Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Qué es la teoría de la cebolla y por qué es importante en las relaciones

X
cómo saber si tengo el cortisol alto

El cortisol alto puede afectar a nuestro bienestar físico y emocional, pero tiene solución./ Pexels.

Cuerpo

Cómo saber si tengo el cortisol alto: las señales que te sacarán de dudas y las claves para reducirlo

El estrés mantenido es un problema moderno provocado por nuestro frenético estilo de vida. Una de sus consecuencias puede llegar en forma de Síndrome de Cushing. Descubre cómo detectarlo y pon solución.

Por Sara Trueba Rodríguez

13 de febrero de 2023 / 11:26

En los últimos años, la palabra cortisol ha pasado de ser un desconocido para todos a convertirse en la hormona más célebre de los tiempos modernos. Pongámonos en situación. El cortisol es la hormona que segregan nuestras glándulas adrenales cuando tenemos una situación que solventar: una amenaza, un conflicto o un miedo. Esa hormona, también llamada la hormona del estrés, es necesaria y vital para la supervivencia, pero perjudicial cuando se mantiene en nuestra sangre más allá de la resolución del conflicto.

La psiquiatra Marian Rojas Estapé asegura que la vida de antes era mucho menos inflamatoria que la actual. Ella lo liga directamente al cortisol elevado, una respuesta del cuerpo que se manifiesta cuando el estrés llega a nuestra vida para quedarse, en lugar de para solucionar un problema. Así, el estrés es el problema, el cortisol la consecuencia y nuestro estilo de vida, la solución.

Una amenaza para nuestro bienestar

Muchos expertos, entre ellos científicos, médicos y también nutricionistas, indican que los síntomas de la presencia de cortisol en exceso son de tipo emocional, de comportamiento intelectual y físico. De esta manera, el Síndrome de Cushing puede atisbarse si tienes uno o varios síntomas.

  • Inflamación. El cortisol alto modifica la microbiota y origina problemas como la hiperpermeabilidad y disbiosis intestinal… Esto modifica directamente el sistema inmune creando una respuesta inflamatoria. «El intestino es la primera barrera de nuestro Sistema Inmunitario. En el intestino grueso está el 80% de nuestras bacterias y es el encargado de crear sustancias que regulan nuestro sistema inmune y nervioso, entre otros», asegura Sergio Gómez, Técnico Superior de Nutrición, Dietética y Experto en Calorimetría Indirecta en clínica ITYOS.
  • Fatiga e insomnio. El exceso de esta hormona no deja al paciente entrar en estado de reposo.
  • Exceso de peso en cuello y hombros.
  • Migrañas.
  • Acné, caída del pelo, canas.
  • Debilidad en la estructura ósea y el tono muscular.
  • Humor cambiante, trastornos del ánimo y una mala gestión emocional podrían ser algunas de las primeras consecuencias del estrés mantenido. De hecho, muchos expertos hablan de la gestión emocional como causa de la elevación de esta hormona y, por lo tanto, centrarse en ella podría ser la solución: «La vida no es algo uniforme, te da muchas alegrías, pero también muchos golpes. Saber gestionarlos de la mejor manera es la solución», declara Gómez.  «No todo el mundo puede alejarse del estrés porque puede que el trabajo sea estresante, viva una situación complicada con su entorno o su familia… Saber gestionarlo con serenidad es tan importante como qué comes o cómo duermes», añade.
  • Cansancio regular, problemas para levantarse en las mañanas, problemas de concentración, de motivación.

La solución está en las buenas prácticas

Sin embargo, hay buenas noticias: tiene solución. «El cortisol no es el malo de la película sino una consecuencia más de nuestro estilo de vida», comenta el nutricionista. Y es que, es un mal común al que hasta ahora se le ha prestado poca o ninguna atención: «Me encuentro con muchos pacientes a los cuales se les dice que el fruto de todos sus males es el estrés, pero ni siquiera se lo miden correctamente o buscan alternativas que no sea la administración de algún ansiolítico o similar», señala técnico en nutrición.

Hay que «indagar en la vida del paciente, escucharle y comprenderle, explicarle su contexto con una analítica sanguínea contrastando su medición de parámetros adrenales y relacionarlos con otros parámetros emergentes que se desequilibran a causa del mismo, es fundamental para que comprendan dicha situación y pongan solución a ello con las indicaciones pertinentes», recomienda Sergio Gómez.

¿Qué recomienda el experto para bajar los niveles de cortisol cuando estos están altos? «La mejor pastilla para el estrés es el ejercicio físico. Otra buena solución es acudir a un profesional de la nutrición que ponga orden tu práctica alimenticia alejándote de los ultraprocesados y sobre todo, que te asesore, según tu actividad diaria, cómo debes alimentarte», señala.

Y añade: «Siempre hay que realizar analíticas sanguíneas para controlar que todos los parámetros bioquímicos estén en rangos adecuados de precisión. Regular el sueño, enseñar a que existen los biorritmos y trabajar nuestras emociones con un terapeuta, es el mejor tratamiento.»

Además, «luego tenemos algunos suplementos maravillosos, denominados adaptógenos, como puede ser la Ashwagandha, la rodhiola e incluso el hongo reishi, con unas 286 moléculas bioactivas, que permiten regular nuestro sistema nervioso simpático y parasimpático. Podemos ayudar con los suplementos, pero si el problema de base persiste, será parchear una situación que no nos hace bien.»

 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Ayuno intermitenteVitamina DPostura corporal cocheEjercicio memoriaRegla 80-20

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta