X
Croquetas caseras

Foto: Can Cortada

Día de la croqueta

7 ideas de croquetas veganas que te gustarán más que las de carne

Existen días que conmemoran alimentos tan deseados como las croquetas. Quizás estas no sean como las de tu madre, pero están muy ricas y además son veganas. ¿Te animas a probar?

Por Miriam Aguilar

11 de enero de 2022 / 15:58

Cómo nos gustan las celebraciones. Y el 16 de enero toca rendir homenaje a un bocado que nos encanta y que se sigue reinventando de mil maneras para no dejar de sorprendernos. La idea del Día de la croqueta surgió de una agencia de comunicación que desarrolló una fantástica campaña para un restaurante especializado en este plato. Tal fue el éxito que un sinfín de espacios gastronómicos que servían croquetas se subieron al carro para dar dar más fama a sus propuestas.

No se sabe muy bien cuándo comenzaron a hacerse, pero sí parece que su creación se la debemos a los franceses, que además le darían su nombre onomatopéyico ‘Croquer’ (crujir). La primera fecha histórica en que tenemos constancia de la existencia de las croquetas fue en 1817, cuando el chef Antonin Cáreme presentó el plato en un banquete para el príncipe de Inglaterra y el Duque Nicolás de Rusia. Tanto le entusiasmó a la nobleza que lo llamaron ‘Croquettes à la royale’.

Desde entonces hasta ahora ha llovido mucho y existen versiones para todos los gustos, incluso recetas saludables (quién lo diría) en las que el rebozado clásico se sustituye por crujientes copos de avena, por ejemplo, y el aceite que llenaba las sartenes por hornos o freidoras de aire.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Croquetas veganas: cómo hacerlas para que salgan bien

Ser vegano puede resultar complicado de entrada, sobre todo si llevas comiendo carne toda la vida, pero reducir este consumo se puede hacer, por ejemplo, con los hacer una semana o un lunes sin carne o poco a poco, con los consejos de expertos en nutrición y veganos como Beatriz Moliz. Son muchos los famosos que se han convertido al veganismo, entendiendo esta forma de vida como algo que va mucho más allá de la manera de alimentarse.

Seas o no vegano, transformar tus platos en versiones más saludables y respetuosas con el medio ambiente siempre será una buena opción. En cuanto a las croquetas, Cristina Comenge, cofundadora de Oído Cocina Gourmet nos ha dado las claves para adaptar las recetas tradicionales a deliciosas propuestas aptas para personas veganas.

«La cocina vegana no es aburrida ni insípida, sino que permite grandes juegos de sabores que pueden deleitar hasta a los más escépticos», afirma la experta. La diferencia principal entre las croquetas clásicas y las veganas es que ninguno de los ingredientes que utiliza pueden ser de origen animal. Así las cosas, puedes preparar una bechamel cocinándola en la sartén con la harina, como se ha hecho toda la vida, pero cambiando la leche de vaca por una bebida vegetal. Por supuesto, siempre será mejor si eliges un producto sin azúcar ni saborizantes, lo menos procesado posible. Puedes usar leche de soja, de arroz, de avena, de almendras, de coco…

Las elecciones de los alimentos siempre son importantes, y mucho mejor productos locales de temporada, que cuentan con todo el sabor y beneficios de los vegetales y además favorecen el consumo responsable. Comenge añade otra idea, la de «no escatimar en cantidades, y poner al  menos 3 partes de ingrediente principal por cada 10 de base». Dicho en cantidades: por cada 100 gramos de bechamel vegetal, poner 30 gramos de producto.

El rebozado es, también, clave a la hora de hacer una buena croqueta. La chef nos da el truco para conseguir las dos ‘C’: cremosa por dentro y crujiente por fuera. «Lo mejor es usar panko, un pan rallado japonés en forma de copos o escamas», nos cuenta.

Croquetas veganas: 7 recetas deliciosas que te conquistarán

1. Croquetas de boletus Edulis. Para que quede bien sabrosa, la croqueta debería tener al menos 200 gramos de boletus, que en España podemos comprar bajo ese nombre u otros como hongo, hongo blanco, hongo pambazo o seta de calabaza. Tienen un sabor bastante potente, textura suave y un color subido de tono. Ideales si te gustan las setas.

2. Croquetas de puerro confitado. Para sacar todos los matices del puerro y potenciar su sabor y dulzor, lo mejor es confitarlo. El confit es la técnica que te ayudará en este caso, una forma de cocinar a fuego lento para que los alimentos se hagan en su propio azúcar. Quizás nos lleve un poco más de tiempo, pero el resultado merece la pena: unas croquetas untuosas y de sabor suave, parecidas a las de cebolla, pero con ese toque caramelizado.

3. Croquetas de espinacas. Uno de los superalimentos que deberíamos incluir en nuestro menú semanal. Las espinacas fortalecen los huesos, ayudan a las articulaciones, tienen propiedades antiinflamatorias, cuidan la piel y el cabello… Las croquetas de espinacas tienen un sabor intenso que, bien mezclado con la bechamel, asegura el éxito. Puedes añadir piñones, y aportarles un toque especial.

4. Croquetas de calabaza. Aunque se trata de un vegetal cuya temporada se establece de abril a noviembre, otoño e invierno son las estaciones en las que más se consume. Para exprimir al máximo su sabor, habrá que asarla al horno hasta que quede lo más tierna posible. Se trata de una croqueta dulce cuya textura nos permite incluso poder eliminar la bechamel vegetal de la receta.

5. Croquetas de Trufa. Si bien el precio de la trufa no es algo que esté al alcance de todos, si puedes permitírtelo, nada mejor que un poco de trufa rallada junto a la nuez moscada y la bechamel. Es una de las versiones más populares de los últimos tiempos, aunque ojo, porque algunos restaurantes ponen aceites o sucedáneos con sabor en lugar de la trufa para abaratar la ración. Si las vas a hacer en casa, date el gusto y prueba la trufa de verdad.

6. Croqueta de cebolla y seitán. Si existen hamburguesas veganas que saben a carne, también podemos hacer croquetas que tengan este sabor. Usando seitán, por ejemplo, un preparado alimenticio a base de gluten de trigo que se asemeja bastante a la carne en textura y sabor. Es uno de los alimentos preferidos de quienes están iniciándose en la dieta vegana. Para sacar más partido al producto, mejor optar por seitán al vapor.

7. Croquetas vegana de coliflor, leche de coco y curry. La coliflor es una planta anual, pero su mejor momento se da entre los meses de septiembre y enero. Por su parte, la leche de coco es un ‘superalimento’ que supone un gran aporte nutritivo para el organismo, además de dar sabor a la receta. El curry le sumará este toque especiado y exótico que tanto nos gusta de la cocina india.

Croquetas veganas de coliflor receta

Temas

NutriciónRecetas

Welife hoy

Todo el mundo dice tener ansiedad, pero ¿realmente se sabe lo que es?Mitos sobre las dietas y la pérdida de peso que tienes que saberPure Micellar de Alqvimia, un agua micelar natural con aceites esenciales¿Conoces la Ley del Hielo? Aprende a identificarla en tu relación

Otros temas de Alimentación

Welife hoy

Todo el mundo dice tener ansiedad, pero ¿realmente se sabe lo que es?Mitos sobre las dietas y la pérdida de peso que tienes que saberPure Micellar de Alqvimia, un agua micelar natural con aceites esenciales¿Conoces la Ley del Hielo? Aprende a identificarla en tu relación

Otros temas de Alimentación

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible