporada.

4. Especias aromatizantes

Existen en el mercado especias como la vainilla, la canela o el jengibre que ayudarán a darle sabor a la mermelada. Prueba tus propias combinaciones, como si de un laboratorio culinario se tratase.

5. Mermeladas en crudo

Las mermeladas crudas son un recurso muy utilizado, principalmente en los meses de calor. Son rápidas de elaborar y conservan todas sus vitaminas, nutrientes y antioxidantes. Se hacen sin cocer los ingredientes, solamente triturando la fruta. Para espesar se puede añadir chía o semillas de lino.

6. Endulzantes

Si eres una persona muy golosa y no puedes prescindir del azúcar, prueba a añadir algún endulzarte, como la estevia o el eritritol. De esta forma tendrán un sabor dulce pero sin elevar los niveles de azúcar en sangre.

Ideas de recetas para hacer tu mermelada casera

Mermelada de calabaza y naranja

Esta receta de @lareposteriademiquel es perfecta para el otoño, con dos ingredientes clave como la calabaza y la naranja.

Ingredientes:

  • 1kg de calabaza (sin cáscara ni semillas)
  • 300 gr de azúcar
  • 3 naranjas enteras sin piel
  • El zumo y la piel de una naranja
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Media cucharadita de nuez moscada

Elaboración:

  • Cortar la calabaza en trozos pequeños
  • Verter la calabaza en una cacerola grande, junto con el azúcar, y poner a fuego medio. Remover de vez en cuando durante los primeros 15 minutos
  • Bajar el fuego y añadir las tres naranjas (peladas y cortadas en trozos pequeños), el zumo de la otra naranja, la canela y la nuez moscada
  • Remover durante unos 30 minutos hasta que la calabaza se deshaga sin esfuerzo

Truco:

Para comprobar que el envasado al vacío se haya hecho correctamente, después de poner los tarros cerrados al baño maría durante unos 20 minutos, hay que dejarlos enfriar. Si hacemos presión con los dedos sobre la tapa del tarro y ésta se hunde, es que no se ha hecho el vacío.

Mermelada de higos sin azúcar

Esta receta de @myhealthybites es súper fácil de preparar y está riquísima.

Ingredientes:

  • 300 g de higos frescos ecológicos
  • 80 ml de agua
  • 1/4 cucharadita de jengibre en polvo (o más si os gusta)
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 2 dátiles Medjool
  • La ralladura de 1/2 limón y 2 cucharaditas de su zumo

Elaboración:

  • Lavar los higos y quitarles el tallo. Luego, cortarlos a cuartos
  • En una olla pequeña, colocar los higos, el agua, las especias y la ralladura y el zumo de limón
  • Deshuesar los dátiles y cortarlos a pedacitos bien pequeñitos. Agregar a la olla y remover bien con el resto de los ingredientes
  • Cuando la mezcla empiece a hervir, tapar la olla y cocinar 30-35 minutos a fuego lento. Mezclar de vez en cuando para evitar que se pegue
  • Pasado este tiempo, apagar el fuego y dejar enfriar 10-15 minutos para que se atempere
  • Guardar en un tarro de cristal en la nevera

Con la cocción, los higos se irán deshaciendo. No obstante, es normal que quede algún trozo más entero. Pero, si lo prefieres, lo puedes triturar con la batidora antes de guardar en la nevera.

Consejo:

Dejar enfriar completamente en la nevera durante unas horas antes de comerla ¡Fría está mucho más rica! Puedes utilizarla para rellenar crepes, tortitas o pasteles saludables.

Temas

NutriciónRecetas

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Recetas

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Recetas

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible