X

Minimalismo

Decluttering: 5 consejos para liberar espacio en casa y vivir con paz mental

Apuesta por el minimalismo y di adiós a todo aquello que ya no usas para conseguir que tu hogar sea un espacio perfecto de creatividad y armonía.

Por Diana Torres

1 de junio de 2021 / 16:09

Si has decidido dar una oportunidad en tu vida a la filosofía del decluttering, también tendrás que saber por dónde vas a empezar a redecorar tu casa. Decir adiós a todo lo que no nos sirve para apostar por el minimalismo y la compra de objetos estrictamente necesarios ayudará a nuestra salud mental y, por supuesto, también a nuestro bolsillo.

Liberar espacio en casa practicando el decluttering hará que vivamos en un entorno mucho más creativo, en el que podamos concentrarnos de manera más fácil sin estresarnos por estar rodeados de decenas de objetos que solo sirven para desviar nuestra atención. Además, podemos despedirnos de todo lo que no necesitamos a la vez que cuidamos el planeta para comenzar una vida más sostenible.

¿Cómo liberar espacio en casa sin volvernos locos?

Haizea Gómez, psicóloga de mundopsicologos.com nos da una serie de consejos para desprendernos de lo que no usamos mientras seguimos la filosofía del decluttering.

1. Haz listas de las cosas que necesitas

Párate a pensar fríamente en qué es todo aquello que necesitas para llevar a cabo tu día a día. ¿A que hay objetos de los que ni siquiera te has acordado? Pues es hora de decir adiós a todo lo que sobra.

Probablemente tendrás estas cosas olvidadas en un desván o en cualquier rincón, cogiendo polvo y además perjudicando a tu salud al ser el foco de miles de ácaros. Intenta vivir solo con lo que verdaderamente necesitas y para futuras ocasiones evita seguir comprando caprichos que días después acaban resultando inútiles.

Cómo liberar espacio en casa

2. Adiós a los “quizá”

Si tienes dudas sobre si algunos objetos son realmente necesarios o no en tu vida, prueba a dejarlos en una caja durante una semana. Este tiempo será suficiente para darte cuenta de si son imprescindibles para tu vida cotidiana o no.

Una vez hayan pasado estos 7 días de reflexión, si hay cosas que ya no te son útiles intenta preguntar a algún allegado si le pueden servir. Regalar estos objetos y darles una “segunda vida” puede ser la mejor opción.

3. Di no a las compras como actividad de ocio

Pese a que es bastante común aprovechar nuestro tiempo libre para acudir a un centro comercial que nos incite a consumir masivamente, tenemos que evitarlo.

Acude a las tiendas únicamente cuando verdaderamente necesites una prenda de ropa. Intenta distinguir entre si necesitas una camiseta o un pantalón nuevos, o si solo quieres sentir la sensación “positiva” de estrenar algo.

4. Da una oportunidad a lo nuevo y despídete de lo viejo

Si quieres dar continuidad a tu vida minimalista, prueba a deshacerte de algo antiguo, viejo o que ya no uses cada vez que metas algo nuevo en casa. Así evitaras que se te acumule el trabajo cada vez que tengas que hacer una limpieza general para desprenderte de cientos de objetos que has amontonado casi sin darte cuenta.

@Getty

5. Ten paciencia

La liberación de espacio en casa requiere de constancia y sobre todo de paciencia. Te va a resultar casi imposible deshacerte de todo lo que ya no usas en tan solo una tarde, así que échale ganas y no tengas prisa.

Dedícale al decluttering una o dos horas al día como mucho, y ponte a ello de nuevo cuando vuelvas a tener ganas y tiempo libre. Poco a poco notarás la diferencia y los beneficios, ¡no te estreses!

Menos es más

Si has comenzado a poner en práctica estos consejos, a corto plazo empezarás a sentir una mayor armonía y paz cada vez que entres a tu casa. De hecho, en tiempos en los que el teletrabajo está a la orden del día, no te ayudará nada tener todos los rincones de tu hogar llenos de cosas que solo conseguirán desviar tu atención y estresarte aún más durante tu jornada laboral.

Así lo plasmó Beth Greer en su libro ‘La Casa Natural’. La periodista aconseja que tengamos una buena conexión con nuestra casa, ya que al fin y al cabo, es donde vamos a pasar la mayor parte de nuestro tiempo. Para conseguirlo tendremos que estar a gusto con el diseño, y el minimalismo jugará un papel muy a favor de esto.

Será de gran ayuda contar con una decoración sencilla y a nuestro gusto, que nos ahorrará tiempo a la hora de limpiar a la par que nos dará una sensación acogedora.

Una de las ideas que nos da Greer es la de separar claramente nuestro dormitorio de lo que será nuestra oficina. Nuestro espacio para conciliar el sueño tiene que estar lo más simplificado posible para que nada nos impida descansar, y una oficina llena de trastos no nos beneficiaría para nada. No obstante, la habitación que asignemos como oficina tampoco tendrá que estar sobredecorada: apóyate únicamente en todo aquello que te haga especialmente falta para llevar a cabo tu jornada laboral sin complicaciones.

Para mantener el orden y el espacio que habremos generado tras tener en cuenta estos consejos, es importante que volvamos a recolocar todo aquello que hemos utilizado. Si damos uso a un objeto y después lo dejamos en cualquier sitio seguiremos teniendo una sensación de desorden que puede generarnos ansiedad. Además, evitaremos que los objetos vuelvan a acumularse de nuevo y nos hagan volver al punto de partida.

A la hora de liberar espacio en casa, la regla de menos es más debe estar más presente que nunca. Haz que tu hogar funcione como un mantra perfecto y te llene de armonía siguiendo a rajatabla el decluttering. De hecho, conseguirás que parezca mucho más amplia y espaciosa.

Temas

MedioambientePsicología

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Mente

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Mente