X
Mitos del yoga

@unsplash

yoga

Las verdades y las mentiras del yoga: ¿qué puedes esperar de su práctica?

¿Estás segura de que sabes qué es y qué no es el yoga? Por si acaso, te ayudamos a aclararte.

Por Itziar Donezar

16 de febrero de 2022 / 11:05

A estas alturas todo el mundo sabe qué es el yoga o, mejor dicho, todo el mundo ha oído hablar del yoga. Atrás quedaron los tiempos en que el yoga era esa cosa rara que hacían unas personas raras. Atrás quedó la imagen del yogui de barba larga y blanca sentado en posición de loto levitando. Es más, los tiempos han cambiado tanto que el yoga, lejos de ser algo raro, es algo popular y hasta cool, y la imagen del anciano y sabio yogui ha sido sustituida, casi exclusivamente, por la mujer estupenda que luce unas mallas igual de estupendas en una postura al límite de lo imposible. Y mira, ni una cosa ni la otra. Entonces, ¿sabemos verdaderamente qué es el yoga? ¿Y sabemos qué no lo es? Voy a intentar aclararlo.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter para recibir todas las novedades para tu cuidado y bienestar.

Qué no es yoga

  • Una religión o un deporte. El yoga es una práctica espiritual, no religiosa. Y el yoga es una actividad en la que se ve implicado el cuerpo pero eso no quiere decir que sea una práctica deportiva.
  • Un conjunto de posturas instagrameables, contorsionismo circense o el más difícil todavía.
  • Una actividad dirigida sólo a mujeres. Si bien es cierto que todavía somos más nosotras las que practicamos yoga, también es cierto que cada vez más hombres se animan a darle una oportunidad. Al fin y al cabo, los beneficios de la práctica no entienden de género.
  • Un asunto de personas (híper) flexibles. La flexibilidad física se trabaja, se entrena, se cultiva. Llega con la práctica. Otro asunto es la flexibilidad mental, algo en lo que pocas veces reparamos. Y quizá sea conveniente darle espacio a esa flexibilidad mental que será la que, con el tiempo, nos lleve a la física. En yoga el yo no sirvo para eso no vale.
  • Una cosa lenta, casi siempre aburrida, incluso soporífera, que consiste, básicamente, en decir om en una sala iluminada por velas y en la que huele a incienso.
  • Algo que no requiere esfuerzo físico y que, por lo tanto, no hace sudar ni provoca agujetas. Quien se atreva a decir esto se delatará como una persona que jamás ha practicado yoga. Terminar con la camiseta completamente empapada y sentir músculos que hasta entonces eran unos completos desconocidos viene siendo un descubrimiento muy habitual entre los principiantes.
  • Eso tan difícil que haces tú. No sé cuántas veces me han dicho esto. Y yo respondo: el yoga no es fácil ni difícil. El yoga es de cada persona. Tu yoga es perfecto porque es tuyo. Tu yoga eres tú.
  • Una moda. El yoga es un viaje que, si tú quieres, puede durar toda la vida y no sólo un rato. Y, si se me permite opinar, creo que es un viaje que merece (mucho) la pena.
Perro boca arriba
@anitsa_ametsa

Qué es yoga

  • La palabra yoga deriva de la raíz sánscrita yug, que significa unión, y se refiere a la unión de cuerpo, mente y espíritu.
  • El yoga es una filosofía, una disciplina, una técnica, una ciencia orientada a mejorar el estado físico, mental y espiritual de la persona que lo practica. Su nacimiento no está claro pero sí sabemos que se remonta a miles de años (algunos lo sitúan en el año 1500 a.C.) y se localiza en oriente, principalmente en India.
  • El Yoga-Sutra de Patanjali, escrito en torno al año 400 a.C., es el primer texto de yoga conservado íntegramente. Patanjali, pensador hindú, recoge 195 aforismos escritos en sánscrito sobre la práctica de yoga, sus funciones y sus beneficios. El Sutra 1.2 define el yoga de esta manera: yogash citta vrtti nirodhad o lo que es lo mismo, el yoga es el cese de las fluctuaciones de la mente.
  • Por lo dicho anteriormente, se deduce que el yoga es mucho más que un conjunto de posturas. Es más, asana (postura en sánscrito) es sólo una de las 8 ramas que constituyen el yoga y de las que habla Patanjali en su texto. Estas ramas son: yama (restricción), niyama (observación), asana (postura), pranayama (respiración), pratyahara (introspección), dharana (concentración), dhyana (meditación) y samadhi (iluminación).
  • La intención con la que cada persona se acerca al yoga es muy personal (y muy respetable) pero sería una lástima despreciar las muchas gratitudes de la práctica por considerarla algo meramente físico.
  • No hay un único estilo de yoga, sino una variedad de estilos bastante amplia. Muchos de ellos derivan del Hatha Yoga, la base del yoga, que busca el equilibrio entre lo activo y lo pasivo, entre lo físico y lo mental. Ha significa sol y tha, luna, conceptos opuestos pero complementarios.
  • Hay estilos activos (en los que interviene activamente la musculatura, lo físico) y pasivos (en los que predomina un estado meditativo y de relajación). Algunos estilos activos de yoga son: ashtanga, vinyasa, bikram, rocket, power; y algunos estilos pasivos son: kundalini, yin, bhakti, nidra, restaurativo.
  • El yoga pretender ser, ante todo, una manera de estar en el mundo, un camino de vida. Una vida de bienestar, de conocimiento, de creación, de crecimiento, de exploración. Una vida plena.

Actualmente, en las RRSS hay miles de perfiles de personas que practican yoga, que muestran la relación que tienen con la práctica y que comparten tips que pueden ser de mucha ayuda. Si quieres descubrir más sobre el mundo del yoga, estos son algunos de nuestros perfiles preferidos:

¡Hari Om!

Temas

MindfulnessVida SaludableYoga

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Cuerpo

Instagram

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Cuerpo

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible