X
Elisabeth Karin, Comiendo con miedo

Trastornos de la Conducta Alimentaria

Una novela gráfica y terapias con perros para superar los Trastornos de la Conducta Alimentaria

En España 400.000 personas padecen Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), que han aumentado por la pandemia. La Intervención Asistida con Animales permite una recuperación mucho más rápida.

Por María Miret García

2 de septiembre de 2022 / 14:05

400.000 personas padecen Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) en España. El número de casos entre menores de 12 años ha aumentado en un 15 por ciento después de la pandemia. Elisabeth Karin sabe muy bien lo que es padecer un TCA como la anorexia.

Comiendo con miedo es su proyecto de educación y concienciación sobre los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Consiste en una novela gráfica en la que se explican los TCA a través de la ilustración.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

“Me doy cuenta de todas las personas que están buscando ayuda y no la encuentran”, reconoce su autora, que divulga su trabajo a través de una cuenta de Instagram. En ella recibe mensajes a diario de agradecimiento de gente que se ha leído el libro. “Me dicen que ya entienden lo que le está pasando a la persona allegada y mucha gente que lo está pasando lo ve desde otra perspectiva”.

Cuando estaba pasando por la enfermedad, uno de los mayores problemas para Elisabeth era hablar de ello. Ni sentía que la gente la entendía ni encontraba las palabras. Ella tampoco supo cómo pedir ayuda y notaba una incomprensión muy grande a su alrededor. “Me faltaba una herramienta para hablar de ello”.

Comiendo con miedo
Comiendo con miedo es un proyecto de Elisabeth Karin de educación y concienciación sobre los TCA.

“El cómic está siendo una herramienta para entender la enfermedad”

Comiendo con miedo se ha convertido en un caso de éxito tras ganar la convocatoria Nadine de 2021, gracias a su programa de incubación y una inversión a fondo perdido de hasta 12.000 euros por proyecto. Se trata de uno de los proyectos de la segunda convocatoria nacional de ayudas a jóvenes artistas con impacto social y medioambiental que convoca la Fundación Nadine. La obra ha sido uno de los nueve proyectos artísticos de impacto que se presentaron en el “evento imperfecto” de la fundación, Artistas con impacto, el pasado mes de junio en el Auditorio del Caixaforum en Madrid, España.

La idea del cómic surgió en 2020, ya recuperada del TCA, cuando hablando con un amigo Karin pensó que una novela gráfica podría ser una herramienta muy útil para que quienes están pasando por ello entiendan de una forma más visual, clara y directa su trastorno.

Cada año, más de 200 candidatos de entre 18 y 32 años aplican a la convocatoria de Nadine, que ofrece a los artistas la oportunidad de pilotar, hacer red y contar con inversión para convertir su idea en una realidad y poder trabajar en el mundo real. Comiendo con miedo es uno de esos proyectos por los que ha apostado la Fundación a través de su convocatoria anual. Entre los retos sociales, la temática que más preocupa a los jóvenes es la salud mental y los trastornos de la conducta alimentaria son uno de los que más les afectan.

“Tengo la sensación de que todavía hay muchísima desinformación y que mucha gente no lo entiende, siento que no ha cambiado nada desde que yo tuve la enfermedad”, reconoce la autora de Comiendo con miedo. El cómic es una herramienta más para poder entender los Trastornos de la Conducta Alimentaria.

Comiendo Con Miedo
La autora explica muy bien lo que se siente cuando se pasa por un TCA.

Si quieres saber más sobre este interesante libro que ha despertado muchísimas reacciones positivas de agradecimiento, puedes ir a la cuenta de Instagram de la publicación o comprarlo aquí.

Los adolescentes mejoran con las terapias asistidas con perros

El Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos y Purina, han estudiado el impacto que tienen las intervenciones asistidas con animales en los adolescentes con Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA).

El estudio, que se inició en 2018, se ha llevado a cabo con 32 menores de 18 años diagnosticados con Trastorno de la Conducta Alimentaria que siguen su tratamiento en el Hospital de Día psiquiátrico del Hospital Niño Jesús. Ha constado de 24 sesiones semanales de 50 minutos de duración, llevadas a cabo entre abril y diciembre de 2021 con el apoyo de un psicólogo experto en IAA (Intervención Asistida con Animales), dos técnicos en IAA y dos perros.

Incluyen una bienvenida de 5 minutos para entrar en contacto con el animal, una parte principal para aprender nociones básicas de adiestramiento canino, otra de desarrollo para adiestrar a los perros durante 40 min y un cierre para despedirse de los animales.

Durante la Intervención Asistida con Animales, el grupo de intervención redujo un 10% su ansiedad. La mejoría más clara tuvo lugar en relación con la desconfianza hacia los demás, el rechazo interpersonal, los miedos con respecto a las sensaciones sobre su propio cuerpo y los cambios corporales por la maduración, así como en la composición corporal y el peso de los participantes, aumentando un 4% su índice de masa corporal.

Las conclusiones preliminares demuestran el impacto positivo de las intervenciones asistidas con animales en colectivos como jóvenes con desconfianza o problemas de autoestima. Las terapias con perros permiten una recuperación mucho más rápida. Otros beneficios que se han observado son que mejora la sintomatología respecto a la tendencia a la delgadez o la insatisfacción por el cuerpo. También mejoraron la desconfianza interpersonal en un 36%, la conciencia interoceptiva un 13% y disminuyeron los síntomas de miedo a la maduración en un 17%.

Terapia para combatir los TCA con perros
La terapia con perros puede ayudar en los TCA. / Depositphotos

En 2020 aumentaron los ingresos por trastornos de la conducta alimentaria

Durante el año 2020, el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid registró un 20% más de ingresos por trastornos de la conducta alimentaria, principalmente por anorexia nerviosa. Los especialistas de este centro público madrileño reconocen que algunas de las medidas que se tomaron para la contención del Covid-19, como los confinamientos prolongados, el aislamiento social o el cierre de las escuelas pudieron afectar al bienestar físico y mental de niños y adolescentes, además de precipitar y agravar algunos problemas mentales previos.

Durante la pandemia se han dado varios factores de riesgo específicos para que se inicien los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) o se agraven en las personas que ya los padecían. Algunos de ellos han sido la modificación de las actividades o rutinas de la vida diaria, la restricción social, el incremento y mal uso de redes sociales y una mayor incertidumbre y miedo, como efecto emocional negativo.

Temas

EmocionesPsicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Psicología

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible