Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X
comer flores

Comer flores puede tener beneficios para nuestro sistema inmune y aporta muchas vitaminas./ Unsplash.

Alimentación

Comer flores está de moda: todos los beneficios que te pueden aportar

Las flores protagonistas de tu jardín son ahora el ingrediente principal de tus platos, porque tienen beneficios antiinflamatorios y antibacterianos para nuestro organismo.

Por María Muñiz Marcelo

30 de enero de 2023 / 14:56

Cuando hablamos de flores, es inevitable que la cabeza no viaje hasta la primavera y, más concretamente, a un prado verde o a ese jardín en el campo al que nos encantaría retirarnos cuando llega el calor. Pero ahora también vamos a pensar en lo que tenemos para comer hoy. Y es que, todos pensábamos que las flores no eran más que meros elementos decorativos (aunque ya se sabe, todo lo que esté en el plato, debe poderse comer), pero ha quedado demostrado que son todo un súper alimento.

Beneficios de comer flores

Así lo confirman distintos expertos nutricionistas como Gema Cabañero, directora de I+D+i de la firma nutricosmética avanzada 180 The Concept: «Hay muchos cultivos comestibles, entre ellos algunas flores que, gracias a sus nutrientes, pueden aportar beneficios antiinflamatorios y antibacterianos a nuestro organismo«.

A esta afirmación, Paula Fernández, Directora de Nutrium, dietista – nutricionista, añade: «Sumar flores a nuestra comida no sólo la hace más atractiva y fresca a la vista, sino que también aporta sabores diversos a modo de sazonador, para aportar ciertos matices, e incluso, nutrientes como vitaminas del grupo A y B, betacarotenos, licopenos y otros componentes como polifenoles o fitoquímicos«. Además de «fibras, minerales y aminoácidos», como señala la experta de 180 The Concept.

Qué flores se pueden y deben comer

Pero no todas las flores valen. Entre todos los tipos que existen, ya no en el  mundo, sino en nuestro país, hay algunas que tienen mucho que aportar a nuestro organismo y son ellas las que no pueden faltar en nuestra dieta.

«Dependiendo del efecto que busquemos será más beneficioso que incluyamos unas flores u otras a nuestra dieta», señala Cabañero. «Por ejemplo, la lavanda tiene propiedades antiinflamatorias y es relajante natural. Otra flor reconocida por sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias es la rosa«, señala, incluyendo también los claveles o los pensamientos.

comer flores
Algunas flores como la lavanda, la manzanilla o los claveles tienen grandes beneficios para nuestro organismo./ Unsplash.

La experta hace hincapié en recomendar «la flor de la manzanilla por sus efectos relajantes; la flor del pensamiento, gracias a sus efectos depurativos y antiiflamatorios; o la flor de calabaza gracias a ser una fuente rica en calcio y constituir un aporte importante de Vitaminas como la A, C, B1, B2, B3 y B9. Otras de las flores más recomendadas son la flor de la equinácea, muy aconsejable para casos en los que queramos reforzar el sistema inmunitario por su potente poder antiviral».

A las de la doctora, la directora de Nutrium suma «las amapolas, perfectas para aromatizar vino o aceites; Caléndula, que se usa en fresco para ensaladas, dar aroma a sopas o postres; el Hibiscus, una flor tropical y preciosa de sabor dulzón y colores variados que se utiliza en platos de aves, pescados y ensaladas». Además, esta última tiene poderes digestivos y drenantes.

Beneficios de comer flores para el planeta

Comer flores no solo nos aporta cosas buenas a nosotros, sino también al planeta. Y es que, hemos encontrado una forma de alimentación nueva con la que se aprovechan los recursos naturales y a la vez se ahorra en otro tipo de alimentos por poder sustituirlos: «Al cultivar flores comestibles colaboramos en evitar el desperdicio de plástico, ya que plantamos nuestro propio alimento y, además, con su cultivo favorecemos la mejora de la calidad del aire«, explica Gema Cabañero.

Pero lo de comer flores no es nada nuevo: «Parece algo novedoso y de vanguardia, reservado a la alta cocina y pastelería, sin embargo el uso de flores para complementar una receta ya viene desde hace siglos con los romanos, ya que utilizaban las violetas en la elaboración de vinos; en lugares como México se empleaba la flor de calabaza; en la India adornaban los platos con pétalos de rosa. En general, es común ver las flores comestibles adornando ensaladas, tartas o platos salados, infinitas posibilidades para estas bellezas naturales», indica Fernández. Así que, ya no hay excusa para empezar a usarlas, porque ideas hay de sobra.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta