Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X

Así el verano es mucho más llevadero./ Foto: Wildfox.

Cuerpo

7 trucos que funcionan para sobrevivir a la ola de calor: así consigues que no te afecte

Este verano se cree que vamos a batir récords de temperaturas altas en España. Un experto nos cuenta cómo prevenir los efectos de los golpes de calor y cuidar a las personas de alto riesgo.

Por Paka Díaz

9 de agosto de 2023 / 13:26

Tras varias olas de calor casi seguidas, este año en España las altas temperaturas han arrasado en casi todo el país. Incluso han llegado a batir récords en varios puntos. Lo ha confirmado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En Figueres, una localidad de Girona, se ha batido el máximo histórico de Cataluña, con 45,4ºC. Con estos calores, saber cómo prevenir que te afecte una ola de calor es imprescindible.

Tanto si el sitio donde vives es muy cálido, como si vas de viaje a uno que lo sea, saber determinar los síntomas del calor extremo es decisivo para tu salud. Un golpe de calor puede llegar a ser muy peligroso. Por eso, la prevención es fundamental.

Qué es una ola de calor

Una ola de calor se produce cuando las altas temperaturas, muchas veces sin precedentes en la zona, se mantienen en el tiempo. Tanto, que llegan a afectar a las vidas de las personas y a su salud. “Una ola de calor es un evento sostenido de una temperatura extremadamente alta e inusual para una región determinada”, explica José Antonio Valdés González, farmacéutico, periodista e investigador de productos naturales de Lanier Pharma.

Alerta: golpe de calor

Uno de los resultados más preocupantes de las olas de calor extremo es la posibilidad de sufrir un golpe de calor. “A consecuencia de ello, en verano, especialmente en España que enfrentamos temperaturas muy altas en varias comunidades, es común que muchas personas presenten un golpe de calor”, advierte Valdés González.

Ese golpe de calor “se produce cuando la temperatura del cuerpo aumenta rápidamente y no puedes bajarla. Puede poner en riesgo la vida, si provoca daños en el cerebro y otros órganos vitales”. Por eso, lo importante es impedir que llegue a ocurrir.

Cómo nos impacta el calor extremo

Las olas de calor nos afectan, y mucho, tanto física como mentalmente. Entre los síntomas físicos, Valdés González destaca “el cansancio, la falta de aire, el dolor de cabeza…”. Mientras que “psicológicamente afecta a nuestro estado de ánimo, comportamiento y procesos cognitivos. Eso puede producirno falta de concentración, cansancio, irritabilidad o ansiedad”. Por eso, destaca que “hay que tener especial cuidado con las personas más vulnerables que tienen para las que una ola de calor puede ser más peligrosa de lo normal”.

A quién le afecta más el calor

Aunque a cualquier persona nos pueden afectar las altas temperaturas, algunas son más vulnerables a ellas. “El exceso de calor es peligroso para todos los pacientes con una patología que altera los sistemas de termorregulación o aumenta considerablemente la fragilidad general del organismo”, destaca el experto.

Por ejemplo, “quienes cuenten con cuadros de obesidad o delgadez extrema, pueden verse vulnerables frente a este tipo de situaciones”. Además, el investigador subraya que “las personas con enfermedades cardiovasculares también corren un alto riesgo”. La razón principal es que “el corazón y los vasos sanguíneos se ponen a prueba por el calor. Quienes ya han tenidoi nfartos o ictus, sufren arritmias o insuficiencia cardíaca o tienen factores de riesgo como el colesterol alto, pueden tener más difícil tolerar las altas temperaturas”.

Síntomas del calor extremo

Si estás sufriendo un golpe de calor, tu organismo te va a dar una serie de pistas. Si sientes alguno de estos síntomas, o ves a alguien a quien le ocurre es primordial bajar la temperatura de la persona y pedir ayuda profesional. Según enumera José Antonio Valdés González, entre los principales síntomas están tener una fiebre superior a 40 grados Celsius. También percibir cambios en el estado mental o comportamiento de la persona, como confusión, agitación y balbuceo.

Otra pista sería presentar la piel caliente y seca o una sudoración excesiva. Además, muchas veces estos síntomas pueden ir acompañador de náuseas y vómitos, piel enrojecida, pulso acelerado, respiración rápida, dolor de cabeza, desmayos y/o convulsiones. En cualquier de estos casos, recuerda: hay que bajar la temperatura y buscar ayuda.

Cómo actuar ante un golpe de calor

“Si sospechas que alguien puede estar presentando un golpe de calores importante que lleves a cabo una serie de acciones sencillas”, recomienda el farmacéutico, que nos da una serie de recomendaciones: “Lo primero, lleva a la persona a un lugar fresco. Luego colócala en posición semi sentada, lo que favorecerá su respiración.”.

Después, recomienda “ofrecerle agua en pequeños sorbos, que beba despacio para mejorar la hidratación. Retírale algo de ropa y dale aire con un abanico o con un ventilador. Colócale paños de agua fría en la frente, la nuca y el cuello. Y, una vez hecho esto, llama al número de emergencia local para que pueda atenderle un profesional”.

Cómo prevenir que te afecte una ola de calor

Lo más importante sería conseguir evitar tener un golpe de calor. Para ello es importante saber cómo prevenir que te afecte una ola de calor. José Antonio Valdés González nos da una serie de sugerencias para evitar los efectos del calor extremo. “Son acciones sencillas, pero vitales que podemos seguir para prevenir un golpe de calor durante una temperatura extremadamente alta”, afirma.

Entre las principales recomendaciones:

Hidrátate. Para ello, Valdés González recomienda “consumir abundantemente agua, líquidos y bebidas isotónicas”. Conviértelo en un hábito y recuerda que el alcohol deshidrata.

Huye del sol. “Evita la exposición al sol en las horas centrales del día (de 12 a 17 horas) y, en general, evita exposiciones prolongadas o dormirte al sol”, recomienda el experto.

Vigila tus sensaciones. “Si sientes cansancio o mareo, retírate a un lugar fresco”, alerta. Hazlo con rapidez porque está en juego tu salud.

Quédate en zona fresca. “Pasa tiempo en locales con aire acondicionado. Si dispones de él en casa, acuérdate de bajar la temperatura por la noche, porque el cuerpo se enfría durante el sueño”, aconseja Valdés González.

Protégete del sol. Llevar un gorro y otros accesorios puede ayudarte. “Cúbrete adecuadamente la piel, la cabeza y los ojos con ropa, sombreros o gorros y gafas de sol. Esto te ayudará a prevenir tanto los golpes de calor como las quemaduras”, destaca el farmacéutico.

Opta por prendas ligeras. Hacerlo te ayudará a sudar correctamente y recuerda que ese es tu propio aire acondicionado. “Lleva ropa ligera que permita la transpiración,el principal mecanismo de refrigeración de nuestro cuerpo”, explica.

Ingiere alimentos adecuados. Una pesada comilona no es la mejor idea cuando hace mucho calor. Mejor opta por alimentos frescos y ligeros. Como recalca el experto, “no abuses de las comidas altas en grasas o calientes, cuida tu colesterol y sistema cardiovascular”.

 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Separación conscienteAgamiaMia AstralAlimentos gatilloLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta