Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS He estado en los campos de lavanda donde nacen los pefumes más relajantes

X
Saber si tu pareja es psicópata puede ayudar a impedir una relación tóxica / Foto de Ayo Ogunseinde en Unsplash

Saber si tu pareja es psicópata puede ayudar a impedir una relación tóxica / Foto: Unsplash.

Salud mental

¿Hay un psicópata en tu entorno? Las claves de un experto para detectarlo y neutralizar el peligro

Capaces de pasar desapercibidos, los psicópatas integrados pueden llegar a causar un gran dolor en quién elijan como víctima. La criminóloga Paz Velasco de la Fuente nos enseña a prevenirlo.

Por Paka Díaz

26 de diciembre de 2023 / 13:51

Según un estudio del Departamento de Personalidad, Evaluación y Psicología Clínica de la Universidad Complutense de Madrid, un 4,5% de la población adulta presenta rasgos de piscopatía. O sea, son psicópatas, caracterizados por tener rasgos antisociales y ausencia de empatía. Además, son narcisistas de manual. A los que consiguen pasar desapercibidos se les considera psicópatas integrados. Pero integración no es sinónimo de ausencia de peligro.

La jurista y criminóloga Paz Velasco de la Fuente, especialista en personalidad psicopática y delitos violentos, alerta: “Hay psicópatas integrados o subclínicos altamente nocivos y nocivas para la sociedad, para el entorno laboral y para las personas con las que se relacionan, sobre todo parejas y familia”. Aunque también destaca que “ser psicópata no es sinónimo de asesino ni de delincuente. Ni todos los psicópatas son delincuentes ni todos los delincuentes son psicópatas”.

Qué es un psicópata integrado

Lo primero que deja claro la experta es que “la psicopatía es un trastorno de la personalidad, no un trastorno mental”. Este trastorno se caracteriza por una serie de rasgos como la manipulación, las emociones superficiales y la carencia de empatía y remordimiento. Algo que aprenden a gestionar los psicópatas integrados. “Estos son los más numerosos, los que se ocultan entre nosotros pasando desapercibidos”, apunta, mientras que “los psicópatas asesinos en serie son una excepción o rareza social, a pesar de su extrema visibilidad y del impacto y morbo mediático que producen”.

La diferencia esencial entre un psicópata criminal y uno integrado, señala la experta, “reside exclusivamente en las conductas que llevan a cabo, puesto que ambos tienen la misma estructura de personalidad y de emociones”

Autora de libros como Criminal-mente, Homo Criminalis y Muertes nada accidentales, en los que trata este tema, Velasco de la Fuente recalca que hay más psicópatas integrados de los que pensamos y “conviven con nosotros cotidianamente”.

Riesgos de dar con un psicópata integrado

A diferencia de los psicópatas que nos fascinan en las películas, esos seres tan inteligentes aunque malvados, encontrarse con un psicópata integrado no es una experiencia atractiva. La presidenta del Comité Asesor de Expertos del Colegio de la Criminología de la Comunidad de Madrid señala que, gracias a investigaciones como las del psicólogo Iñaki Piñuel , “la sociedad ya es consciente de que la psicopatía campa a sus anchas en terrenos como la política, la justicia y la economía”.

Se trata de personas perfectamente integradas en la sociedad, que suelen incluso tener un perfil profesional de éxito. Al ser carismáticos e intrépidos, su atractivo es innegable. Pero la criminóloga recuerda que “infligen perjuicios económicos, materiales y emocionales. Son tan manipuladores, insensibles y egocéntricos como el resto de psicópatas, pero a través de su inteligencia, sus habilidades sociales y sus circunstancias construyen una fachada de éxito y normalidad y obtienen aquello que quieren con absoluta impunidad”.

Mantener una relación con una persona psicópata puede tener ciertos peligros. La criminóloga destaca que “abusan emocional y psicológicamente de sus parejas con el fin de erosionar su autoestima y así aumentar el grado de control y poder sobre ellas, sobre todo, por el mero placer de hacer daño”.

Al final, la persona que esté con ellos se convertirá “en un ser sumiso, dependiente, vacío de sí mismo que gira alrededor del psicópata, sin identidad propia y este lo parasita y lo utiliza para sus fines”. Y subraya que “el psicópata no quiere en absoluto a su pareja, ni a nadie. Solo se quiere a sí mismo.

Cómo actúan los psicópatas integrados

Aunque, como el resto de la población, cada psicópata integrado es un mundo, hay varios rasgos que les representan. La experta destaca que suelen tener una personalidad narcisista, algo que necesitan alimentar a través de la admiración de los demás. “Estos sujetos crean el espejismo de un vínculo especial con aquellas personas a las que considera más útiles. Las que pueden mejorar su reputación o aquellas de las que puede obtener un beneficio personal, profesional, económico o social”, señala Velasco de la Fuente. Para lograrlo, no tienen problema en manipular.

La jurista explica que ese vínculo psicopático que menciona sigue siempre tres etapas: idealizar, desvalorizar y descartar. “Este proceso, que puede durar días o años, dependerá de lo que el psicópata quiera de esa persona y de si ella le desafía o entra en su juego. Lo que es inevitable es que, finalmente, esa víctima será descartada en cuanto ya no le sea útil para sus necesidades o sus fines”, afirma. Además, la experta destaca que “el psicópata no es ni lo que dice ser, ni lo que dice sentir, ni lo que dice que hará. Miente y engaña conscientemente y lo hace para hacer daño”.

Cómo podemos detectar a los psicópatas integrados

Aunque destaca que “no es sencillo detectar a una persona con rasgos de psicopatía, y en muchas ocasiones cuando nos damos cuenta de que algo va mal, ya es demasiado tarde”, Paz Velasco de la Fuente da algunas recomendaciones para saber cuándo alguien puede ser un psicópata integrado. Lo primero, destaca que “son personas que se acercarán a nosotros mientras muestran un abanico de virtudes y buenas maneras”.

Entre los rasgos se pueden detectar al relacionarse con ellos y ellas, destaca una habilidad extrema para manipular a los demás y conseguir sus objetivos. “En el caso de que quieran iniciar una relación sentimental se victimizan, para manipular al otro en busca de su compasión y comprensión”, advierte y aclara que “realmente ellos son los victimarios”.

Algo que, señala, es muestra de psicopatía es la ausencia de remordimientos y culpabilidad. Pero ojo porque “saben que decir lo siento les funciona siempre”. También señala que un psicópata integrado suele mentir como norma, ya que “quiere deslumbrar y ser el centro de atención. Y, aunque saben imitar las emociones, les señala su frialdad, pero son “grandes actores, con lágrimas de cocodrilo”. También la arrogancia, orgullo y soberbia, que se transforma en “ira si no se sale con la suya”. Suelen aburrirse con facilidad, por lo que necesitan una actividad constante y muy variada. Y algo muy sintomático es que son incapaces “de comprender tus emociones o cómo te sientes”.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaDuchas diarias

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta