X
Es posible calmar tu ansiedad sin medicamentos

Es posible calmar tu ansiedad sin medicamentos / Unsplash

PSICOLOGÍA

¿Es posible calmar tu ansiedad sin medicamentos?

Los trastornos de ansiedad se han disparado por el estilo de vida estresante, la incertidumbre tras la pandemia y la inestabilidad económica. Si es tu caso, te explicamos cómo puedes controlarla.

Por FÁTIMA CRUZ

28 de noviembre de 2022 / 16:36

El estilo de vida estresante que llevamos hoy en día, vivir con prisas, sin tiempo de nada, intentando llegar a mil cosas, es uno de los motivos por los que muchas personas sufren ansiedad. La pandemia de coronavirus, sumada a la incertidumbre económica consecuencia de la guerra en Ucrania, no han hecho más que empeorar los datos de ansiedad entre la población.

Hablamos con una psicóloga para que nos explique por qué sucede esto y cómo se puede afrontar la ansiedad sin necesidad de medicamentos.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

“La ansiedad es una emoción adaptativa que todas las personas sentimos en diferentes momentos de nuestra vida. Es una emoción como la tristeza, el miedo o el amor”, explica Esperanza García Sancho, profesora del Departamento de Psicología de la Universidad de Córdoba.

“Sentir ansiedad es un mecanismo adaptativo porque prepara nuestro organismo ante situaciones potencialmente peligrosas. Todas las emociones tienen un componente fisiológico, cognitivo y conductual.  La ansiedad presenta un componente fisiológico muy desagradable que hace que sea una emoción que no deseamos tener”, añade la psicóloga.

«Sentir ansiedad es un mecanismo adaptativo porque prepara nuestro organismo ante situaciones potencialmente peligrosas», dice la psicóloga

No obstante, el hecho de sentir ansiedad no se considera una enfermedad o un trastorno mental. “Comúnmente llamamos tener problemas de ansiedad a la manifestación de la respuesta emocional de ansiedad ante situaciones de estrés, pero esto en sí no es un trastorno”, cuenta la psicóloga. “Lo que ocurre, es que comparte terminología con los llamados trastornos de ansiedad, donde además aparecen otros síntomas que interfieren de forma significativa en el funcionamiento psicológico o social de la persona. Por ejemplo el trastorno de pánico, los trastornos de ansiedad generalizada o el trastorno de ansiedad social”, explica.

La pandemia ha disparado la ansiedad

En la actualidad tenemos muy presente la ansiedad debido a varias razones. Por una parte, la prevalencia de trastornos de ansiedad es elevada en la población. Pero, además, en los últimos años, debido a la situación estresante y de incertidumbre que ha producido la pandemia, se han visto incrementados los niveles de síntomas ansiosos.

Por otra parte, el aumento de situaciones de estrés en nuestro día a día dispara nuestra respuesta de ansiedad. Este elevado número de situaciones estresantes a las que nos enfrentamos, unido a la visibilidad que en los últimos años se le ha dado a los problemas de salud mental, ha hecho que más personas identifiquen esta posible sintomatología y acudan antes a un profesional.

La pandemia de covid ha disparado la ansiedad
La pandemia de covid ha disparado la ansiedad / Unsplash

Consejos para calmar la ansiedad

La ansiedad es una emoción que podemos regular utilizando diferentes estrategias. La psicóloga nos alerta de que habitualmente las personas que sufren elevados niveles de ansiedad tienden a conductas que lo único que hacen es empeorar la situación. Esto es:

  • No expresar apenas las emociones
  • La catastrofización o magnificar las posibles consecuencias negativas de algún evento
  • La rumiación, dar vueltas y vueltas a las cosas

Por eso, lo primero que hay que hacer para frenar la ansiedad es evitar estos comportamientos.

Respecto a la ingesta de psicofármacos, la psicóloga explica que la reducción de la sintomatología puede resultar atractiva, ya que reduce el nivel de activación fisiológico que resulta tan molesto en la ansiedad. Sin embargo, existen otras estrategias que podemos aplicar y que es importante que conozcamos:

  • Reevaluar nuestros pensamientos
  • Aceptación de la ansiedad
  • Búsqueda de apoyo social
  • Mindfulness y uso de la respiración y la relajación

“Es importante identificar cómo está funcionando nuestra ansiedad y entender que es algo manejable y que, aunque resulta muy molesto, podemos hacer cosas para regularla una vez que aparece”, dice la psicóloga.

Cuándo es conveniente acudir a un psicólogo

“Las personas debemos aprender a manejar nuestra emoción de ansiedad. Una cosa es sentir ansiedad, aunque sea molesta y desagradable, y otra manifestar un trastorno de ansiedad”, puntualiza la psicóloga. “Muchas personas, de forma intuitiva, aplican estrategias de regulación y consiguen reducir sus niveles de ansiedad. Puede que a estas personas en algún momento les haya resultado molesto sentir ansiedad, pero consiguen regularla de forma eficaz y no tendrían por qué consultar con un psicólogo u otro profesional de la salud mental”, dice. Sin embargo, en el caso de aquellas personas que presentan mayores dificultades en la regulación emocional y no consiguen aplicar estrategias adecuadas que les permitan reducir ese nivel de ansiedad, sí sería beneficioso acudir a un profesional para aprender este tipo de estrategias.

A todas las edades

Todas las personas sentimos ansiedad, como emoción adaptativa. Sin embargo, existen algunas diferencias respecto a la prevalencia de trastornos de ansiedad.

“Los trastornos de fobia social y de pánico aparecen por primera vez en edades más tempranas, como la adolescencia.  Sin embargo, los trastornos de ansiedad muestran mayores niveles de prevalencia en los adultos jóvenes, siendo menor esta prevalencia en las personas mayores de 65 años. Respecto al género, las mujeres presentan mayores niveles de prevalencia en trastornos de ansiedad que los hombres”, cuenta la psicóloga. Además, durante la pandemia se registraron mayores niveles de ansiedad en adultos jóvenes que eran estudiantes y en personas que trabajaban en el ámbito de la salud.

Cómo afecta a la vida diaria la ansiedad

Algunos trastornos de ansiedad se han relacionado con otros problemas de salud, como por ejemplo problemas digestivos o de insomnio. La presencia de manifestaciones físicas puede resultar muy incapacitante para la persona.

La psicóloga explica, además, que algo muy común cuando se sufre ansiedad es la evitación. “El deseo de liberarnos de esta emoción que nos resulta desagradable nos anima evitar ciertas situaciones que asociamos a esa ansiedad”.

Por ejemplo, si siento mucha ansiedad ante la idea de hablar en público, puedo evitar acudir a la exposición oral de un trabajo en clase para reducir mi respuesta de ansiedad. “Este tipo de conductas de evitación en un primer momento a corto plazo nos sirven para reducir la ansiedad, pero esto tiene consecuencias negativas a largo plazo que van más allá de la reducción de esta ansiedad, como por ejemplo, perder la oportunidad de obtener esa calificación de la exposición oral en el trabajo”, explica. Por eso, es importante saber identificar estas conductas de evitación y sustituirlas por otras estrategias de regulación que tengan efectos más deseados y menos indeseados.

En definitiva, la ansiedad puede gestionarse de forma que no nos genere otros problemas asociados, pero también puede regularse con el uso de estrategias que nos permitan reducir esos niveles de ansiedad sin necesidad de medicación.

Temas

EmocionesPsicología

Otros temas de Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible