Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Comer proteína lo cambia todo: así te ayuda a perder kilos de más y a conseguir un peso saludable sin esfuerzo

X
cómo cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible

Hay acciones muy sencillas por nuestra parte que pueden hacer que la salud del planeta mejore./ Unsplash

Sostenibilidad

Gestos para cumplir con tu parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Quedan 7 años para que los 17 puntos de los ODS y sus 169 metas sean una realidad. Empresas y administraciones se están poniendo las pilas, pero, aunque no lo creas, todos podemos ayudar para lograrlo.

Por Cristina Martín Frutos

31 de enero de 2023 / 14:37

Puede que no te los sepas de memoria, pero, a estas alturas, seguro que te suena más de un Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS). Poner fin a la pobreza; salud y bienestar; igualdad de género; acción por el clima… En septiembre de 2015 los líderes mundiales de las Naciones Unidas se marcaron 17 objetivos estructurados en 169 acciones concretas para cumplir antes de 2030. Desde entonces, los gobiernos, el sector privado y las organizaciones civiles han puesto en marcha diversas medidas dentro de esta agenda. Pero, lo cierto, es que cualquiera de nosotros también puede poner su granito de arena.

“Hay muchas oportunidades para contribuir a los ODS en nuestro día a día. Lo importante, como ciudadanos, es que no dejemos que nos abrumen. Está claro que como individuos tenemos limitaciones y nunca podremos comprometernos con todos ellos, pero pequeños gestos marcan una gran diferencia”, reflexiona Tobias Hahn, profesor del departamento de Sociedad, Política y Sostenibilidad de la escuela de negocios Esade. De hecho, en la propia web que la ONU ha desarrollado para los Objetivos de Desarrollo encontramos una “Guía de los vagos para salvar el mundo”.

Con propuestas de lo más cotidianas, que van desde enchufar los electrodomésticos en una regleta para desconectarlos cuando no los uses, hasta calcular tu huella de carbono y comprar crédito climático para compensarlo. Pero vayamos poco a poco.

Informarse bien sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible

No hace falta que te sepas los 17 objetivos al dedillo. Y mucho menos sus casi 200 acciones. Sin embargo, la información es poder y, por eso, una buena idea puede ser imprimir (o directamente, escribir tú mismo) un cuadro con los 17 objetivos y ponerlo en la nevera o colgarlo en el despacho.

Si hay niños en casa, en la web de la ONU y del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, encontrarás recursos para toda la familia. Como el cuento Frieda y los ODS, juegos de mesa o la práctica guía 170 acciones diarias para transformar nuestro mundo, con sencillas propuestas al alcance de todos divididas por cada meta.

Muchas ONGs e iniciativas sociales también son de lo más interesante en este sentido: companies4sdgs; familiesforsdg… Y no podemos olvidar que las redes sociales, bien usadas, son una fuente de ayuda. Las cuentas de Twitter de @ONU_es y @GlobalGoalsUN son un buen punto de partida. A partir de ahí puedes explorar con hashtags como #globalgoals, #objetivosmundiales, #actúaahora…

La regla de oro para contribuir a los ODS

Una vez que ya estés familiarizado con los retos, olvídate de ser ambicioso. Es mejor ser práctico y realista para cumplir con tu parte. Más vale que empieces por algo en apariencia poco importante, como llevar tus bolsas de la compra, no precalentar el horno o ir al gimnasio andando, que pretender afiliarte a una asociación vecinal de acción política.

El profesor Hahn comparte una regla para identificar con qué acción podrías comprometerte sin que sea imposible llevarlo a cabo. “Responda a estas tres preguntas: ¿Qué te hace feliz o te da alegría? ¿En qué eres realmente bueno? ¿Qué crees que hay que hacer para contribuir a los ODS?”.

En su opinión, al hacer este sencillo ejercicio podemos encontrar el área que más nos interesa (medio ambiente; igualdad de género; educación; consumo sostenible; lucha contra las desigualdades; política…) y centrarnos en un objetivo.

Pasar a la acción: ideas prácticas

El tercer paso consiste en definir pequeñas propuestas con la intención de que, poco a poco, pasen a formar parte de tu estilo de vida. Tobias Hahn recomienda empezar por la alimentación. “Importa mucho lo que comemos. Reducir el consumo de carne tiene efectos sobre el uso de agua (objetivo 6), el consumo (objetivo 12), la acción por el clima (objetivo 13) y la vida en la tierra (objetivo 15). No en vano, producir un kilo de carne de vacuno requiere unos 15.000 litros de agua. Y a lo largo de todo el proceso, desde la cría del ganado hasta el envasado, se generan unos 60 kilos de emisiones de gases invernadero. Si quiere comer carne, hágalo, pero con menos frecuencia y fíjese en su procedencia”, afirma.

Comprar productos de temporada, de cercanía y a granel (para reducir plásticos) es otra gran opción. La movilidad es otra área interesante para marcar la diferencia. “No todo el mundo puede prescindir del coche ni puede permitirse un vehículo eléctrico, pero sí puedes ir a ciertos sitios a pie o en bici (que también contribuye al ODS 3, de Salud y bienestar). O coordinarnos con compañeros de trabajo o vecinos para compartir trayecto”, añade Hahn.

¿Más ideas? Si estás pensando en hacer una reforma, mejora los sistemas de aislamiento de las ventanas; intenta que en tu comunidad instalen paneles solares (ODS 7); dona o recicla tus dispositivos electrónicos antiguos (ODS 9), etc.

Los objetivos desde la oficina

En el trabajo también hay opción de contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Haciendo propuestas a la empresa, informándote de lo que está haciendo y cambiando tus rutinas. “Una vez más, piensa en cómo puedes marcar la diferencia y céntrate en ello. Para un profesor será más importante enseñar sobre ODS en clase que reducir la cantidad de papel. Si eres director de compras revisa a tus proveedores y ten en cuenta las condiciones laborales de la cadena de suministro y la trazabilidad, no solo el precio final. O si trabajas en una panadería o un bar quizá puedas distribuir los alimentos sobrantes a menor precio con apps como Too Good to Go, por ejemplo”, concluye el profesor.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Comer proteínaMujeres arrepentidasConfesiónRespirar malRiesgos Ozempic

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta