Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X
Beneficios de los germinados para la salud.

Los germinados tienen unas propiedades saludables sorprendentes. Descúbrelas en Welife. / Pexels

Salud y nutrición

Qué son los famosos germinados y por qué deberías incluirlos en tu dieta

Seguro que has oído hablar de ellos y los habrás visto en muchos supermercados y tiendas de alimentación pero ¿son tan saludables como parecen? Te lo contamos todo acerca de los germinados.

Por Tamara Izquierdo

28 de junio de 2022 / 11:19

Hacer ejercicio de forma habitual, alimentarse de forma saludable y dormir bien, son las tres patas fundamentales para mantener una buena salud, teniendo así un cuerpo y una mente más sanos. Tener una microbiota sana se ha convertido en uno de los objetivos de todo healthy lover y, para ello, alimentos saludables tan populares como los germinados son ya una prioridad.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

¿Qué son los germinados?

Los germinados son básicamente semillas que germinan en tallos, brotes y pequeñas hojas comestibles. Son plantas muy jóvenes que cuentan con un alto valor nutricional. Podemos encontrar en tiendas (o hacerlos en casa) diferentes tipos de germinados: lentejas, rabanitos, garbanzos, calabaza, sésamo, guisantes…

De un tiempo a esta parte se ha encumbrado a los germinados como la panacea para la salud. ¿A qué se debe este boom de los germinados? Sandra Sadler, higienista nutricional, nos explica más acerca de la razón del interés actual hacia los germinados: “Los germinados son de una importancia vital para nuestra dieta diaria Pertenecen a uno de los 4 grupos de alimentos llamados BIOGéNICOS, es decir alimentos vivos con una capacidad bioquímica optima para engendrar la vida celular, movilizando la fuerza de la vida. ¡Es el alimento vivo por excelencia!” apunta la experta.

¿Qué aportan los germinados a nuestra salud?

¿Son realmente tan saludables los germinados o son una moda pasajera? Sandra Sadler despeja todas las dudas: “Los germinados aportan nutrientes y compuestos vegetales, vitaminas (vitamina C y K), minerales (magnesio, fósforo, potasio, manganeso), proteína, fibra y por supuesto antioxidantes. Estos componentes vitales ayudaran a potenciar nuestro sistema de defensa. Además, suelen ser más fáciles de digerir y no tienen muchas calorías por lo que son muy aconsejables para deportistas, niños, personas enfermas, tercera edad, etc… para todo el mundo que quiera vivir en buenas condiciones físicas y mentales ¡porque aportan vida!”. 

¿Existe diferencia entre brotes y germinados? Por lo visto es una cuestión de la fase de crecimiento de la semilla pero nutricionalmente tienen un valor similar. Sadler explica que “son la misma planta pero en un estado diferente de crecimiento. Algunos germinados son más suaves al gusto, más tiernos o mas apetecibles a la vista según su estado de crecimiento.Yo aconsejo probar y dejar el cuerpo que elija, el aporte nutritivo será el mismo”.

Beneficios de los germinados para la salud.
Los germinados tienen un increíble valor nutricional. / Pexels

Un alimento medicina

Los germinados se han ganado el apelativo de alimento medicina gracias a sus fantásticas propiedades. No solo aportan unos nutrientes esenciales sino que, además, combaten muchas dolencias y ayudan a reequilibrar el organismo. Así nos lo explica la higienista nutricional Sandra Sadler: “Se ha estudiado también que los germinados (como los del brocoli o la col) pueden, en cierta medida, ayudar a combatir el cáncer. Como la célula cancerígena es una célula que ha perdido su equilibrio intra celular y ha mutado, el aporte de alimento vivo ayudara a restablecer ese desequilibrio. Conllevan una sustancia que se llama sulforafano que posee una propiedad antimicrobiano y anticarcinogénica. Ayudan también para mejorar el estreñimiento, la presión arterial, regular el nivel de azúcar, la menopausia, etc..”.

A las preguntas ¿son todos los germinados igual de sanos para todo el mundo? ¿Cómo sabemos cuál es el adecuado en nuestro caso? La experta responde y nos da las claves: “Hay algunos germinados que tienen sabores mas fuertes. Siempre aconsejo seguir las pistas que nos da nuestro cuerpo, observar y respetar nuestros gustos. El sabor del germinado X que nos apetece, que nos gusta, será el que nuestro organismo necesita. El cuerpo es sabio pero nuestra mente a veces, por consejos de terceras personas, nos obliga a consumir ciertos alimentos porque se ha dicho que era bueno para la salud, pero no nos olvidemos de que el organismo sabe perfectamente lo que le hace falta. Entonces, por favor, confía en él y no dejemos que la mente lo controle todo, porque a ves es perjudicial”. Así que, ya sabes, ¡haz caso a tu intuición y escúchate más!

Cómo podemos cultivar nuestros propios germinados en casa

Para germinar semillas en casa hay que ser muy estricto con la higiene para no tener problemas con bacterias que puedan ser nocivas. Sadler nos cuenta que “no hay un germinado que sea perjudicial para nuestra salud pero cuando se germinan unas semillas, de una legumbre o un grano de arroz por ejemplo, se recomienda tener mucho cuidado porque se pueden generar una serie de bacterias perjudiciales para el cuerpo. Puede aparecer moho, y en ese caso yo siempre aconsejo tirar el conjunto y volver a empezar. Dependerá de la elaboración, del cuidado, del método que utilice, de los tipos de utensilios… Como en todo hay un aprendizaje y es importante seguir los pasos que los expertos aconsejen”.

Utiliza semillas de huerto específicas para germinados. Lávalas y ponlas a remojo durante unas 8 a 12 horas en un recipiente tapado por una gasa o trapo colocado en un lugar oscuro y cálido. Utiliza un frasco de conserva de cristal, un plato o una bandeja germinadora si quieres hacerlo al estilo profesional. Consulta siempre cuál sería el mejor método para las semillas que elijas. Coloca tu recipiente en un lugar cálido donde obtenga luz indirecta y ve cambiando el agua diariamente, lo ideal es aclarar las semillas con agua tibia dos veces al día. Mucha paciencia y a esperar a que tus semillas germinen. 

¿Cómo sabes que están listos tus germinados? Sadler nos explica que “una semilla activada con agua, calor y luz germina, y podemos comerlo en ese primer estado. Después del tallo del germen aparece el brote y después pequeñas hojas. Lo importante es comerlo en el estado que más te guste sin que el germinado sobrepase los 2 o 4 cm de longitud para que todos sus nutrientes sean óptimos”.

Puedes incluir tus germinados, propios o adquiridos en la tienda, en sándwiches, ensaladas, como topping en cremas de verduras, tortillas, guisos… son deliciosos y te van a aportar muchos nutrientes y mucha vida. A partir de ahora tienes muchas razones de peso para enamorarte de los germinados. ¡Enjoy!

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta