Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo ganar masa muscular a partir de los 50: esto es lo que dice la ciencia

X

El agua es fundamental para vivir, pero su papel para perder peso está en duda./ Foto: Pexels.

Cuerpo

Esto es lo que dice la ciencia de beber agua antes de las comidas para adelgazar

Seguro que has oído más de una vez el truco de que beber un vaso grande de agua antes de comer puede ayudarte a perder peso. Pero, ¿hay alguna evidencia científica que lo respalde, o es un mito más?

Por María Corisco

12 de marzo de 2024 / 13:00

De entre los muchos mitos y creencias que rodean la nutrición, los remedios para perder peso ganan por goleada. También abundan los relacionados con el agua: cuánta, a qué hora, de qué manera… Así que no es extraño que haya distintas ideas que relacionen ambos conceptos: beber agua para perder peso. Ahora bien, ¿qué dice la ciencia? ¿Es cierto que beber agua antes de las comidas nos ayuda a adelgazar?

El Dr. Robert H. Shmerling, ex jefe clínico de Reumatología del Centro Médico Beth Israel Deaconess (BIDMC) y profesor en la Facultad de Medicina de Harvard, ha analizado la evidencia científica detrás de cada uno de los mitos que relacionan la pérdida de peso con el beber agua antes de comer. Sus conclusiones pueden ayudar a entendernos la fiabilidad de este remedio.

Si te llenas con agua, te saciarás

Esta idea puede parecernos bastante lógica: puesto que el estómago tiene nervios que detectan la saciedad “y envían señales al cerebro de que es hora de dejar de comer, es presumible que beber antes de una comida podría enviar señales similares”.

Según explica el doctor Shmerling, hay algunos pequeños estudios pequeños que, a corto plazo, respaldan esta idea. Así, cita como ejemplo un trabajo en el que se vio que los mayores que bebían un vaso lleno de agua antes de las comidas tendían a comer menos que los que no lo hacían.

Otro estudio encontró que las personas que seguían una dieta baja en calorías y bebían más agua antes de las comidas tenían menos apetito y más pérdida de peso durante 12 semanas, que aquellos que seguían una dieta similar sin agua adicional. Pero ninguno de los estudios evaluó el impacto de beber más agua en la pérdida de peso a largo plazo”.

El agua que bebes quema calorías: no hay evidencia

La base de esta idea es que el agua que bebemos “debe calentarse hasta alcanzar la temperatura corporal, un proceso que requiere que el cuerpo gaste energía. La energía gastada en esto (llamada termogénesis) podría compensar las calorías de las comidas”.

Aunque estudios más antiguos sustentan esta explicación, “los estudios más recientes no encontraron evidencia de que beber agua quemara muchas calorías. Esto pone en duda la explicación de la termogénesis para la pérdida de peso inducida por el agua”.

No tienes hambre, sino sed

Según esta explicación, lo que ocurre es que, a veces, cuando vamos a la cocina y abrimos la nevera para picar algo, en realidad tenemos sed, no hambre. “Si ese es el caso, beber agua sin calorías puede evitarnos consumir calorías innecesarias y eso podría promover la pérdida de peso”.

La regulación de la sed y el hambre es compleja, señala el doctor Shmerling, y varía a lo largo de la vida de una persona. Por ejemplo, la sed puede disminuir en los adultos mayores.

“Pero no pude encontrar estudios convincentes en humanos que respalden la idea de que las personas que tienen sed malinterpretan la sensación de hambre, o que esta es la razón por la que beber agua podría ayudar a perder peso”.

Si estás bien hidratado, puedes entrenar mejor

Es cierto que la deshidratación es enemiga del deporte, pues puede provocar fatiga muscular, calambres y agotamiento por calor, y por eso se suele “recomendar hidratación adicional antes del ejercicio, especialmente para los atletas de élite que hacen ejercicio en ambientes cálidos”.

“Para la mayoría de las personas, hidratarse antes de hacer ejercicio parece innecesario y no pude encontrar estudios que examinen específicamente el papel de la hidratación en la pérdida de peso relacionada con el ejercicio”.

Quemar grasa requiere agua

La deshidratación afecta la capacidad del cuerpo para descomponer la grasa como combustible. “Entonces, tal vez beber más agua fomente la degradación de grasas y, eventualmente, la pérdida de peso”.

“Aunque algunos estudios en animales respaldan la idea, no pude encontrar evidencia convincente de estudios en humanos de que beber más agua ayude a quemar grasa como medio para perder el exceso de peso”.

Si bebes agua, no tomas bebidas altas en calorías

Parece evidente que si una persona sustituye las bebidas azucaradas por agua puede beneficiarse con el tiempo de una reducción en el peso.

Una reducción drástica en la ingesta de calorías mediante la sustitución de bebidas altas en calorías por agua “ciertamente podría conducir a una pérdida de peso a largo plazo. Si bien es difícil diseñar un estudio para demostrar esto, la evidencia indirecta sugiere un vínculo entre la sustitución de bebidas altas en calorías por agua y la pérdida de peso. Aún así, así como las dietas que restringen las calorías son difíciles de seguir a largo plazo, seguir un plan de sólo agua puede ser más fácil de decir que de hacer”.

Conclusión general

¿Cuál es la conclusión a la que llega el experto? A la vista de los estudios, señala que, si bien alguna evidencia sugiere que el agua podría ayudar a perder peso, al menos para algunas personas, “se trata de estudios en su mayoría pequeños, o a corto plazo, o se basan en datos de animales. Incluso los estudios positivos sólo encontraron beneficios modestos.

Dicho esto, si crees que a ti te funciona, “beber un poco más de agua tiene pocas desventajas, aparte del desafío de intentar beber si no tiene mucha sed. ¿Mi opinión? Aunque mucha gente lo recomienda, creo que está basado en una teoría que no se sostiene”.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

TiroidesDecoración sostenibleDormir menos de 6 horasMentiras que puedes contarAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta