X

@Unsplash

Natación

8 beneficios de la natación para nuestro cuerpo y nuestra mente

Al ser un ejercicio aeróbico, la natación es uno de los deportes más completos que existen implicando hasta dos tercios de los músculos del cuerpo.

Por Diana Torres

13 de julio de 2021 / 16:38

Practicar natación puede aportarnos un sinfín de beneficios tanto mental como físicamente. Al ser un ejercicio aeróbico de baja intensidad, se trata de uno de los deportas más completos que existen. Y no es para menos, ya que en él se ven implicados hasta dos tercios de los músculos del cuerpo y se potencian capacidades como la flexibilidad, la fuerza o la resistencia, entre muchas otras.

Por si fuera poco, la natación puede practicarse a cualquier edad ya que podremos ver sus frutos en nuestro cuerpo tanto a medio como a largo plazo. De hecho, es totalmente adaptable tanto como para principiantes como para expertos, y podemos disfrutar de él en todos los campos: desde piscinas hasta aguas abiertas.

Natación
@Unsplash

Ahora que las altas temperaturas han llegado, la natación se alza como una de las actividades que más llaman la atención. Y si estás pensando en dar comienzo a una vida mucho más fitness y aún no sabes por qué deporte decantarte este verano, la natación podría ser tu solución. Y es que además de ser beneficiosa para prácticamente todo el cuerpo, practicarla puede resultarnos mucho más liviano que cualquier otro tipo de ejercicio físico. ¿Quieres saber las grandes ventajas que te conllevará hacer natación? Te las contamos.

Beneficios de la natación:

1. Ayuda a quemar grasas 

Aunque se puede practicar a varias intensidades, si realizamos natación correctamente estaremos llegando a quemar entre 500 y 600 calorías por hora. Sin duda, es el deporte ideal y rutinario para quienes quieren perder peso.

2. Nos da una mayor flexibilidad y elasticidad 

Como hemos dicho antes, nadar hace que utilicemos una gran parte de los músculos de nuestro cuerpo, ubicados tanto en el tren superior como en el inferior, en el tronco e incluso en la cabeza. Esto provoca que las articulaciones se flexibilicen y los músculos se tonifiquen, especialmente los que están ubicados en la espalda. Por ello, es totalmente recomendable para quienes sufren hernias, problemas de caderas, lumbalgias o escoliosis.

3. Combate enfermedades crónicas como el asma, la diabetes o el colesterol 

La natación es un ejercicio aeróbico de intensidad baja, por lo que suele desarrollarse en periodos de tiempo más largos. Esto hace que se reduzcan los niveles de colesterol en sangre y se produzca una mayor sensibilidad a la insulina, reduciéndose así la glucosa en sangre. 

4. Bajo impacto en huesos y articulaciones

Al contrario que en otros deportes en los que el cuerpo recibe el impacto del asfalto u otras superficies duras, en la natación el cuerpo se sumerge en el agua y por el principio de la flotabilidad parece que “pesa menos”, lo que hace que las articulaciones se desgasten menos, se preserven mejor y haya menos riesgos por lesión.

5. Mejora nuestro sistema respiratorio

Para disfrutar plenamente de la natación como deporte y de sus beneficios, primero tendremos que aprender a respirar correctamente. Además, con cada brazada y con cada toma de aire estaremos favoreciendo al sistema respiratorio y aumentando nuestra capacidad pulmonar sin apenas darnos cuenta.

 6. Aporta beneficios cardiorespiratorios

Este deporte mejora el consumo de oxígeno hasta un 10% y hace que le corazón impulse la sangre hasta un 18% más. Ambos factores hacen que la circulación de la sangre por el cuerpo sea mucho mejor y que disminuya la frecuencia cardiaca. Además, al ser un ejercicio respiratorio también aumentará la resistencia cardiorespiratoria consigo.

7. Es bueno para las neuronas y para el sistema cognitivo

Cuando nadamos estamos poniendo en marcha los dos hemisferios cerebrales y los cuatro lóbulos, lo que conlleva a una mayor cognición. También se producen enlaces neuronales mientras practicamos natación y una mayor activación del cerebro, ya que recibe más oxígeno.

8. Favorece a nuestra psicología

Cuando nos sumergimos en el agua, nos concentramos únicamente en la respiración, lo que hace que en nuestro cuerpo se produzca una sensación instantánea de relajación, reduciéndose a su vez la sensación de estrés y mejorándose los síntomas de depresión. Además, la práctica de este deporte hace que se liberen endorfinas, sustancias que potencian una actitud positiva y provocan en la persona una sensación de bienestar y liberación de tensiones.

Otra opción en el agua: Aquagym

No cabe duda de que decidirnos por lanzarnos al agua y darnos un chapuzón puede traernos grandes beneficios a nuestra vida. Pero si lo de nadar no termina de convencerte del todo, existen otros deportes similares a la natación que podrás también practicar dentro del agua y que están a la orden del día.

Aquagym
@Getty

Uno de ellos es el Aquagym. Practicado en piscinas y centros deportivos de varios rincones de nuestro país, este deporte se está extendiendo a gran velocidad y ya es conocido como fitness acuático. Es lo más parecido al aerobic, pero en este caso en un entorno de lo más especial, ya que debe practicarse en un medio acuático. Además de contar con los beneficios mencionados anteriormente, es ideal para personas de la tercera edad, mujeres embarazadas o personas con sobrepeso o que carecen de mucha forma física. Tal vez esta sea la mejor (y más divertida) opción antes de lanzarte a hacer natación.

Temas

EntrenamientoVida Saludable

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Cuerpo

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Cuerpo