Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué las personas positivas viven más: todos sus trucos para lograrlo

X
cafe-sostenible

Elegir café de comercio justo cambia el planeta en cuanto al panorama social y medioambiental./ Foto: Pexels.

Lifestyle eco

Cómo elegir el café más sostenible: todo lo que puedes hacer por el planeta con esta decisión

Cada día se consumen en el mundo dos mil millones de tazas de café. Tomarlo de cultivo ético supondría un gran impacto en el día a día del planeta.

Por Paka Díaz

3 de enero de 2024 / 08:30

En 2015, comenzó su andadura en Barcelona Syra Coffee, una pequeña cafetería que tenía el simple propósito de hacer que el buen –y sostenible– café 100% arábica fuera accesible para todos. “Fieles al lema menos es más, supimos desde el primer día que, para lograrlo, nos teníamos que enfocar en una sola cosa: buen café para llevar y también para preparar en casa”. Hoy, se ha convertido en un lugar muy popular entre los amantes de esta bebida.

Su CEO, Yassir Raïs, señala, sin dudas, que “la apuesta por un café sostenible dentro del sector ha venido para quedarse”. El café es la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua, si la mayoría lo consumiera sostenible, supondría un impacto tremendo. Para ello, han impulsado Syra Lab, un proyecto que busca repensar y reformular cómo se aborda el café en todo su proceso, a través de conexiones con productores. El objetivo principal es “que esta industria sea más sostenible y justa, desde la finca hasta la taza”, destaca Raïs.

Qué es el café sostenible

El cáfe sostenible es el que se cultiva de forma respetuosa con la naturaleza, mientras se conserva la flora y la fauna. Además, proporciona medios de vida justos a quienes lo cultivan y procesan.

El café crece mayoritariamente en los trópicos, en los bosques tropicales que aún quedan. “Cuando los precios del café bajan, los pequeños caficultores ven obligados a recortar sus gastos y talan los bosques para obtener madera como combustible. O para vender productos maderables, o usar tierras para la producción de otro tipo de productos para obtener ingresos extra”, explica Rose Serrano, responsable de inversores de Oikocredit en España.

Aparte de eso, el café se suele plantar en zonas de pendiente. Si no se cuida, puede provocar erosión excesiva en el terreno. Por otra parte, el procesamiento del café también requiere mucha agua, mientras que las aguas residuales que provoca pueden ser contaminantes. Con los cultivos sostenibles, se garantiza que eso no pase.

En el mundo, más de 120 millones de personas viven del café, dependen de él para su sustento. La volatilidad de los precios del mercado hace que muchas veces a los agricultores se les pague muy poco. Eso les puede obligar a usar pesticidas de baja calidad e incluso a utilizar mano de obra infantil, más barata, para poder asegurarse tener algo de beneficios. Si se piensa, pagar algo más por un café sostenible no parece tan malo.

Por qué es importante comprar café de comercio justo

En 2019, se produjeron aproximadamente nueve mil millones y medio de kilogramos de café a nivel mundial. Cada día, se beben en el mundo casi 2.000 millones de tazas. Por eso, garantizar que se produzca de forma ética conlleva muchos beneficios. “El café, al igual que el cacao y otros cultivos, presentan varios problemas para el agricultor: precios de venta bajos, en ocasiones por debajo del coste de producción y costes altos de producción”, comenta Rose Serrano.

Para capacitar a los productores de café en sostenibilidad, Oikocredit ha puesto en marcha varios proyectos en Brasil, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Perú. “La solución es el comercio justo, que contribuye al desarrollo sostenible porque ofrece mejores condiciones comerciales y asegura los derechos de los trabajadores y productores”, apunta Serrano.

Mejores condiciones laborales

Garantizar el comercio justo es hacer lo propio con la protección de los derechos humanos, laborales y ambientales, así como la promoción de prácticas comerciales justas y sostenibles. También aborda el problema del cambio climático y la degradación ambiental a través de prácticas comerciales sostenibles y responsables que minimicen el impacto ambiental de la producción y el consumo.

Además de estar alineado con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la experta recuerda que el comercio justo mejora “las condiciones laborales de los trabajadores, la seguridad en el trabajo, y sobre todo, la salud”. Y recuerda que “muchos los agricultores viven sin acceso a servicios tan básicos como la atención médica”.

Consumidores por el café sostenible

La experiencia de Syra Coffee muestra el interés de los consumidores por el café sostenible. Yassir Raïs reconoce que “siempre hemos sido conscientes de que el éxito tiene sus raíces en los valores que nos guían y en el impacto transformador que creamos”. Porque, matiza, “nuestra historia no trata solo de café, sino de sostenibilidad, calidad y autenticidad, valores que impregnan cada grano que tostamos y cada taza que servimos”.

Por ello, Raïs recuerda que “adquirir café sostenible es fundamental para lograr establecer una economía circular”. Anima a hacerlo porque “el efecto dominó que produce afecta a innumerables vidas, lo que crea un cambio positivo que trasciende los límites numéricos”.

Por su parte, Roser Serrano subraya que la sensibilidad de los consumidores ha cambiado. “Cada vez más se interesan por saber la procedencia de los artículos que consumen y demandan criterios de producción sostenibles. Entienden que está en sus manos ayudar, y que una compra responsable permite mejorar la situación de los más vulnerables del planeta”, concluye.

Cómo elegir café sostenible

Para elegir café sostenible puedes optar por ir a establecimientos de comercio justo. Además, hay que observar el etiquetado del producto. Hay diversos sellos que certifican las buenas prácticas en el proceso de producción de café. Por ejemplo, la etiqueta de la ya popular rana verde, Rainforest Alliance (RFA), que certifica que, entre otras cosas, el producto disminuye la huella de carbono, y cumple las normas de sostenibilidad ambiental, social y económica.

Otra a buscar es la de Etiqueta FSC (Forest Stewardship Council o Consejo de Administración Forestal). Esta ONG internacional promueve la gestión forestal ambientalmente responsable, sostenible y beneficiosa económicamente. Con este sello garantizas la protección de los bosques y zonas rurales.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Desayuno sacianteGlucodependenciaFilosofía kaizenEntrenar a los 40Las personas positivas viven más

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta