Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
etiqueta-moda-sostenible

Imagen: Unsplash

Moda sostenible

Cómo leer la etiqueta para saber si tu ropa es sostenible o no

Formular un armario con conciencia es mucho más fácil de lo que piensas, solo debes informarte bien de lo que compras y conocer el origen de cada prenda para saber si son sostenibles o no.

Por Michelle Avís Melgosa

24 de febrero de 2023 / 14:14

Conseguir un armario sostenible es muy fácil, tan solo necesitas dedicarle un poco de tiempo e informarte bien de lo que compras. Optar por una moda con conciencia es también un gran paso para cuidar nuestro planeta y evitar el consumo compulsivo pero, ¿sabes en qué te tienes que fijar para saber si una prenda es sostenible o no? Estos son todos las datos en los que te tienes que fijar cuando vas de compras.

Lo primero que debes pensar, como bien recomiendan los estilistas, es que busques prendas que sean muy fieles a tu estilo para que no te canses de ellas y puedas seguir llevándolas durante mucho tiempo. Una vez dado este paso y haber encontrado las prendas que de verdad necesitas tienes que analizar muy bien su etiqueta porque, además de indicarte los cuidados que debe tener, también te aportará mucha información sobre su origen y las condiciones en las que se ha fabricado.

Certificación GOTS

La certificación Global Organic Textile Standard es una norma internacional que asegura que, además de llevar algodón orgánico, es un producto responsable desde el punto de vista medioambiental y social. Esto indica que las prendas que consiguen esta certificación no solo provienen de fibras orgánicas, sino que también están fabricadas bajo un proceso ético y sostenible. Sin embargo, aunque parezca que todas las prendas que cumplan estos requisitos tienen esta certificación, lo cierto es que es algo muy complicado de conseguir, ya que estas prendas deben certificar al menos un 95% de fibras orgánicas. Estos criterios deben estar presentes en todos los procesos de la prenda, desde la elección de las fibras como en toda su distribución.

El lugar de fabricación

El lugar de fabricación es otro de los datos en los que te debes fijar para saber si la ropa que compras es realmente sostenible. Esto te puede aportar algunas pistas sobre las condiciones sociales en las que se ha fabricado esa prenda y, por supuesto, también te ofrece información sobre su carácter ecológico. Según un reportaje de la revista Forbes, los países europeos que más fabrican moda ética son Dinamarca, Bélgica, Irlanda, Finlandia y Escocia. Esto indica que son los países que menos residuos generan, cuyas condiciones laborales son buenas y están comprometidos con una moda responsable y con conciencia.

En el caso de España, nuestro país ha sido reconocido como un centro de fabricación de ropa, con más de 8600 empresas con sede en varias ciudades como Barcelona, Madrid, Sevilla o Valencia con condiciones dignas. Sin embargo y, por desgracia, esto no ocurre en todo el mundo ya que en numerosos países como Vietnam, Bangladesh o Camboya no existe ningún tipo de control en la industria textil, las condiciones son extremas y no existe un salario justo.

Las fibras

En cuanto a las fibras, estas también te aportan mucha información para saber si el proceso de fabricación de la prenda ha sido sostenible o no. Todas las prendas textiles tienen la obligación de mostrar su composición íntegra y deben indicar el nombre de la fibra y su porcentaje. Existen fibras naturales de origen vegetal o animal, fibras sintéticas y fibras artificiales que tienen procesos certificados y éticos y que apuestan por conservar la diversidad del planeta.

Las fibras de menor impacto de origen natural son el algodón reciclado, el algodón orgánico, la seda, el lino, el cáñamo, el bambú o la lana ecológica. Sin embargo, con las prendas con fibras sintéticas y artificiales también podemos encontrar opciones de bajo impacto como el tencel, el modal o el poliéster reciclado y el nylon. Además, gracias a los avances tecnológicos se ha comenzado a trabajar con materiales que son una gran apuesta ambiental ya que están hechas a partir de residuos alimenticios como cáscaras de fruta. Estas alternativas ayudan a reducir el impacto medioambiental y lograr la regeneración de los ecosistemas naturales.

 

 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Separación conscienteAgamiaMia AstralAlimentos gatilloLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta