X

SALUD Y BIENESTAR

Testosterona: mucho más que libido. Descubre todo lo que te aporta esta hormona

Las hormonas juegan un papel primordial en nuestra vida y conocerlas nos ayuda a regularlas mejor. La testosterona es una de las más importantes, no solo para hombres y no solo para la libido... Descúbrelo

Por Mónica Heras

22 de noviembre de 2021 / 16:58

Solemos pensar que la testosterona únicamente se relaciona con la libido masculina, sin embargo, es una hormona que está presente tanto hombres como mujeres, y cuyas funciones van más allá de las sexuales.

¡Imagínate! Unos buenos niveles de testosterona influyen en nuestro peso, en la cantidad de grasa que tenemos frente a la masa muscular o en la longevidad. Después de tanto hablar de cortisol, la hormona del estrés, parece que existen otras hormonas a las que conviene empezar a prestar más atención en esta hormona, ¿verdad?

Conociendo la testosterona

La testosterona se produce en los testículos y en los ovarios. Es evidente que una de sus principales funciones tiene que ver con el rendimiento sexual, la cantidad y calidad de las erecciones y la producción de espermatozoides; aunque no son las únicas.

Tener esta hormona en niveles óptimos, hace que tengamos una mejor salud cardiovascular, nos ayuda a mejorar ciertas funciones cognitivas, como la concentración y la memoria, reduce la fatiga, previene la anemia y la osteoporosis, e incluso, se relaciona con una mayor expectativa de vida.

En los últimos años se está viendo una disminución los niveles de hormonas sexuales tanto en hombres como mujeres, dando lugar a un envejecimiento prematuro, alterando la composición corporal y afectando la calidad de la vida sexual.

Estudios del  Dr. Thomas Travison, de New England Research Institutes en Watertown, Massachussets, demuestran que los niveles promedio de la hormona masculina han ido descendiendo un 1% anual, según los datos recopilados en tres intervalos: 1987 a 1989, 1995 a 1997, y 2002 al 2004. Esto significa que alguien de 50 años en 2004, tiene un 17% menos testosterona que una persona de esa misma edad en 1987.

Funciones de la testosterona

Las hormonas tienen la capacidad de actuar en distintas partes del organismo. Dependiendo de la cantidad de zonas en las que incidan, mayor serán los síntomas asociados a un desajuste. Las funciones de la testosterona van más allá de la sexual, siendo una de las hormonas más importantes que se generan en la hipófisis.

  • Es una hormona reguladora del metabolismo, por lo que es esencial a la hora de controlar el peso.
  • Tiene efectos anabólicos (creación de tejido). Al igual que sucede cuando hacemos entrenamiento de fuerza, unos buenos niveles de testosterona aumentan el consumo de grasa y la creación de masa muscular.
  • Ayuda a regular los niveles de colesterol.
  • Es capaz de optimizar la energía del organismo a la hora de hacer un sobreesfuerzo.
  • Favorece un incremento en la formación de proteínas, tanto en los huesos, como en los músculos.
  • Es esencial en la modificación de la conducta, donde unos buenos niveles promueven la confianza y la seguridad.

Consecuencias de bajos niveles de testosterona

  • Bajo deseo sexual
  • Impotencia
  • Fatiga
  • Depresión, puesto que influye en la formación de dopamina
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Resistencia a la insulina
  • Aumento de la grasa visceral
  • Bajada en la masa muscular
  • Agrandamiento en las mamas
  • Osteoporosis

Factores que modifican la producción de testosterona

Disrruptores hormonales. Existen muchas sustancias presentes en nuestro día a día, que afectan directamente la producción de nuestras hormonas. A estos se les conoce como disrruptores hormonales y están presentes en pesticidas y herbicidas (los encontramos en alimentos o en el aire), en productos de higiene personal (benzophenonas presente en algunos bloqueadores solares), productos de limpieza y plásticos.

El consumo prolongado de alcohol, también está asociado a una disminución en la producción de testosterona en sangre.

Incurrir en déficits nutricionales. Si tenemos bajas algunas de las vitaminas o minerales esenciales, van a provocar una reacción en cadena. Por ejemplo, se ha comprobado que la vitamina A ayuda a producir mas espermatozoides y mas testosterona, aunque necesita un balance, puesto que si exceso tampoco es recomendable. Mientras que tener la vitamina B baja, reduce los niveles de testosterona en sangre e impide la eliminación de estrógenos.

El estrés. Lo que más afecta a nuestros niveles de testosterona, es otra hormona. De nuevo el cortisol es el enemigo, donde los altos niveles impiden la formación de testosterona.

Testosterona: qué es, cómo me afecta y cómo puedo tener unos buenos niveles

Así puedes mejorar tus niveles de testosterona

  • Lo primero es aprender a manejar el estrés. Medita, haz ejercicio, lee nuestros artículos acerca del cortisol y utiliza algunos adaptógenos, como la ashgawandha, ¿conoces esta hierba tan potente?
  • Controla tu porcentaje de grasa corporal. Cuando este se eleva, hace que generemos aromatasa, una enzima que convierte la testosterona en estrógenos.
  • Haz ayuno intermitente. Este estimula la producción de la hormona luteinizante, la hormona de crecimiento y mejora la sensibilidad a la insulina, las cuales repercuten en un incremento en la testosterona.
  • Practica el entrenamiento de fuerza.

Ahora que ya sabes lo importante que es la testosterona para la salud, la longevidad y la prevención de ciertas enfermedades, seguro que empiezas a poner atención en la mal llamada hormona masculina.

Newsletter Welife

Temas

EntrenamientoNutriciónVida Saludable

Welife hoy

PROCESADOS BUENOSHÁBITOS PARA ADELGAZARSEXO Y MENOPAUSIADIETA ANTI ESTRÉS

Otros temas de Cuerpo

Welife hoy

PROCESADOS BUENOSHÁBITOS PARA ADELGAZARSEXO Y MENOPAUSIADIETA ANTI ESTRÉS

Otros temas de Cuerpo