X

@Unsplash

Medioambiente

Movimiento Zero Waste: Haz que tu rutina de belleza sea más sostenible

Con pequeños gestos puedes transformar tu rutina de belleza para hacerla más responsable con el medioambiente. Te contamos cómo puedes hacer que tu ritual cosmético diario sea más sostenible.

Por Tamara Izquierdo

28 de abril de 2022 / 14:48

Reciclar correctamente en casa y reducir tu huella de carbono, con decisiones como hacer tus trayectos en bicicleta, andar más o llevar un consumo más responsable, son algunas acciones que puedes integrar en tu día a día para cuidar del planeta. Pero ¿tu rutina de belleza es sostenible? Apuesta por marcas respetuosas con el medioambiente y apúntate estos tips imprescindibles para que tu cuidado diario sea más eco-responsable.

¿Desechables? No, gracias

Generar menos residuos es primordial para ser coherentes con nuestro compromiso con el planeta, de esta forma minimizamos el impacto del ser humano en el entorno. Una forma de hacerlo es sustituir los discos desmaquillantes desechables y el papel de un solo uso por alternativas reutilizables.

Mónica Ceño, fundadora de The Lab Room, cuenta con alternativas sostenibles en su marca de belleza y bienestar, y su motivación no es otra que un compromiso absoluto con el medioambiente. Mónica nos cuenta que “el planeta no puede esperar y con pequeñas iniciativas como esta pretendemos promover un eco cuidado beauty que utilice muselinas o discos de algodón reutilizables. Los algodones tradicionales y las toallas desmaquillantes son un problema muy grande, con pequeños gestos como este ayudamos al planeta y a comunidades de artesanos a nivel global, siempre cuidando la calidad del producto”.

¿Cuántos discos de algodón puedes usar en un año? Como apuntaba Mónica Ceño el problema de los desechables es grande y con el sencillo gesto de incluir en tu rutina discos reutilizables puedes reducir notablemente los residuos que se generan solo con la rutina facial. Mónica explica que los discos reutilizables son “una alternativa sostenible al uso de algodones de usar y tirar, están hechos de bambú que los hace suaves y duraderos. Son ideales para la zona sensible del ojo”.

No solo puedes reemplazar los discos desechables para conseguir una rutina de belleza sostenible, también tienes alternativas para el papel de un solo uso o tisúes. Las toallas o muselinas son una gran opción para evitar desechar cada día tanto papel, y si son orgánicas mucho mejor. Mónica Ceño nos cuenta que sus muselinas “están hechas de algodón orgánico y elaboradas por una cooperativa de artesanos en la India. Son perfectas para limpiar el rostro y retirar mascarillas y, gracias a su doble capa su textura de red, sirven para exfoliar y limpiar los poros. Secan mucho más rápido que una toalla normal, es más higiénica y ligera para viajar”. Son una alternativa responsable, y muy atractiva, para incluir en la rutina cosmética diaria cuidando más del medioambiente.

@The Lab Room

Pásate al formato sólido 

El formato sólido no solo es practiquísimo para viajar, es que además usando productos sólidos vas a reducir el uso de envases y, eso va a hacer que tu rutina sea más respetuosa con el planeta, y por tanto una rutina de belleza más sostenible.

Las pastillas de jabón de toda la vida son una alternativa eco al gel corporal y al jabón de manos, eliminando así envases de plástico perjudiciales para el medioambiente. También puedes optar por cambiar tu envase de champú de siempre por un champú sólido. 

Marcas como Lush, Mi Rebotica, Garnier, The Singular Olivia, Clarins o Alma Secret cuentan ya entre sus productos con champús en formato sólido que funcionan igual de bien que los formatos líquidos tradicionales. Rocío L. Cuesta, doctora en farmacología cum laude y CEO de Alma Secret nos explica que “hemos querido dar un paso más apostando por el “Zero Waste” y creamos nuestro champú Shikakai sólido que tiene todas las propiedades del champú líquido, ocupando una décima parte de espacio y siendo 100% sostenible. No hay nada en Shikakai sólido que no se pueda reciclar o que dañe el medio ambiente”.

Reduce el número de envases en tu baño

¿Y si, además de reducir envases también pudieras reducir el número de productos de tu rutina con un producto multiusos? Para minimizar aún más la huella de carbono apuesta por productos que sean todoterreno y que te permitan aligerar el neceser. El aceite de coco es un ejemplo de producto multiuso que funciona muy bien, tanto en cuerpo como en cabello, aunque no siempre lo podemos encontrar en envases libres de plástico. 

Este tipo de productos multiusos no solo ayudan a reducir envases, sino que además minimizan la cantidad de productos a utilizar en la rutina diaria. La propuesta multiusos de The Lab Room es Wonderbalm, bálsamo hecho a base de manteca de mango y monoï, y envasado en una lata de aluminio 100% reciclable. “No todo el vidrio que consumimos se puede reciclar, en cambio Wonderbalm se presenta en una lata de aluminio que lleva en circulación desde principios del siglo XX, 100% reciclable y reciclado. No pesa nada por lo que se aligera el transporte y así reducimos también la huella de carbono, mejorando así la salud de nuestro planeta” explica Mónica Ceño.

Si un solo producto desmaquilla, es una crema hidratante, nutre los labios, cuida las zonas más secas del cuerpo como codos, talones o rodillas, es una mascarilla nocturna, hidrata el cabello, repara la piel después de la exposición al sol, previene estrías, hace las veces de perfume… ¿qué más se puede pedir? Eliminamos de un plumazo varios envases del neceser. Elegir este tipo de productos es una gran forma de ser más responsable con el entorno sin renunciar a cuidarte de la mejor forma y con el mayor bienestar dentro de una rutina de belleza sostenible.

El problema de las microesferas

¿Has pensado alguna vez que tus productos cosméticos como exfoliantes, jabones o productos solares pueden estar contaminando el agua? Muchas de estas sustancias son nocivas para la fauna y la flora acuática y desequilibran el ecosistema.

Greenpeace explica que “particularmente perjudiciales resultan los microplásticos, fragmentos inferiores a 5 milímetros que pueden venir de la rotura de trozos grandes o haber sido fabricados directamente así, como es el caso de las microesferas presentes en productos de higiene y limpieza como exfoliantes, pastas de dientes o detergentes. Se calcula que cada bote de 100 ml puede contener entre 130.000 y 2,8 millones de estas diminutas bolas de plástico que llegan al mar a través del desagüe, porque su tamaño tan reducido hace que no queden atrapadas por los filtros de las depuradoras”.

Hoy en día existen opciones no contaminantes y muchas marcas han reformulado sus productos para evitar estos daños medioambientales. Rocío L. Cuesta de Alma Secret explica que “hoy en día vas a la playa, te pones la crema y directo al agua. No somos conscientes de cómo contaminan el mar las cremas solares con filtros químicos o nanopartículas. Estuvimos mucho tiempo investigando hasta dar con el ingrediente perfecto y conseguir que nuestro producto tuviera un nulo impacto en el fondo marino”.

@Unsplash

No contamines el agua

El simple gesto de lavarte el rostro o nadar en el mar después de ponerte en la piel un solar, puede alterar, y mucho, el ecosistema marino. Esto puede evitarse utilizando productos respetuosos con el medioambiente. Cuentan con la misma eficacia pero al usarlos proteges el planeta.

Fidel Delgado, CEO de Dersia apunta que “somos conscientes del impacto de los ingredientes cosméticos en el fondo marino y su alto impacto ecológico, por ello optamos por una formulación de nulo impacto medioambiental. Al usar cualquiera de nuestros productos no dejamos ningún residuo que pueda dañar nuestro entorno. Todos los productos químicos y derivados del petróleo afectan al ecosistema marino, por eso es de vital importancia que los productos cosméticos sean lo más naturales posibles”.

Cada vez más firmas cosméticas son conscientes de que hay que respetar nuestro entorno con fórmulas que concilien la responsabilidad medioambiental con el cuidado de la piel. Marcas como Clarins tienen un firme compromiso con el medioambiente, sus productos solares se han reformulado y son ecorresponsables. Clarins afirma que “mostramos nuestro compromiso con el medioambiente a través de envases ecológicos y fórmulas únicas que respetan la vida de los corales. Ambos juegan un papel clave en el equilibrio de los fondos marinos y la biodiversidad”. Puedes utilizar cosmética respetando el medioambiente, solo tienes que elegir fórmulas eco-responsables que respeten la piel y el entorno.

El plástico, un elemento a erradicar

El plástico es uno de los mayores problemas medioambientales. Una botella de plástico tarda más de mil años en degradarse. En ese proceso de degradación, el plástico se fragmentaría en microplásticos y se irían acumulando sustancias tóxicas en el suelo llegando así a la flora y la fauna, y a ser consumidas por el ser humano.

Greenpeace afirma que “estudios recientes han observado que los animales marinos están ingiriendo estos microplásticos, lo que está provocando bloqueos gastrointestinales y alteraciones en sus patrones de alimentación y reproducción. Pero no se queda ahí: hay evidencias de que se transfieren a lo largo de la cadena alimentaria y llegan hasta nuestros platos”.

@Unsplash

Teniendo en cuenta este preocupante dato, eliminar o minimizar el plástico en tu rutina diaria en general y en tu rutina cosmética en particular, sería una prioridad para poder proteger el medioambiente. Afortunadamente hay alternativas al plástico y muchas firmas cosméticas las utilizan en sus productos para que puedas configurar una rutina de belleza sostenible.

Alternativas al plástico en el mundo de la belleza

El aluminio es un material por el que cada vez se decantan más las marcas que quieren preservar el medioambiente. Fidel Delgado de Dersia nos cuenta que “optamos por el aluminio para todos nuestros productos ya que es uno de los materiales con más vida útil, más reciclables y reciclados que existen, lo que lo convierte en uno de los materiales más sostenibles del mercado”. 

La utilización de cartón en el embalaje es una buena opción siempre que no se contribuya a la deforestación. Rocío L. Cuesta de Alma Secret explica con respecto a los embalajes que “estamos en un continuo proceso de evolución con todo nuestro embalaje y material impreso que ahora es en cartón FSC o PEFC, procedente de bosques sostenibles y responsables. Por otro lado, todos nuestros envases son de PET 100% reciclable o de cristal 100% reciclable y con un contenido PCR reciclado del 20% al 40%”.

Marcas como Clarins también fomentan el uso de materiales responsables ya que todo el cartón que utilizan procede de bosques de gestión sostenible, reducen del peso y el volumen de los embalajes ( eliminan estructuras internas y prospectos y reducen el uso del vidrio) y la utilizan materiales reciclados y/o reciclables.

Cepillos sostenibles

¿Qué ocurre con la higiene dental y con los peines y cepillos capilares en una rutina de belleza sostenible? Para evitar el uso de plástico lo ideal es elegir productos elaborados con materiales reciclables y/o reciclados.

Silvia Reyes, directora de comunicación de Beter, nos explica que “en 2018 lanzamos el cepillo capilar detangling Natural Fiber, elaborado con fibras de trigo, cáscara de arroz y polímero de resina, (todos ellos materiales reciclables). Un año después presentamos la primera gama de accesorios de maquillaje y cuidado personal sostenible con el mismo nombre, Natural Fiber, una línea que responde a la realidad de un estilo de vida saludable que engloba el propio bienestar y la conciencia medioambiental por mantener un entorno más sostenible. Están elaborados con productos derivados de la fibra del trigo, con una máxima reducción de plástico. Su packaging es FSC”. 

Pero aún se puede ir más allá y darle una nueva vida a esos plásticos que contaminan nuestros mares como nos cuenta Silvia Reyes, “uno de nuestros últimos proyectos es el cepillo detangling Ocean, elaborado con plástico procedente del reciclaje de redes de pesca a través de un proceso que garantiza la máxima higiene”.

@Unsplash

En cuanto a los cepillos de dientes, son los de bambú los que rápidamente nos vienen a la cabeza como alternativa sostenible a los cepillos de plástico tradicionales. El bambú es un material eco-responsable biodegradable, pero elige siempre los que estén elaborados por bambú MOSO que es el que no comen los osos panda ya que no queremos dejarles sin comida ¿verdad? Nuestra rutina de belleza sostenible ya no sería tal.

Hay otras opciones en el cuidado dental y Silvia Reyes de Beter nos las cuenta: “Recientemente hemos lanzado una gama de cuidado dental, Dental Care, elaborada a partir de materiales procedentes de fuentes renovables, como las fibras de trigo (packs con certificado FSC)”.

¿Estás preparada para llevar una rutina de belleza sostenible y responsable con el medioambiente? Tienes todos los tips para poder lograrlo.

Temas

Cosmética Natural

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Sostenibilidad

Instagram

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Sostenibilidad

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible