X
Así afectan a nuestro cerebro los cosméticos que usamos.

Descubre el poder de la neurocosmética. / Pexels

Salud y belleza

Neurocosmética: así pueden influir en tu cerebro los cosméticos que utilizas

La conexión entre el nervio olfativo y el sistema límbico hace que algunos de los productos que utilizamos sean capaces de cambiar nuestro estado de ánimo. Te contamos todo acerca de la neurocosmética.

Por Tamara Izquierdo

5 de mayo de 2022 / 18:53

La rutina del cuidado de la piel y la cosmética en general invitan a relajarnos, a mimarnos y a explorar un mundo de texturas y aromas. Esta sensorialidad se ha buscado desde la antigüedad, a través de ungüentos, bálsamos o aceites esenciales que han llegado a ser también medicinales. Hoy en día a estos productos, capaces de modular el estado de ánimo, se les conoce como neurocosmética.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

¿Qué es un neurocosmético?

Un producto neurocosmético aporta beneficios más allá del cuidado de la piel. Es aquel que tiene la capacidad de generar diferentes estímulos en el sistema nervioso. ¿Has notado que cuando te aplicas una determinada crema o inhalas el aroma de un aceite esencial sientes un mayor bienestar? Esto sucede porque la aromaterapia a través del olfato o por vía tópica incide en nuestro sistema nervioso liberando neurotransmisores encargados de mandar las señales de respuesta emocional. No hay nada más placentero que darse una buena ducha o un baño con espuma para después aplicarnos nuestra rutina cosmética repleta de sensorialidad ¿verdad?

Buscamos aromas energizantes que nos revitalicen por las mañanas, fragancias relajantes y texturas untuosas que inviten al descanso al caer la tarde. O sencillamente envolvernos con un aroma que nos encanta y que nos produce una sensación placentera. Hoy en día la personalización en cosmética es un elemento de plena actualidad.

En neurocosmética es fundamental y va a diferir dependiendo del efecto que busquemos en el producto. Ana Yuste, directora técnica de Aromatherapy Associates explica que ”los cosméticos se adaptan dependiendo de la necesidad emocional y física de cada persona, de ahí que siempre se recomiende realizar un test olfativo para conocer al detalle las necesidades específicas”. Es así como podemos elegir el cosmético perfecto y que se adapte a nuestras preferencias y circunstancias.

¿Cómo actúa la aromaterapia en nuestro estado de ánimo?

El uso de aceites esenciales a nivel terapéutico para mejorar el bienestar mental o físico, es una práctica que cuenta con miles de años. Ya los antiguos egipcios eran aficionados a la sensorialidad de la cosmética de la época para tratar dolencias y reconfortar el alma.

El sentido del olfato está vinculado a los recuerdos y las emociones. ¿Quién no ha olido un aroma y le ha transportado mágicamente a un momento de su infancia, a un lugar especial o a un antiguo amor? La memoria se asocia con el sistema límbico, aquel que dirige las emociones y el comportamiento, y un aroma puede desencadenar emociones, tanto positivas como negativas, al vincularse con un recuerdo.

La aromaterapia utiliza estos aromas con fines terapéuticos, así la neurocosmética tiene la facultad de aportarnos bienestar emocional, placer sensorial e incluso favorecer la conciliación del sueño o tratar ciertas dolencias. Los aceites esenciales son joyas que la naturaleza nos ofrece y tienen infinidad de propiedades beneficiosas.

La neurocosmética y los aceites esenciales.
Los aceites esenciales cuentan con numerosos beneficios para el cuerpo y la mente. / Unsplash

La magia de los aceites esenciales en neurocosmética

Se utilizan para tratar mareos, alejar insectos o aliviar los síntomas catarrales, cuidar la piel, tratar el acné, levantar el ánimo o aliviar dolores musculares y picaduras. “Se cree que todos los aceites esenciales tienen propiedades antibacterianas. Algunos son antivirales, antimicóticos y antiinflamatorios. Los aceites esenciales también contienen antioxidantes que ayudan a prevenir el daño celular causado por la oxidación y protegen, lo que ayuda a reducir los signos del envejecimiento”, explica Ana Yuste.

A través de la inhalación, los aceites esenciales funcionan de manera eficaz sobre el sistema respiratorio. Esto los hace ideales para mantener la salud de la garganta, los pulmones o para tratar las alergias. Puedes aplicarlos en la piel, añadiendo unas gotas en un inhalador e incluso poniendo unas gotitas en el agua del baño. El aceite de lavanda es relajante y hará que logres un sueño reparador.

En neurocosmética los aceites esenciales juegan un papel fundamental, no solo por inhalación, también por vía tópica ya que penetran en la piel alcanzando eventualmente el torrente sanguíneo y el sistema linfático. Aclara la experta que “los aceites esenciales son lipófilos, solubles en aceite; la mayoría están demasiado concentrados para su aplicación directa sobre la piel. Por lo general, se diluyen en un medio portador, un aceite vegetal, o un hidrolato que contiene extractos microbotánicos de material vegetal que trabajan para reforzar la acción de los aceites esenciales. La mayoría de los aceites esenciales desaparecen del cuerpo en cuestión de horas, principalmente a través de los riñones, aunque los efectos pueden durar mucho más en los tejidos”.

Los cosméticos, además de cuidar tu piel, pueden ayudarte a mejorar tu día, estimularte, aportarte serenidad o ayudarte a descansar mejor. Todos estos aromas se conectan directamente con nuestro sistema nervioso, tenlo en cuenta a la hora de elegir tu neurocosmética.

Temas

Cosmética Natural

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Mente

Instagram

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Mente

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible