X
La crisis de la mitad de la vida existe, pero se fuede afrontar con positividad

La crisis de la mitad de la vida existe, pero se fuede afrontar con positividad / Unsplash

PSICOLOGÍA

La crisis de la mitad de la vida es una realidad: así puedes afrontarla

El ideal de vida perfecta nos provoca frustración según envejecemos por las cosas que no hemos logrado. Sin embargo, hay que saber dar la vuelta a la tortilla para disfrutar plenamente lo que nos queda

Por FÁTIMA CRUZ

10 de noviembre de 2022 / 11:06

Al pasar de los cuarenta, muchos hombres y mujeres sienten que atraviesan una crisis existencial. Se sienten ansiosos y preocupados porque ya tienen una edad en la que la sociedad espera de ellos que hayan logrado metas vitales y laborales. Sin embargo, no todo es tan sencillo. El ideal de vida perfecta nos provoca frustración según envejecemos por las cosas que no hemos logrado. Hay que aceptar que la vida cambia según nos hacemos mayores. Es, como se suele decir, ley de vida.

Cuando llegamos a cierta edad, nos surgen interrogantes a los que a veces no es sencillo dar respuesta ¿Qué hubiera pasado si hubiésemos tomado otras decisiones? ¿Sería nuestra vida distinta? En su libro En la mitad de la vida, el profesor de filosofía del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Kieran Setiya, ahonda sobre los retos de la vida adulta y nos ofrece un paseo por distintas obras filosóficas y literarias que nos ayudan a entender qué es la crisis de la mediana edad y cómo podemos hacerle frente.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

«La mediana edad es una etapa bastante difícil en la vida. Esto tiene mucha relación con la obsesión que tiene ahora la sociedad con tener una apariencia joven y una energía desbordante. En esta etapa hay una sensación de proyectos inacabados, que haces una cosa tras otra, como en bucle, dentro de una rutina. Sientes también que estás limitado y que te estás perdiendo cosas. Puedes sentirte frustrado por las cosas que no has logrado aún». Con este cúmulo de sensaciones describe Kieran Setiya la crisis de la mitad de la vida.

Céntrate en las pequeñas cosas

Cuando todas estas cosas suceden a la vez en la vida sufrimos una crisis existencial, sentimos como si nada tuviera sentido. Incluso aunque realmente no pares de hacer cosas, siempre está esa sombra de frustración. El propio autor hablar de su experiencia personal con la crisis de la mediana edad: «Sentí que había metas y proyectos en mi vida que no había logrado aún. Te pasas la vida intentando tener un trabajo, luego intentando ascender. Siempre queremos más. Y, cuando lo conseguimos, de repente sientes que ya está todo hecho. Y te preguntas, ¿ahora qué?».

Vivir de logro en logro, o de fracaso en fracaso. Es como si la vida se estructurara en torno a las cosas que tenemos que hacer o debemos lograr.  La ansiedad por el pasado y por el futuro es una realidad. Vivimos constantemente tachando metas de nuestro calendario y nunca terminamos. «Tenemos que ser lo suficientemente inteligentes para darnos cuenta de que no todo en la vida es lograr cosas. Que hay actividades como dar un paseo, llevar a tus hijos al colegio o preparar la comida, que son pequeñas cosas que también forman parte de nuestra vida. Y si perdemos el foco de eso por obsesionarnos con nuestro siguiente éxito laboral no podremos ser nunca felices», asegura Kieran Setiya.

La importancia de estar presente

Si en tu vida te centras solo en resolver problemas te das cuenta, llegado un momento, de que hay cosas que importan y que estamos perdiéndolas de vista. Es muy importante encontrar tiempo para practicar un hobby que nos apasione. «Me resultó muy útil practicar meditación y aprender a estar más presente y menos distraído por el futuro o preocupado por cosas que quedaron en el pasado. Focalizarme en respirar y sentir mi cuerpo, contemplar mi vida», cuenta el autor.

Las relaciones, un pilar fundamental

Esta crisis existencial es algo que puede llegarte en tus cuarenta y que puede repetirse a lo largo de los años según envejecemos. Pero si hay una cosa que puede ayudarte en estos momentos es compartir tus sentimientos con tus amigos y tu gente cercana que pueda encontrarse en tu misma situación. «Lo hablé con mis amigos para saber si ellos también estaban teniendo dificultades en las relaciones son sus hijos, sus padres o en su trabajo», dice Kieran Setiya.

Hay que tener en cuenta la importancia del amor y de las relaciones con los demás para tener una vida plena. Si quieres vivir una buena vida debes pensar que esto no va solo sobre ti, sino sobre las conexiones con las personas que te rodean.

El autor, además, habla de la diferencia entre hombres y mujeres al llegar a esta edad: «Hay un estereotipo con el hombre de mediana edad. Como si se esperara que todos cuando entran en esta crisis decidan tener una aventura con su secretaria. Pienso que tanto para hombres como para mujeres sucede una crisis a mitad de la vida que tiene mucho que ver con la insatisfacción».

Destierra el ideal de vida perfecta

La mayoría de las veces nuestra vida ideal está fuera de nuestro alcance. Por eso debemos centrarnos en vivir en el presente. Es tan sencillo como vivir al día, un día tras otro. «Cuando tenemos problemas, ya sean con la pareja, en el trabajo o temas de salud, vivimos en un estado de ansiedad constante pensando qué va a pasar en el futuro. Y eso no es vida», sentencia el autor.

Temas

EmocionesPsicología

Otros temas de Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible