X

@Unsplash

Mente

Propósitos de Año Nuevo: 10 reflexiones de psicólogo que pondrán tu cabeza en orden

Puede que durante las uvas lo tengas muy claro, o que en tu cabeza albergues un sinfín de vagas ideas acerca de lo que quieres conseguir este año. Esto es lo que te recomienda un experto.

Por Miriam Aguilar

30 de diciembre de 2021 / 17:10

Si eres de los que hace uso del mes de diciembre para hacer acopio de reflexiones y no tanto de compras, seguramente tendrías claros tus propósitos para 2022 mucho antes de que el 21 acabe. Incluso puede que los hayas puesto por escrito, lo cual ayuda mucho a poder cumplirlos. En este artículo te dábamos 5 trucos para conseguirlo.

Sin embargo, no todos hemos encontrado ese tiempo, o no sabemos muy bien por dónde empezar a plantearnos las respuestas a una pregunta clave: ¿Qué haré este año para estar y sentirme mejor? Para resolver cualquier duda que pueda surgir, Joaquín Mateu, doctor en Psicología Clínica y de la Salud y docente de la Universidad Internacional de Valencia – VIU nos ha dado su decálogo de propósitos y recomendaciones para el año nuevo. ¿Qué tal si echamos un vistazo hacia nuestros adentros?

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

10 ideas a tener en cuenta de cara a mejorar (y cumplir) tus propósitos

  1. No es que haya que esperar a fin de año para hacer una revisión o un cambio de nuestra vida, pero sí es cierto que para algunas personas, el fin de un ciclo (un año) conlleva cierto valor simbólico de calado emocional que les hace reflexionar sobre su pasado. Aprovecha el momento y mira un poco hacia atrás. ¿Qué es aquello que te gustaría cambiar sí o sí?
  2. Existe un espacio (a veces un abismo) entre lo que queremos hacer y lo que realmente hacemos. Tener proyecciones para el año entrante ayuda a calmar nuestra mente, ya que pensamos con entusiasmo y positividad que podremos conseguirlo. De esta forma nuestras disonancias cognitivas se relajan, esto es: nuestras contradicciones (naturales) entre lo que consideramos adecuado y lo que realmente hacemos en el día a día.
  3. Pensar en grandes logros puede estar bien, pero mucho mejor si los vamos descomponiendo en partes más pequeñas que nos acerquen poco a poco a esa gran finalidad. Los objetivos grandes requieren mucho tiempo y esfuerzo y corremos el riesgo de agotarnos antes de llegar al final del camino. Mantener la motivación es clave para cumplir nuestros propósitos. 
  4. Seamos flexibles: la mayor parte de los cambios de hábitos requieren un esfuerzo al que no estamos acostumbrados, cosa que nos puede generar cierto estrés. Para evitarlo, haz cambios poco a poco en tus rutinas cotidianas y ten en cuenta que te irás adaptando. Van a llegar tentaciones que te pedirán que cedas ante la costumbre, pero si te mantienes fuerte, podrás conseguirlo.
  5. Mira a tu interior. Sólo podrás conseguir lo que realmente deseas y es personalmente significativo para ti. Lo que digan o impongan los demás no debería ser uno de tus alicientes para el cambio. Busca lo que realmente te llena y te motiva a ti. Debemos dedicarnos tiempo a nosotros mismos para saber si los cimientos sobre los que se construye nuestra vida son saludables o no.
  6. Para que un propósito llegue a cumplirse hay que pasar de las ideas a los hechos y palabras. Si no hay acción no hay cambio; de nada sirve quedarte esperando que la situación cambie. Hay que ser proactivos y llevar lo cognitivo a lo conductual. Propicia el entorno adecuado para que te sea más fácil y resiste a las circunstancias externas que puedan surgir, incluyendo la vocecita de tu cabeza que prefiere quedarse en su zona de confort.
  7. El cambio es mucho más probable cuando la motivación que subyace a él es interna. La aprobación de los demás o un incentivo externo puede ser un disparador puntual de motivación, pero el verdadero motor ha de salir de uno mismo.  En este sentido, se suele hablar de «profecía autocumplida»: cuando confiamos de verdad en que podemos hacer algo que va a mejorar de forma relevante nuestra vida, nuestras acciones irán encaminadas a que se cumpla.
  8. La vida no es un camino en línea recta: tiene subidas y bajadas, aciertos y equivocaciones. Tener una actitud comprensiva y paciente siempre ayudará a aceptar lo que podemos y lo que no podemos hacer. Lo que hemos conseguido y lo que está por cumplir, sin castigarse o culparse si no se ha conseguido. Como seres humanos, erramos. Ser muy disciplinados nos puede generar frustración y lesionar nuestra autoimagen. Reconocer nuestras imperfecciones nos ayudará a crecer personalmente y seguir el camino, aunque a veces nos salgamos.
  9. «Las dificultades impuestas por la actual situación de crisis sanitaria han podido oscurecer nuestra capacidad de proyectarnos hacia el futuro y de construir horizontes optimistas para nuestra existencia», dice Mateu. Si te ves más pesimista de lo normal o no tienes muchas ganas de hacer nada, quizás deberías plantearte consultar a un profesional. Para mucha gente, pedir ayuda no es fácil, pero a todos nos viene bien hablar de nuestros miedos y temores y tener una perspectiva nueva que nos permita superarlos y vivir en plenitud.
  10. Lo único constante en la vida es el cambio. Y no importa la edad o el momento que vivamos, una vida diferente y más feliz siempre es posible. Podemos cambiar de forma profunda y sustancial, si es lo que queremos.

Temas

Psicología

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOÍNDICE GLUCÉMICOEJERCICIOERRORES DE ALIMENTACIÓN

Otros temas de Mente

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOÍNDICE GLUCÉMICOEJERCICIOERRORES DE ALIMENTACIÓN

Otros temas de Mente