X
Fitoquímicos para qué sirven

@Unsplash

ALIMENTACIÓN

Fitoquímicos: qué son y cómo nos protegen de enfermedades como el cáncer

Los alimentos con fitoquímicos nos protegen de las amenazas contra nuestra salud. Te contamos dónde encontrarlos y cuáles son sus principales beneficios.

Por Andrea Verdejo

12 de febrero de 2022 / 19:37

Una alimentación saludable tiene consecuencias positivas tanto físicamente y a nivel estético como en el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Incluso, puede reducir nuestro nivel de estrés y, evitando el consumo de ‘comida basura’ podemos mejorar nuestro estado de ánimo. Además, sin duda, otro de los motivos por los que debemos apostar por una dieta equilibrada es la prevención de enfermedades, donde intervienen los fitoquímicos, también llamados fitonutrientes.

Puede que su nombre o su existencia todavía no sea conocida por todos. Sin embargo, los fitoquímicos que se encuentran de manera natural en los alimentos de origen vegetal ayudan a nuestro sistema inmunológico y nos defienden de posibles amenazas. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellos.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

¿Qué son los fitoquímicos?

Los fitoquímicos son compuestos producidos por las plantas que se encuentran en las frutas, las verduras, los granos y los frijoles. Las plantas los utilizan para protegerse de bacterias, virus u hongos entre otras amenazas. Al ingerir los alimentos que los contienen, obtenemos esa defensa extra.

Estas sustancias tienen una segunda función, pues son las encargadas de asignar el color, olor y sabor de los alimentos que las contienen. Así, sabemos que las frutas y verduras de colores llamativos y brillantes son aquellas que cuentan con una mayor concentración de fitoquímicos.

¿En qué se diferencian de los antioxidantes?

Teniendo en cuenta la explicación anterior y que los antioxidantes nos ayudan a retrasar el envejecimiento y a prevenir enfermedades, cabe preguntarse las diferencias entre ambos. Lo cierto es que la mayoría de los fitoquímicos se clasifican como antioxidantes, por lo que ejercen una acción preventiva y curativa en el organismo.

Sin embargo, la diferencia clave entre ambos es que la función principal de los antioxidantes es destruir o apagar los radicales libres en el entorno celular mientras que los fitoquímicos tienen también la función organoléptica anteriomente explicada: determinan las cualidades sensoriales de los alimentos que las contienen (como el color, olor y sabor).

¿Cuáles son sus principales beneficios?

A diferencia de otras sustancias como las proteínas, carbohidratos, grasas o vitaminas, los fitoquímicos no son esenciales para nuestro organismo, ya que no tienen una función energética ni nutricional. Sin embargo, los beneficios que presentan para la salud son numerosos e importantes, entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Refuerzan el sistema inmunológico.
  • Son antiinflamatorios. Esto tiene que ver con sus propiedades antioxidantes. Los fitoquímicos regulan e inhiben los genes involucrados en los procesos inflamatorios.
  • Ayudan a regular las hormonas. 
  • Son fáciles de incluir en nuestra dieta. Al estar presentes en frutas y verduras son esenciales en cualquier dieta saludable y muy sencillas de incorporar a nuestros platos.
  • Podrían reducir el riesgo de padecer cáncer. Distintas investigaciones han demostrado que los fitoquímicos ayudan a las células a detener y eliminar todos los cambios similares al cáncer. Algunos científicos sostienen que se podría reducir el riesgo de tener cáncer hasta un 40 % comiendo más verduras, frutas y otros alimentos vegetales.

¿Qué tipos de fitoquímicos existen?

Actualmente no se conocen todos los tipos de fitoquímicos que existen. Los expertos en nutrición calculan que se han identificado más de 4.000 diferentes, pero solo 150 se conocen en profundidad. Entre los más comunes podemos encontrar los siguientes:

  • Luteína y Zeaxantina: en este grupo se encuentran las espinacas y las acelgas y son beneficiosos para la salud ocular.
  • Carotenoides: se encuentran en calabazas, zanahorias, tomates y en el brócoli. Estos alimentos pueden frenar el crecimiento de las células cancerígenas, reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y reforzar el sistema inmunológico.
  • Antocianinas: la quinoa, el arroz negro y los frijoles los contienen. Ayudan a reducir la presión arterial.
  • Flavonoides: las manzanas, los cítricos y los cereales integrales son algunos de los alimentos que los contienen. Combaten la inflamación y ayudan a reducir el crecimiento de tumores.
  • Isotiocianatos: el brócoli y la coliflor son algunos ejemplos de alimentos que contienen este tipo de fitoquímicos que también nos protegen contra ciertos  tipos de cáncer y de enfermedades cardiovasculares.

Temas

NutriciónVida Saludable

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Alimentación

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Alimentación

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible