X

Foto: Unsplash

PSICOLOGÍA

¿Por qué la pose de Wonder Woman funciona científicamente y te otorga su superpoder?

Si te dijeran que podemos influir en la percepción que tenemos de nosotros mismos, haciendo una postura durante tan solo 2 minutos, ¿estarías dispuesto a intentarlo?

Por Mónica Heras

28 de diciembre de 2021 / 16:08

Hasta hace muy poco se pensaba que el cerebro era el órgano principal del cuerpo y que era ahí donde se generaban todos los procesos cognitivos. Esta concepción ha ido cambiando y cada vez hay más evidencia científica que demuestra la relación que existe con el resto de los órganos y cómo nuestra mente va más allá de la cabeza. Dicho de otro modo, las sensaciones y cómo está nuestro cuerpo también determinan cómo nos sentimos y de ahí que queramos hablarte de las posturas de poder.

Nuestro cerebro se comunica con el resto del cuerpo en sentido bidireccional, algo de lo que sabe mucho la Dra. Nazareth Castellanos, y así nos lo contó durante su visita al Mercedes-EQ Welife Festival. ¿Quieres saber cómo podemos enviarle señales que trabajen a nuestro favor?

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

El cerebro y su relación con el resto del cuerpo

Nazareth Castellanos, como otros muchos neurocientíficos, se encarga de estudiar el cerebro y sus aportaciones giran en torno a la importancia de vernos como un todo, donde la influencia de lo que comemos, lo que pensamos, lo que decimos o las posturas que adoptamos, son determinantes en la anatomía de nuestro cerebro.

Gracias a la neuroplasticidad hemos podido determinar la capacidad que tiene el sistema nervioso para cambiar su estructura y funcionamiento a lo largo de la vida, así como su reacción ante el entorno. Todos podemos cambiar la forma que tenemos de ser o de comportarnos ante distintos acontecimientos.

La manera en la que podemos influir en el cerebro son muchas, pero hay una que llamó especialmente nuestra atención cuando hablamos con Nazareth hace unos meses, se trata de nuestra postura corporal.

Resulta sorprendente, pero hay estudios que demuestran que el cerebro interpreta nuestra postura y no al contrario, como se pensaba hace algunos años. Uno de los grandes neurocientíficos modernos, Antonio Damasio, dice que el cuerpo sabe lo que la mente aún no se ha dado cuenta. Él habló por primera vez del termino marcador somático, y lo hizo en relación a las sensaciones que suceden en nuestro cuerpo y que influyen en las decisiones que tomamos. Esto deja claro que cuando tenemos más consciencia corporal, somos capaces de regular mejor nuestras emociones y, por lo tanto, de reaccionar mejor.

Las posturas de poder existen y tú también puedes hacerlas

Después de escuchar a Nazareth, quisimos ahondar un poco más en toda esta teoría sobre la postura corporal y qué tanto puede modificar nuestros comportamientos. Fue así como llegamos hasta la profesora de Harvard Business School Amy Cuddy y a su charla TED “Your body language shapes who you are”, donde habla de cómo el lenguaje corporal influye en cómo nos ven los demás, pero también de cómo puede cambiar la forma en la que nos vemos a nosotros mismos.

Estudiamos el lenguaje corporal desde hace mucho tiempo, sabemos que es fundamental en la toma de decisiones, pero, ¿qué sucede con los juicios que hacemos sobre nosotros mismos?, ¿nuestras posturas también determinan la auto imagen?

Con esta premisa, Cuddy decidió investigar acerca de la dinámica de poder y cuáles son las expresiones no verbales relacionadas. Primero observó cuál es la postura corporal de los machos alfa en el reino animal, así como algunas de las reacciones naturales que tenemos los seres humanos frente a un momento de éxito. Curiosamente son las mismas: brazos levantados en forma de ‘V’, barbilla arriba, abrirse para ocupar espacio, son las más frecuentes.

Sin embargo, cuando nos sentimos impotentes hacemos lo contrario, con una postura cerrada, haciéndonos pequeños para que nadie nos vea. Es interesante saber que las mujeres tienden a no ocupar espacio por un sentimiento de inferioridad.

¿qué son las posturas de poder?
Foro: Unsplash

¿Cómo aplicar las posturas de poder?

Observando los comportamientos del aula donde Cuddy daba clase, planteó la premisa de su investigación: ¿la simulación puede llevar a la realización? La doctora y su equipo querían demostrar si nuestro lenguaje no verbal define lo que pensamos y sentimos sobre nosotros mismos, y si el cuerpo es capaz de cambiar nuestra mente.

Hablando del poder, la única forma de comprobar si esto era cierto es analizando química hormonal de un líder. Alguien con capacidades de mando tiene unos niveles de testosterona altos y en contraparte, el cortisol bajo, es así como puede hacerle frente a las situaciones difíciles sin dejarse llevar por los nervios.

Pidieron a un grupo de personas que adoptaran una postura de poder durante 2 minutos y otro una de inferioridad. Observaron que su testosterona aumentaba un 20% en los primeros y descendía un 10% en los otros, mientras que el cortisol bajó un 25% en los poderosos y aumentó un 15% en los débiles.

Posturas de poder

Posturas de poder: ¿merece la pena sentirte Wonder Woman por dos minutos?

Sí. La evidencia es cada vez más contundente, podemos engañar al cerebro. Si sonreímos, interpreta que estamos contentos y si nos ponemos de pie, con los brazos en la cintura y las piernas ligeramente abiertas, creerá que nos sentimos poderosos y nuestra bioquímica será la que corresponde a alguien que tiene confianza en sí mismo. ¿No te parece que es demasiado fácil para no intentarlo?

Echa un vistazo a este post, donde nos enseñan algunas de las posturas de poder más comunes.

Temas

EmocionesPsicología

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOÍNDICE GLUCÉMICOEJERCICIOERRORES DE ALIMENTACIÓN

Otros temas de Mente

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOÍNDICE GLUCÉMICOEJERCICIOERRORES DE ALIMENTACIÓN

Otros temas de Mente