Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué comer burrata es la clave para metabolizar las grasas mejor y más rápido

X
dieta del huevo

La dieta del huevo está de moda para adelgazar pero tiene muchos riesgos./ Unsplash.

Dietas milagro

La dieta del huevo, a examen: por qué no debes hacerla aunque te prometa perder diez kilos en dos semanas

La dieta del huevo promete hacerte perder peso de manera fugaz, pero como toda dieta milagro que se hace viral tiene muchos más contras que cosas a su favor. De hecho, puede ser peligrosa.

Por María Muñiz Marcelo

14 de febrero de 2023 / 17:55

La última de las dietas que se ha puesto de moda no es otra que la dieta del huevo. En concreto, «se basa esencialmente en comer huevo en todas las comidas principales como única fuente de proteína. Además, es muy baja en hidratos de carbono, ya que se suprimen alimentos como cereales o legumbres», cuenta la nutricionista Paula Fernández, Directora de Nutrium, centro de nutrición y dietética. Este huevo debe tomarse cocido, es decir, es la dieta del huevo duro, así se suprime todo tipo de aceites que puedan interrumpir esa forma veloz de adelgazar.

La nutricionista norteamericana Arielle Chandler ha sido quien ha propuesto esta nueva dieta milagro, con la publicación de su libro La Dieta del Huevo Duro: una Forma Fácil y Rápida de Perder Peso. Para que se cumpla ella propone desayunar dos huevos duros y una pieza de fruta, en la comida otro con más proteínas pero nada de grasas y verduras bajas en hidratos de carbono y cenar lo mismo.

Según la autora, si eres constante, esta dieta promete hacer perder 1o kilos en dos semanas a quien se apunta a ella. Sí, suena a «dieta milagro» y a todo lo que ello conlleva, básicamente porque resulta muy atractiva por lo fácil que parece hacerla y conseguir objetivos. Vamos, el sacrificio es prácticamente nulo o al menos se va a tener que alargar poco en el tiempo, en comparación a lo rápido que vamos a adelgazar. Así que, hemos decidido llevarla a examen para que no perdamos detalle de la última moda.

Riesgos de la dieta del huevo

Lo primero que hemos querido saber es si la dieta del huevo, en algún caso, podría ser segura: «Podría llegar a serlo si conseguimos un equilibrio con la cantidad de proteína diaria y del resto de nutrientes. Se puede comer huevo a diario y ser saludable, sin embargo, una dieta será segura o sana dependiendo de todos los alimentos que se consumen en el día, no solo uno», señala la experta dietista.

Basándonos en esto, sí, tiene riesgos: «Como cualquier dieta milagro, si no se consumen los alimentos esenciales o se abusa de ciertos nutrientes, a corto plazo podemos sufrir problemas en el tránsito intestinal, hipoglucemias, dolores de cabeza… a largo plazo, podríamos llegar a desarrollar patologías renales, diabetes, pérdida de tono muscular…», señala la experta.

Y es que, aunque «no podemos generalizar sin conocer el resto de alimentos de la dieta, básicamente [la dieta del huevo] podría suponer un exceso de proteína (aumentando la carga renal) y un déficit de vitaminas, fibra…», etc. Es decir, en definitiva, generar un desequilibrio y muchas carencias.

En un primer momento podremos ver todos los resultados físicos que esperamos, pero a la larga esto puede afectar realmente a nuestro bienestar y a nuestro equilibrio vital, energía y rendimiento.

Por qué no hacer la dieta del huevo

Pero por si no fueran suficientes a nivel nutricional, Fernández nos da todavía más motivos de peso para no engancharnos a este tipo de dietas en general y a la del huevo en particular: «Sobre todo, porque el huevo no es lo que hace bajar peso, sino el hecho de evitar ciertos alimentos y bajar mucho el aporte calórico de la dieta«, apunta la nutricionista. Es decir, lo que hace adelgazar es no consumir las calorías y nutrientes que necesitamos a diario, o lo que es lo mismo, porque no se come correctamente.

Entre otras razones también se encuentra que «no es rica en vegetales, que son la base de una dieta saludable, tampoco lo es en fibra. Aporta gran cantidad de proteína, de calidad, pero en proporción desequilibrada. Se usa un único alimento como fuente proteica, lo que hará que se caiga en la monotonía, déficit de algunos nutrientes y no se puede mantener a largo plazo. Podemos ingerir pescados, lácteos, legumbres con la misma eficacia. Podemos basar nuestra dieta en verduras y frutas y bajar peso de una manera saludable», explica Paula Fernández.

En definitiva, la dieta del huevo no debería considerarse como una opción válida de alimentación, básicamente porque garantiza perder peso porque reduce considerablemente nuestra dieta. Suprime de nuestra alimentación productos que son básicos para llevar un estilo de vida saludable, con los déficits que esto supone en nuestro organismo tanto a largo como a corto plazo. Y, al final, si nos alimentásemos centrándonos en un solo alimento aunque no fue el huevo, ocurriría exactamente lo mismo y sería también un error. Es fundamental mantener una dieta equilibrada.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Harina de avenaComer las verduras primeroSuelo pélvico y menopausiaChakrasFeliz como un finlandés

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta