X
Sánscrito, el idioma del yoga

@unsplash

yoga

Om, Mantra, Chakras… ¿Conoces el verdadero significado de las palabras más famosas del Sánscrito?

El sánscrito es el idioma del yoga y, ¿sabes qué?, utilizas más palabras en esta lengua de lo que crees.

Por Itziar Donezar

3 de marzo de 2022 / 13:44

Si el yoga forma parte de tu vida, seguro que has escuchado muchas veces palabras como om, asana, mantra, chakra o karma. Incluso si no mantienes ninguna relación con esta disciplina, es posible que te suenen. Y es que el yoga se ha popularizado tanto que no es extraño que usemos estas (y muchas otras) palabras de manera habitual en nuestra conversación. Pero utilizarlas no es lo mismo que conocer su etimología ni saber qué quieren decir exactamente. Trataré de poner un poco de luz.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Para empezar, creo que es necesario decir que las palabras citadas más arriba están en sánscrito. ¿Y qué es el sánscrito? Es una lengua indoeuropea, la lengua clásica de la India y, según el hinduismo, la lengua más antigua de la humanidad. La palabra sánscrito viene de samskritam, que quiere decir “perfecto”, “pulido”, “completo” (sam significa totalidad y krit, hecho).

Es imposible separar el yoga del sánscrito. Hay quienes han llegado a afirmar que esta lengua es yoga en forma lingüística porque es energía divina transformada en sonido y porque nos conecta con el absoluto. Además, los textos yoguis más importantes están escritos en sánscrito.

“La lengua sánscrita es más perfecta que el griego, más rica que el latín y más refinadamente exquisita que ambas”.

William Jones, lingüista, investigador y estudioso del sánscrito.

La misma palabra yoga es una palabra sánscrita y, aunque seguramente ya lo sepas, te recuerdo que proviene de la raíz yuj y que significa “yugo”, “unión”. Veamos de dónde vienen y qué quieren decir estos otros términos tantas veces escuchados:

1. Om (o Aum)

Es la sílaba sagrada por excelencia y el sonido del que emergen todos los sonidos. Su vibración nos conecta con el Todopoderoso, el universo, la naturaleza y todos los seres vivos. Om es el mantra con el que normalmente comienzan y finalizan las prácticas de yoga y tiene la gran capacidad de transmitir calma, paz y serenidad. La energía que se crea en el ambiente cuando entonamos el Om es preciosa, sublime, mágica. Te aseguro que has visto el símbolo de Om muchísimas veces. Incluso puede que tengas una camiseta, un bolso o una toalla con él:

Simbolo Om yoga significado
@unsplash

2. Mantra (man: mente; tra: liberación)

Conjunto de sílabas, palabras o frases que se recitan de manera repetida durante el culto para invocar a la divinidad o como apoyo a la meditación. Los mantras provocan sensación de control y de relajación en la persona que los canta. Mantras hay muchos; uno de los más conocidos es Lokah Samastah Sukhino Bhavantu: “que todos los seres, en todos los lugares, sean felices y libres”.

3. Shanti

Proviene de la raíz sánscrita sham, que significa “calma”. Y eso es lo que significa también shanti: “paz”, “tranquilidad”, “calma”, “descanso”. En muchas ocasiones esta va acompañada de un Om, creando así el mantra de la paz, que suele entonarse de dos maneras: om shanti om y om shanti shanti shanti.

Cantado durante una sesión de meditación o para cerrar una práctica de yoga, este mantra tan poderoso crea una atmósfera amable y suave, y produce una enorme sensación de que no hay ruido, no hay bloqueos y no hay tensión. Logra que todo esté en paz, que tú estés en paz.

4. Namaste (namas: “reverencia”, “adoración”; te: “tú”, “usted”)

Nadie olvida su primera clase de yoga. En mi primera, totalmente perturbada por lo que acababa de vivir, no llegué a entender la palabra que la profesora dijo para despedirse. Necesité 5 clases más para saber que esa palabra era namaste. Y entonces me pregunté: ¿qué es namaste? Y supe que namaste es una muestra de respeto, de gratitud y de veneración, una expresión de buenos deseos.

Namaste puede traducirse como “mi yo interior (mi alma, mi luz) saluda a tu yo interior (a tu alma, a tu luz)”. Habitualmente, al namaste del maestro le sigue el namaste de los practicantes, en un gesto de respeto mutuo. Al pronunciar namaste se juntan las palmas de las manos (lo que se conoce como anjali mudra) y se colocan en el pecho, debajo de la barbilla, debajo de la nariz o sobre la cabeza. En países del sur de Asia, como India y Nepal, la palabra namaste no sólo se usa en un contexto de práctica de yoga, sino también al saludar, despedirse o dar las gracias.

Namaste en anjali mudra
@unsplash

5. Mudra

Quiere decir “sello” o “anillo que sella” en sánscrito y también es un término que está relacionado con el deleite, la dicha y el placer (mud: “deleite”, “placer”; dravay: “inducir”, “estimular”). Los mudras son gestos que se realizan con (los dedos de) las manos con la intención de manipular la energía vital y redirigirla hacia adentro. Ayudan a construir la introspección, la concentración y la consciencia.

La tradición hinduista habla de 24 mudras, uno para cada hora del día. La mano derecha representa al Sol (surya) y la mano izquierda, a la Luna (chandra), y cada dedo se relaciona con un elemento universal de la naturaleza y se conecta con un chakra o centro energético del cuerpo.

  • Dedo pulgar: agni (elemento fuego) / manipura (chakra del plexo solar)
  • Dedo índice: vayu (elemento aire) / anahata (chakra del corazón)
  • Dedo corazón: akash (elemento éter) / vishuddhi (chakra de la garganta)
  • Dedo anular: prithvi (elemento tierra) / muladhara (chakra raíz)
  • Dedo meñique: jal (elemento agua) / swadhishthana (chakra sacral)
Mudra, gesto con las manos
@unsplash

6. Chakra

Significa “rueda” o “centro de energía”. Existen 7 chakras ubicados en el cuerpo astral de cada persona y distribuidos a lo largo de la columna vertebral, desde la base hasta la coronilla. Cada chakra se relaciona con una glándula del cuerpo e irradia un color y una energía diferente. Estos centros energéticos tienen mucho que ver con aspectos espirituales, emocionales, psicológicos y físicos de nuestro ser. Por eso, se dice que el bloqueo o mal funcionamiento de los chakras puede provocar trastornos físicos, psicológicos y emocionales. Y al revés, si los chakras están equilibrados, ganarán el bienestar y la salud. Los chakras son:

  • Muladhara: chakra raíz, color rojo, elemento tierra, relacionado con las emociones de supervivencia, estabilidad y autosuficiencia.
  • Swadhisthana: chakra del sacro, color naranja, elemento agua, relacionado con la sexualidad, el deseo, la creatividad y la autoestima.
  • Manipura: chakra del plexo solar, color amarillo, elemento fuego, relacionado con la ira y el ego.
  • Anahata: chakra del corazón, color verde, elemento aire, relacionado con el amor, el apego, la compasión, la confianza y la pasión.
  • Vishuddha: chakra de la garganta, color azul turquesa, elemento espacio, relacionado con la inspiración, la expresión, la fe y la capacidad de comunicación.
  • Ajna: chakra del entrecejo (tercer ojo), color azul índigo, sin elemento, relacionado con la inteligencia, la intuición, la comprensión y el autoconocimiento.
  • Sahastrara: chakra de la coronilla, color violeta o blanco, sin elemento, es el centro de la espiritualidad, la iluminación, el pensamiento dinámico y la energía.
chakras o centros de energía
@pixabay

7. Karma

El origen de la palabra karma está en la raíz kri, que quiere decir “hacer”. Parece claro entonces que el karma tiene que ver con la acción, con el obrar. “Allá tú con tu karma”, solemos decir, como si el karma fuera un señor que nos vigila y que no dudará en castigarnos si hace falta. Y algo de eso hay porque el karma es la gran ley de la causa y el efecto.

En general hablamos del karma como una venganza después de una mala acción, un pensamiento perverso o una energía oscura. Pero no tiene por qué ser así. Si tú has obrado bien, lo que te devuelva el universo también será bueno. Esa gran ley de la causa y el efecto se cumple siempre. Además de con la acción, el karma también está relacionado con la reencarnación y el renacimiento. Y a partir de esta idea de que lo que hagas en esta vida tendrá consecuencias en tu siguiente vida, se habla no de una ley del karma sino de 12, todas ellas conectadas entre sí. La primera es la gran ley (causa/efecto) y las 11 restantes son:

  • Ley de la creación. Tú creas tu destino y tu vida.
  • Ley de la humildad. Debes actuar con humildad y abrazar la aceptación.
  • Ley del crecimiento. Tu ética, tu moral y tus valores determinan tu crecimiento como persona.
  • Ley de la responsabilidad. Tú eres responsable de tus acciones, de tus pensamientos y de tu vida.
  • Ley de la conexión. Tu pasado, tu presente y tu futuro forman parte de una unidad: tu vida.
  • Ley del enfoque. Concéntrate en hacer una única cosa al mismo tiempo y dedícale tu tiempo, tu energía y tu entusiasmo.
  • Ley de la generosidad. Practica aquello en lo que crees. No basta con decir que eres generoso, tienes que demostrarlo.
  • Ley del aquí y el ahora. Lo único verdaderamente real es el aquí y el ahora.
  • Ley del cambio. Aprende de los cambios y cambia tu vida.
  • Ley de la paciencia. No tengas prisa. Camina junto al tiempo, la dedicación y el esfuerzo.
  • Ley de la importancia. No pienses que lo que tú haces (para bien y para mal) no importa porque sí importa y porque afecta e inspira al resto de personas que habitan el planeta.

Después de leer este artículo ya puedes decir que sabes qué es eso del sánscrito y qué significan de verdad esas palabras que tantas veces has escuchado y has utilizado en una conversación.

Temas

MindfulnessVida SaludableYoga

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Cuerpo

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Cuerpo

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible