Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Así funciona el sistema 7-38-55, el método de los expertos para aumentar la inteligencia emocional y dejar de discutir

X

Cuando sonreimos liberamos endorfinas que contribuyen a mejorar la salud. Pero la sonrisa es mucho más que una medicina; es una carta de presentación que mejora la imagen que los demás tienen de nosotros.

8 de abril de 2024 / 09:31

Te propongo un sencillo ejercicio: eleva la comisura de tus labios y abre ligeramente la boca de manera que asciendan tus mejillas y tus ojos se entrecierren un poco. ¡Ya tienes una sonrisa!

Ese simple gesto es característico de los seres humanos, pero es mucho más que una expresión de felicidad. Al tener flexibles los músculos de la cara, los primates podemos modificar el gesto para expresar emociones y eso nos facilita comunicarnos con el mundo y expresar emociones.

TE PUEDE INTERESAR

Con cada sonrisa, dependiendo de su intensidad y duración, se mueven entre 12 y 17 músculos faciales. Al sonreír activas músculos alrededor de la boca como el depresor anguli oris, el risorio, los cigomáticos mayor y menor o el elevador labial superior. Y también los que están en torno a los ojos. Ademas, estimulas el nervio facial que envía señales al cerebro. Y, por si esto fuera poco, al sonreír se liberan endorfinas desde la glándula pituitaria y el hipotálamo, y también se acelera el pulso.

Hay numerosos estudios, como uno realizado en la Universidad de Kansas, que aseguran que sonreír, aunque sea de manera forzada, estimula el cerebro de forma que se acumula menos estrés. Y ese es solo uno de sus beneficios. Aquí tienes algunos otros:

  • Sonreír da imagen positiva de ti. Cuando sonríes los demás ven en ti a una persona más sociable, agradable y cercana, y eso beneficia a tus relaciones sociales y laborales.
  • La gente que sonríe genera más confianza.
  • Se perdona más a la gente que se disculpa con una sonrisa (siempre que no sea falsa, claro).
  • La sonrisa libera endorfinas que son analgésicos naturales, lo que puede reducir la sensación de dolor.
  • Reduce el estrés porque se libera menos adrenalina, cortisol y dopamina.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Rebaja la presión arterial, lo que mejora la circulación sanguínea y el trabajo del corazón.

La sonrisa Duchenne

En el siglo XIX, el médico francés Guillaume Duchenne estudió el tipo de sonrisa que produce todos esos beneficios. En su honor se llama ‘sonrisa Duchenne’ a esa sonrisa genuina que involucra canales neurológicos relacionados con los centros emocionales del cerebro y la zona del córtex, que es la la que regula los procesos intelectuales. Es una sonrisa que hace que te sientas bien y, además, seas más inteligente.

La sonrisa y su hermana mayor, la risa, liberan endorfinas, dopamina, serotonina y adrenalina que contribuyen a mejorar la salud porque activan el sistema neuroendocrino e inmunitario, elevan el número de leucocitos y favorecen la plasticidad cerebral.

Además, es contagiosa y nos hace más atractivos ante los demás. Un grupo de investigadores de la Universidad de California estudió en las fotos de los anuarios de la universidad a las mujeres que tenían la ‘sonrisa Duchenne’. Contactaron con ellas a los 27, 43 y 52 años y les preguntaron por su satisfacción vital. Las conclusiones del estudio indicaban que las mujeres con dicha sonrisa tenían mayores posibilidades de ser felices en su relación de pareja y en la vida en general. Y eso extensible también a los hombres, ¡claro!

Una sonrisa vale mucho y no cuesta nada

Los expertos en medicina psicosomática afirman que la sonrisa reduce hasta un 60 por ciento el tiempo de recuperación de los pacientes, porque activa la vis curatix o fuerza curativa del organismo. Prueba, cada día, estos sencillos trucos y te sentirás mejor:

  1. Convierte al espejo en un amigo. Por la mañana, cuando te levantes, sonríete en el espejo. Y antes de acostarte date las buenas noches con 
un guiño y una sonrisa.
  2. Sonríe varias veces al día. Cuando entres en un lugar público, sonríe. Hace a las personas más proclives a ayudarte.
  3. Pon emoticonos sonrientes en tus conversaciones escritas si aún no lo haces.
  4. Habla con tu sonrisa. Dile a tu pareja, amigos e hijos cuánto les aprecias a través de la sonrisa y la mirada.
  5. Realiza un acto bondadoso al día que haga sonreír a los demás. Cede la paso, abre la puerta amablemente, ayuda a un amigo, no dramatices.
  6. Organiza una sorpresa agradable. Llama a alguien que hace tiempo que no ves, compra entradas para un spa con tu pareja…
  7. Busca tu sonrisa interior. La tradición oriental utiliza una meditación sencilla que favorece la salud y la relación con uno mismo: cierra los ojos, lleva tu atención al interior de tu cuerpo y sonríe a cada uno de tus órganos, a cada parte de cuerpo de los pies a la cabeza. Noatarás cómo tu sonrisa cura.

Fernando Rodríguez del Amo Psicólogo clínico y sexólogo, Rodríguez del Amo es especialista en relaciones de pareja, detección de los patrones destructivos que conducen a su deterioro y coach experto en pautas, ejercicios y negociaciones para romper las barreras que bloquean la relación.

MÁS NOTICIAS

Otros temas de Mente

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Otros temas de Mente

WeLife hoy

BurrataOxalatosRetro-walkingBanksyingHarina de avena

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta