Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X
yoga facial

Claves para hacer yoga facial./ Imagen: Pexels.

Yoga

Cómo hacer bien el yoga facial y qué herramientas necesitas

Cómo apliques los productos de tu rutina de belleza importa. Los masajes de yoga facial pueden potenciar sus beneficios e incluso tratar la piel directamente.

Por María Muñiz Marcelo

23 de marzo de 2023 / 18:08

Por yoga no solo se entiende esa disciplina que se practica con mayor o menor intensidad a través de los asanas. El yoga ha llegado a la belleza y ahora también hablamos de yoga facial. Especialmente lo hacemos cuando nos referimos a la aplicación de los productos de la rutina diaria, ya sea la de por la mañana o la de noche, da igual. Porque estos masajes en el rostro mientras nos ponemos la crema o el sérum, potencian (y mucho) sus propiedades y beneficios sobre la piel.

Pero el yoga facial no hay por qué practicarlo solo cuando se hace la rutina de belleza diaria, sino que se puede hacer en cualquier momento. Este da muchos beneficios a la piel. Entre ellos, favorece la circulación de la sangre, mejora el aspecto de la tez y hace que se suavicen las líneas de expresión.

Qué es el yoga facial

El yoga facial, como su nombre indica, es una técnica que consiste en hacer estiramientos (como el yoga tradicional) pero con la piel del rostro. Estos estiramientos tonifican los músculos y hacen que estén fuertes y elásticos, así la piel se mantiene brillante, jugosa y firme.

Se trata de una serie de masajes de distintos tipos en función de lo que queramos lograr. Es decir, hay masajes que van desde levantar las cejas hasta desintoxicar la piel, pasando por los que están dedicados a calmarla y relajarse.

Entre los beneficios que tiene el yoga facial para la piel está la descongestión y la oxigenación de la piel porque se activa el flujo sanguíneo. Además, libera del estrés y convierte la rutina de belleza en algo mucho más agradable (si es que es posible).

Cómo hacer yoga facial

El yoga facial puede hacerse directamente con las manos y los productos que se usen para la rutina o también con herramientas hechas para esto. Es decir, piedras y rodillos, básicamente.

Esta disciplina se hace a través de masajes porque «en la cara tenemos 50 músculos que podemos trabajar con las manos y con productos que aportan beneficios a la piel», señala Leila Haddioui, experta en fitness y yoga facial, que ha elaborado un protocolo especial para Sisley.

En concreto, la experta recomienda hacer estos masajes y tonificaciones del rostro con aceite facial, como el de la línea Rose Noire de Sisley. Además de «hacer 5 minutos de yoga facial por la mañana, y otros 5 antes de acostarse», indica. Porque la firmeza de la piel se pierde con cualquier actividad diaria, por ejemplo e incluso al practicar deporte: «Cuando practicamos running o entrenamiento de cardio, perdemos la firmeza del cuello, debido a la gravedad». Así que, ni cuello ni escote deben olvidarse al darnos estos masajes.

sisley
Aceite de Sisley.

Qué herramientas se necesitan para hacer yoga facial

Cada vez son más las herramientas y masajeadores que existen en el mercado para cuidar la piel. Para usar con el yoga facial, las más aclamadas suelen ser el gua sha, los rodillos de jade o las piezas de cerámica. Además de elegir el tipo de instrumento, habrá que fijarse también en los materiales con los que están hechos, ya que cada uno aporta unos beneficios.

En este sentido, aunque todos son para estirar la piel, el gua sha se usa para las zonas más angulosas del rostro, redefinir y drenar, mientras que los rodillos se utilizan para las zonas más congestionadas, reafirmar e iluminar.

Los materiales de cada instrumento tendrán que ver así con su función. Por eso el gua sha es de metal o cuarzo y los rodillos de jade o cerámica.

Ejercicios de yoga facial

Haddioui diseñó para Sisley una serie de masajes y movimientos perfectos para incluir en la rutina diaria. Además, son súper fáciles de imitar. Ella recomienda 6 repeticiones de cada ejercicio.

Para preparar la piel

Aquí será fundamental el aceite, ya que lo que se quiere es comenzar a oxigenar la piel. «Recomendamos aplicar el aceite con un movimiento ascendente en el movimiento Car Chase», cuenta la experta.

«Comienza agregando unas gotas de Huile Précieuse à la Rose Noire en las manos y aplícalo suavemente por toda la cara y el escote. Coloca las yemas de los dedos izquierdos en el lado izquierdo de la barbilla. Mueve las manos hacia arriba desde la barbilla, sobre las mejillas, al lado del ojo y hasta la sien. Cuando la mano izquierda llegue a la sien, repite el movimiento en la misma mejilla con la mano derecha comenzando con el pulgar en la línea de la sonrisa. Repita 5 veces (tanto con la mano izquierda como con la derecha) y luego cambie las mejillas», termina.

Intensidad: «Suficiente para que la piel se mueva, pero que no se arrastre. Asegúrate de usar un poco más de intensidad en la línea de la sonrisa», indica la especializada en yoga facial.

Beneficios: «Este movimiento levanta las mejillas, aumenta el flujo sanguíneo y reduce las líneas del surco nasogeniano y de la sonrisa. Los beneficios del aceite combinados con el gesto Car Chase ayudan a que el aceite Huile Précieuse à la Rose  Noire penetre aún más en la piel para reducir las arrugas, regenerar la piel y rellenar la piel», indica.

Descongestiona la mirada

Para suavizar las bolsas y ojeras se hace el movimiento Infinito con un instrumento de cerámica. «En un movimiento continuo, crea la figura 8 alrededor de los ojos: desliza suavemente la cerámica por encima de la ceja hacia el espacio entre los ojos y hacia abajo por debajo del ojo opuesto hasta la sien, luego sobre la ceja y nuevamente debajo del primer ojo. Repite 2-3 veces», señala Leila.

Intensidad: «La zona de los ojos es una de las zonas más frágiles del rostro por lo que mantén siempre una ligera presión. Termina con ligeros toquecitos debajo de los ojos (30 segundos). Para multiplicar los efectos de la crema haz movimientos de bombeo para terminar», añade.

Beneficios: «Este movimiento favorece el drenaje linfático para reducir la hinchazón del rostro. Combinando el aplicador de cerámica fría y el movimiento Infinito, esto ayudará a reducir las ojeras e iluminará el área de los ojos», explica la del fitness facial.

Mejorar la penetración de los tratamientos

Los tratamientos por sí solos tienen beneficios, pero con el yoga facial se pueden mejorar y aumentar: «Para ayudar a que penetren en la piel aún mejor, usa los movimientos de Pinch of jacquet, para hacer que tu cuerpo aumente naturalmente el colágeno, la producción de elastina y el flujo sanguíneo», señala Haddioui.

«Empieza agregando una cantidad del tamaño de un guisante de la crema en cuestión y aplícalo suavemente por toda la cara y el escote. Pellizca suavemente la piel varias veces con los dedos índice y corazón y el pulgar moviéndolo hacia arriba desde la barbilla hasta las orejas, y luego alrededor de las mejillas hasta que su rostro tenga un brillo rosado. Hazlo de 30 segundos a un minuto», explica.

Intensidad: «Ten cuidado de no pellizcar la piel con las uñas o estirar la piel lejos de la cara, lo que sobrecargará la elastina de la piel. Siempre moverse hacia arriba para revertir la memoria muscular causada por movimientos repetitivos», indica la experta en yoga facial.

Beneficios: «El producto combinado con este movimiento ayuda a producir un brillo rosado que permanecerá durante todo el día. Además, al hacer este movimiento a diario, tus células comenzarán a renovarse más rápido y los músculos cigomáticos de las mejillas comenzarán a tonificarse», cuenta.

Ejercicios para terminar la rutina de belleza

Después de haber aplicado todos los tratamientos y terminado la rutina, se da el toque final, de nuevo, con movimientos de bombeo y háblate a ti mismo. «Pasa las manos por la cara suavemente mientras repites algunas de tus afirmaciones favoritas, como: Soy hermoso, me cuido, estoy orgulloso de mí mismo o me quiero».

Intensidad: «El movimiento de bombeo ligero aumentará el brillo y mejorará el estado de ánimo», señala la especialista. Y añade: «si sigues esta rutina, puedes parecer entre 2 y 5 años más joven. Merece la pena probar, ¿no?»

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

AgamiaDormir peor a los 50Mia AstralSeparación conscienteLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta