X
La vitamina E es buena para los pacientes con Alzheimer

La vitamina E previene la formación de radicales libres y neutraliza los ya existentes./ Unsplash.

SALUD Y NUTRICIÓN

Por qué si quieres luchar contra el envejecimiento y la inflamación, deberías estar tomando esta vitamina

Cuando conocemos los aportes nutricionales que nos dan los alimentos, somos capaces de tener una alimentación responsable, consciente y saludable. ¿Sabes todo lo que puede hacer por ti la vitamina E?

Por Mónica Heras

1 de julio de 2022 / 11:04

Las vitaminas, ese grupo de nutrientes que toda abuela recomienda que tomemos al más mínimo atisbo de cansancio y de las cuales, la mayoría, sabemos muy poco. Más allá de lo buena que es la vitamina C para la gripe, solemos perdernos en cuáles podríamos necesitar y en cómo notaríamos la carencia de alguna de ellas. Por ello, hoy toca hablar de una cargada de propiedades rejuvenecedoras, una de las más importantes para la piel, el pelo e, incluso, para la fortaleza de nuestros músculos: la vitamina E.

Es un antioxidante y mantiene el sistema inmunitario y metabólico en óptimas condiciones, además de que interviene en la salud ocular, en el funcionamiento del sistema cardiovascular y en prevenir enfermedades neurológicas. ¿Sabes todo lo que puede hacer por ti y cómo consumirla?

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Conociendo la vitamina E

La vitamina E es un nutriente esencial, lo que significa que nuestro cuerpo no es capaz de producirla y que, por lo tanto, debemos obtenerla a través de la alimentación. Lo más interesante es que actúa como un antioxidante en el cuerpo y juega un papel fundamental en la salud del cerebro, los ojos, el corazón, así como en la prevención de algunas enfermedades crónicas.

Pertenece a las vitaminas liposolubles, lo cual quiere decir que se disuelven en las grasas y los lípidos del organismo. Otro de los nombres con los que la puedes reconocer es el de tocoferol y a continuación te contamos todos los beneficios que aporta a nuestra salud.

La vitamina E es un magnífico antioxidante
La vitamina E combate el estrés oxidativo y la inflamación. / Unsplash.

Los beneficios más importantes de la vitamina E

Un magnífico antioxidante

La vitamina E combate el estrés oxidativo y la inflamación, principales causas del envejecimiento y de enfermedades y afecciones crónicas, como el cáncer, artritis y la pérdida de capacidades cognitivas. Esta vitamina previene la formación de radicales libres y neutraliza los ya existentes, reduciendo notablemente el deterioro de nuestro cuerpo.

Este artículo de 2018 en The Journals of Gerontology: Serie A, encontró un bajo nivel de esta vitamina en pacientes con enfermedad cardiovascular.

La vitamina E favorece la salud ocular

¿Sabías que los radicales libres también pueden dañar los ojos? Es por ello que la actividad antioxidante de la vitamina E puede ayudar a la prevención de la degeneración macular y las cataratas, dos de las enfermedades más típicas de la edad. Reduciendo reducir el estrés oxidativo en la retina, esta se puede reparar al igual que la córnea y la úvea.

Fortalece el sistema inmunológico

Las células inmunitarias dependen en gran medida de la estructura y la integridad de la membrana celular, y esta tiende a disminuir a medida que envejecemos. La vitamina E puede contribuir positivamente a prevenir el daño a las membranas de las células inmunitarias, previniendo el deterioro del sistema inmunitario asociado con la edad.

Una vitamina que combate la inflamación

Resulta que la suplementación con vitamina E, mejora los parámetros de inflamación hepática, así como los relacionados con el colesterol LDL y la glucosa en sangre.

La vitamina E: un arma contra el deterioro cognitivo

Se ha estudiado que el estrés oxidativo está muy relacionado a la enfermedades cognitivas como el Alzheimer, puesto que causa la muerte de las células neuronales. Si incluimos antioxidantes en nuestra dieta, como la vitamina E, estaríamos más protegidos, afirman los expertos.

Es buena para el corazón

Varias formas de vitamina E han demostrado un efecto inhibitorio sobre la peroxidación de lípidos, la reducción de la coagulación arterial y la producción de óxido nítrico que relaja los vasos. Esto indica que la vitamina E podría incidir positivamente en el riesgo de enfermedad coronaria.

Para la mujer

Por otro lado, también interviene en la fertilidad y se ha visto que puede ayudar a reducir los síntomas premenstruales (SPM), según este estudio de 2016 publicado en el Iranian Journal of Nursing and Midwifery. También se ha contrastado que es muy efectiva para tratar el dolor en mujeres con endometriosis.

¿Cómo consumir vitamina E?

Nuestro tracto digestivo necesita grasa para absorber la vitamina E, puesto que es una vitamina liposoluble. Debemos asegurarnos de incluir una fuente de grasa con cada vez que la tomemos en cualquiera de sus formas, aunque muchas de las fuentes ricas de vitamina E contienen grasa de forma natural.

Algunos de los alimentos más ricos en vitamina E son:

  • Aceite de germen de trigo: 1 cucharada tiene 20,3 mg
  • Semillas de girasol: 28 g tiene 7,4 mg
  • Almendras: 28 g tiene 6,8 mg
  • Avellanas: 28 g tiene 4 mg
  • Albaricoques secos: 1/2 taza tiene 3 mg
  • Mantequilla de maní: 2 cucharadas tiene 2,9 mg
  • Calabaza moscada: 1 taza tiene 2,6 mg
  • Aguacate: 1/2 aguacate tiene 2,1 mg
  • Cacahuetes: 28 g tiene 2 mg
  • Trucha arcoiris: 85 g tiene 2 mg
  • Espinacas: 1/2 taza tiene 2 mg
  • Acelga: 1/2 taza tiene 2 mg
  • Camarones: 28 g tiene 1.9 mg
  • Huevos: 2 huevos grandes tiene 1,9 mg
  • Espinacas cocidas: 1/2 taza tiene 1,9 mg
  • Aceite de oliva: 1 cucharada tiene 1,9 mg
  • Brócoli cocido: 1/2 taza tiene 1,2 mg
  • Kiwi: 1 fruta tiene 1,1 mg

¿Puede ser perjudicial?

La vitamina E está repleta de propiedades positivas para nuestro organismo, sin embargo, y aunque por lo general tenemos déficit de ella, un exceso puede ser perjudícale para la salud.

Según los expertos no debería ser motivo de preocupación consumir alimentos ricos en vitamina E, aunque si usamos suplementos alimenticios sí que deberíamos tener más cuidado puesto que, ingerir dosis elevadas interfiere con la absorción de la vitamina K y podría dar lugar a hemorragias, fatiga, náuseas, doble visión, dolor de cabeza o molestias musculares.

Por otro lado, se desaconseja tomar esta vitamina durante el embarazo o en periodos de lactancia, ya que dañaría al feto o al bebé. Consulta en e-lactancia para más información.

Temas

NutriciónVida Saludable

Otros temas de Alimentación

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Alimentación

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Alimentación

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible