Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué tienes que tomar naranja en el desayuno: de los antiinflamatorios a los saciantes, todos sus beneficios

X

Organizarte para repartir tu amor y cuidados es clave ara establecer relaciones sanas. Foto: Cottonbro Studio / Pexels

Salud mental

Estas son las tres relaciones sanas que tienes que tener para poder ser feliz

Y lo son en este orden: amor hacia ti mismo, amor de pareja y amor hacia los demás.

Por Paka Díaz

4 de febrero de 2024 / 09:00

Muchas veces de tanto amor que se da –o llámalo cuidados o atenciones–, las personas se olvidan de lo más importante: quererse más a uno mismo. Tanto se repite esta situación, que la psicóloga experta en relaciones de pareja Laia Sabaté, señala que es un tema frecuente en su consulta.

“Una de las cosas que he descubierto trabajando con el ámbito de las relaciones y en redes sociales es que tenemos mucha información sobre lo que no tenemos que tener en nuestras relaciones. Sin embargo, tenemos muy poca información de cómo construir una relación sana, tanto de pareja como de amistad o familia”, afirma. Construir estas relaciones en la pirámide adecuada puede mejorarlas.

Por qué debes amarte a ti primero

El egoísmo está muy mal visto. Quizá por eso, al entenderlo mal, tratamos de no amarnos con demasiada claridad, no vaya a ser que alguien nos tilde de narcisistas. Sin embargo, ambas no tienen que ver. Hablando de amor, Sabaté lo tiene claro: “Sin duda, primero va uno mismo, aunque eso no significa que nos pongamos en el rol del egoísmo y solo mirar por nosotros. Hay que darle espacio al otro también”, apunta.

Porque en el amor, como matiza la terapeuta, “cabemos todos a la vez, aunque creo que hay relaciones más exigentes que otras. Eso no significa que sean más importantes sino que piden más esfuerzo por nuestra parte”.

Aprender a generar relaciones sanas y equilibradas es fundamental para sentirse bien, pero también para que se sientan bien quienes te rodean. Porque hay que entender que olvidarse de uno mismo, no cuidarse, también afecta a tu entorno y a las personas que te quieren, por mucho que los mimes.

La pirámide del amor

Para establecer el orden de prioridades en nuestras relaciones y que sean sanas, hay que tener en cuenta, como dice Sabaté, cuáles son más exigentes. El orden sería amor hacia ti mismo, amor de pareja y amor a los demás. Eso no significa que unas sean menos importantes que otras, sino que te ayudan a organizarte para no descuidar ninguna.

“Las relaciones de pareja, por ejemplo, acostumbran a ser más exigentes que las de amistad porque acostumbramos a tener un día a día, convivimos y elaboramos un futuro juntos”, cuenta la experta. Sabaté aclara que “no es el mismo grado de exigencia que una amistad a la que ves un día a la semana, por ejemplo. Pero no creo que haya una más importante que otra en general sino que cada uno elige la importancia y el espacio que le da a cada ámbito”.

Cómo amarte a ti mismo

La razón principal por la que nos cuesta ponernos a nosotros mismos por delante en el amor, subraya la psicóloga, es “porque nos han dicho que eso era ser egoísta y poco considerado con los demás. Y creo que no siempre es así, sino que a veces al no saber hacerlo, pasamos de un extremo al otro”.

En este libro, la psicóloga enseña a construir relaciones sanas y felices. Amor vulnerable, de Laia Sabaté (Ciudadela)
En este libro, la psicóloga enseña a construir relaciones sanas y felices. Amor vulnerable, de Laia Sabaté (Ciudadela)

Para reconectar contigo mismo, y quererte más, “el ingrediente principal es escucharte a ti mismo”, apunta. Al prestar atención a tus sentimientos más profundos, se encuentran muchas claves para estar bien, además de mejorar la autoestima. “Eso no significa que sea fácil”, matiza la experta, “pero la realidad es que nuestras emociones son nuestra brújula. Reencontrarnos con nosotros mismos y volver a estar bien significa escucharnos y saber lo que queremos, ser honestos con lo que sentimos e ir a por ello”.

Cómo mejorar tus relaciones personales

Psicóloga general sanitaria y forense y autora de Amor Vulnerable, Laia Sabaté dirige un centro online donde, sobre todo, ven casos de relaciones, crecimiento personal y trauma relacional. Desde su experiencia, comparte consejos prácticos para disfrutar de cada una de tus relaciones personales, contigo, con tu pareja y con los demás.

Aceptar a los demás tal y como son. “Creo que cuando aceptamos la esencia del otro, podemos mejorar y negociar aspectos importantes pero no caemos en la frustración de querer que el otro sea como somos nosotros”, explica.

Agendar momentos de calidad juntos. Para la terapeuta hay que generar “momentos de autocuidado para una misma y también con los demás”, y destaca que estos deben de ser “momentos donde conectemos con la diversión y con el otro”.

Comunicarnos en lo positivo. La psicóloga recuerda que solemos decir «lo negativo y hablamos poco de lo que sí funciona y de lo que sí que nos gusta. Creo que es importante reforzarlo”.

Fomentar la independencia y disfrutar de compartir. “Darnos espacios separados también nos permite que cuando tenemos espacios conjuntos los disfrutemos más”, anima la terapeuta. Pero también recuerda que es importante buscar cosas que nos ayuden a ilusionarnos. Por ejemplo, planes conjuntos, visión de futuro, aficiones compartidas… “Cosas que hagan que tengamos ilusión por compartir”, recalca.

Bajar la exigencia. Para tener relaciones sanas, debes empezar por sentirte bien contigo mismo y tratar de disminuir tus expectativas con los demás. “Permitirnos ser  y estar como necesitemos. Aceptando que no todo es perfecto ni que siempre estamos genial. Aprender a disfrutar de la cotidianidad es importantísimo”, concluye Laia Sabaté.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Proteína a los 50Cuidar de las abejasPescado con más omega-3Filosofía kaizenDesayunar naranja

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta