X
Pareja con complicidad

Sexualidad

5 hábitos saludables para mantener el bienestar sexual

Nuestro estilo de vida puede modificar radicalmente nuestra salud íntima. Toma nota de los 5 hábitos que deberías incluir en tu vida para lograr un mayor bienestar sexual, físico y mental.

Por Tamara Izquierdo

18 de noviembre de 2022 / 09:05

El bienestar sexual influye en nuestra salud física, mental y emocional. Sin embargo, muchas veces descuidamos esta parte de nuestra vida. Con unos consejos de alimentación, suplementación, cosmética y hábitos saludables fáciles de integrar en el día a día podrás gozar de un bienestar sexual pleno que repercutirá en la salud emocional y en la armonía de cuerpo y mente.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

La salud mental y el deseo sexual

Un estado de ánimo bajo y un bienestar emocional o psicológico mermado pueden afectar a la función sexual. Para mantener el deseo sexual, es necesario tener una buena salud mental que nos permita tener calidad de vida y estar físicamente a pleno rendimiento.

Desde Psicodex, el Servicio de Psiquiatría, Psicología y Medicina Psicosomática del Hospital Universitario Quirón Dexeus, explican que “la falta de deseo sexual, conocido como Trastorno del interés/excitación sexual en las mujeres y cómo Trastorno de deseo sexual hipoactivo en los varones, consiste en mantener un bajo nivel o ausencia de deseo e interés sexual que repercute de manera notable, tanto en nuestro bienestar, como en nuestra relación de pareja, si la hubiera. La persona que lo sufre está más distraída que activa y es más espectadora que participativa en el curso de su conducta sexual” y añaden que “habitualmente, suele presentarse un descenso o ausencia de fantasías o pensamientos sexuales eróticos que provocan un bajo nivel de excitación o placer sexual durante la actividad sexual la mayoría de las veces». La persona que lo sufre suele estar menos receptiva a los intentos de la pareja por iniciar la actividad sexual y/o mantiene un bajo o ausente interés por autoestimularse. Lo padecen aproximadamente el 25% de los hombres y del 32-47% de las mujeres”.

¿Qué podemos hacer para mejorar nuestro bienestar sexual sin necesidad de recurrir a fármacos?

Hábitos saludables para un mayor bienestar sexual

Aliméntate de forma consciente

Llevar una buena alimentación es importantísimo para la salud de nuestro organismo, y también para asegurarnos un mayor bienestar sexual. Los expertos de MARNYS, laboratorio de complementos alimenticios y cosmética natural, explican que “los alimentos ricos en zinc, selenio y vitaminas favorecen el bienestar sexual. El zinc y el selenio son micronutrientes que han confirmado sus propiedades saludables, contribuyendo al mantenimiento de niveles normales de testosterona, a la fertilidad y reproducción normales y a la espermatogénesis normal, respectivamente”.

¿En qué alimentos podemos encontrar zinc y selenio? Estos nutrientes minerales se encuentran en pescados, mariscos, carne, nueces, legumbres, huevos, lácteos, arroz y cereales integrales. “La vitamina E contribuye a proteger las células del daño oxidativo (por ejemplo las células reproductivas, óvulos y espermatozoides)” apuntan los expertos. Esta vitamina podemos encontrarla en las hortalizas de hoja verde, frutos secos, maíz, espinacas, brócoli o en las pipas de girasol.

Los suplementos ayudan

Tener una correcta hidratación diaria es fundamental para la salud en general, al igual que priorizar en la dieta las frutas y verduras, reducir las grasas saturadas, los azúcares y los ultraprocesados. Pero ¿sería interesante incluir algún suplemento energizante para lograr un mayor bienestar sexual? «Podemos incluir suplementos alimenticios con ingredientes de origen vegetal como la maca, el ginseng o el tribulus”, señalan los expertos de MARNYS.

La EFSA (European Food Safety Authority) declara que estos ingredientes son útiles para mejorar el bienestar y el rendimiento sexual en hombres y mujeres. La maca andina es un energizante que favorece la energía física y el rendimiento sexual, y el tribulus y el ginseng vigorizan la actividad sexual masculina. Por tanto, incluir en tus hábitos saludables diarios un suplemento con estos ingredientes va a ayudarte a tener una vida íntima más plena.

Ejercicios de suelo pélvico 

No solo son necesarios antes y después del parto, los ejercicios Kegel ayudan a fortalecer los músculos del suelo pélvico a cualquier mujer. Al estar el suelo pélvico más fuerte se evitan las pérdidas de orina, los orgasmos se intensifican, mejora la lubricación vaginal y se estimula la circulación de la sangre en la vagina, aumentando así la excitación sexual.

Con cinco minutos al día es suficiente para entrenar tu suelo pélvico. Para realizar correctamente los ejercicios Kegel debes contraer los músculos de la zona genital y mantenerlos apretados entre 3 y 5 segundos. Relaja los músculos y repite el ejercicio. Notarás un antes y un después tras unos días entrenando la zona. No olvides que el ejercicio físico debería estar totalmente integrado en tu rutina diaria. Como advierten los expertos “la obesidad, que se ha relacionado con trastornos metabólicos que pueden afectar también el rendimiento sexual”.

Adiós al tabaco

Fumar no solo contamina y hace que tu cuerpo inhale cientos de tóxicos que predisponen a un montón de enfermedades, también es un factor a tener en cuenta en el rendimiento sexual. Desde MARNYS señalan que un 40% de los hombres fumadores son más propensos a tener menor rendimiento sexual. “La nicotina altera la circulación de la sangre, por consiguiente, afecta el desempeño sexual. Mientras, en las mujeres, fumar reduce la sensibilidad a los estímulos en el clítoris y aumenta el riesgo de sequedad vaginal, lo que provoca dolor durante las relaciones sexuales y disminuye la intensidad del orgasmo”. Si no tenías suficientes razones para dejar de fumar de una vez por todas, aquí tienes otra más.

El uso de anticonceptivos es recomendable para salvaguardar la salud íntima femenina.
El uso de anticonceptivos es recomendable para salvaguardar la salud íntima femenina. / Pexels

Higiene íntima

La zona genital, sobre todo la de las mujeres, está expuesta constantemente a diversos agentes como el flujo vaginal, orina, sudor, menstruación… Una correcta higiene es necesaria para mantener esta delicada zona cuidad y sana.

Lavar con productos específicos la zona genital incidiendo en pliegues de labios mayores y menores y alrededor del clítoris es fundamental. Si existen problemas de lubricación podemos hidratar la vagina con un gel hidratante con base acuosa y que respete la mucosa vaginal.

El uso de anticonceptivos es recomendable para salvaguardar la salud íntima femenina y no ponerla en riesgo practicando relaciones sexuales sin protección.

Puedes lograr un mayor bienestar sexual incluyendo estos sencillos hábitos saludables en tu día a día. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

Temas

Sexualidad

Otros temas de Vida saludable

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Vida saludable

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Vida saludable

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible