X

MENTE

Tipos de liderazgo que habitan en tu interior y quizá no lo sabías

Nora Rodríguez, autora del libro "Autoliderazgo femenino", explica que los esfuerzos por encajar en estereotipos producen estrés, por lo que es mejor opción autoliderarnos en principios éticos.

Por Mayte L. Fernández

1 de julio de 2022 / 10:24

Nora Rodríguez, la autora del libro «Liderazgo femenino» explica que el liderazgo auténtico es la suma de muchos estilos de liderazgo, más aquellos que aún no se conocen, no tienen nombre o no se han estudiado, y que sin duda forman parte de un modo personal y único de liderar. De hecho, afirma que mujeres de todo el mundo saben que el esfuerzo por encajar en los estereotipos o conductas aprendidas nos lleva a acumular demasiado estrés, por lo que autoliderarnos con principios éticos es al mismo tiempo un modo de conquistar el crecimiento personal, así como nuestro bienestar.

Para ello, la autora profundiza en la importancia de alinear los propósitos a nuestros valores, para poner en práctica nuestras habilidades. Y va más allá: Para liderar correctamente se necesita romper la dicotomía cerebro-corazón, haciendo del autoliderazgo un proceso sistémico, integrando cómo funciona nuestro cerebro y cómo tomamos decisiones: «El corazón influye en la percepción de la realidad, y que, si además los estudios informan que este procesos inhibe las hormonas del estrés, es mucho más fácil comprometernos con nosotras mismas si la opción para integrar ambos cerebros es nutrirnos de pensamientos y experiencias positivas.

Diferentes modelos de autoliderazgo femenino. @Pexels

Liderazgo transformacional:

Susan Wojcicki, directora y ejecutiva de YouTube y graduada con honores en Historia y Literatura en la Universidad de Harvard, no cree que para transformar haya que esperar a que la vida nos ponga delante la situación ideal: «Rara vez las oportunidades se presentan de manera perfecta en una bonita cajita con un lazo amarillo en la parte superior». Así, explica que este tipo de liderazgo tiene en cuenta la importancia de los cambios y del poder distribuido y del trabajo colaborativo «porque nadie puede transformar en solitario». Ante una sociedad que necesita aunar conocimientos y valores para construir puentes entre las diferentes aportaciones e intereses, que permiten integrar relaciones, Rodríguez argumenta que: «El liderazgo transformador se centra en el poder poniendo en primer lugar la equidad, la ética, la integridad, la justicia y la paz».

Por otro lado, este modelo de liderazgo es importante desde la perspectiva óptica de la promoción de los derechos de las mujeres mediante una transformación social, cultural, económica y empresarial.

Liderazgo social:

El liderazgo social se trata de un estilo de liderazgo que se caracteriza por promover proyectos que sirvan para resolver problemas de grupos. Así, la persona que posee este tipo de liderazgo, posee una gran capacidad de saber qué aspectos se necesitan transformar, hasta los que son difíciles de ver. Asimismo. tiene un excelente impacto en el fortalecimiento de equipos de alto nivel, especialmente cuando se trata de asumir responsabilidades importantes para lograr perspectivas y modos de hacer diversos.

No obstante, este modelo de liderazgo nunca va solo y necesita de otros, como el liderazgo de emprendimiento, innovación y colaboración o incluso, la inteligencia emocional, organizativa y estratégica para poder adaptarse a los nuevos cambios de un grupo social.

Liderazgo resiliente:

Este modelo de liderazgo tiene la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecida, alcanzando un estado de excelencia profesional y personal. Además, tiene el poder de despertar en los demás competencias que le sirvan para ampliar sus fortalezas internas, es decir, forjar comportamientos positivos y colectivos.

Por su parte, el liderazgo resiliente tiene un punto en común con el social y es que, en términos de proyectos globales en los que ambos liderazgos juegan un papel importante, es imprescindible tener en cuenta qué se necesita en cada contexto en el que el líder actúa.

Liderazgo comunitario:

Cuando se habla de liderazgo comunitario, se puede reducir a la creencia de que solo se trata de unir a personas, con una causa en común: los mismos valores e ideales. No obstante, liderar a una comunidad va mucho más allá. Se refiere a poner en marcha las condiciones necesarias para que esa comunidad se convierta en una organización de acción colectiva, transformadora y eficaz.

La autora explica que a la hora de tomar decisiones, es positivo indagar previamente sobre cómo ha llegado una determinada comunidad en el paso a tomar decisiones beneficiosas.

Por otro lado, explica que el principal objetivo de un líder comunitario es velar por los intereses de todos en primer lugar y comunicar con claridad lo que se espera de ellas y brindan libertad de acción.

Liderazgo innovador:

«¿Qué está ocurriendo en mi entorno?» Ésta es la primera pregunta para enfocar los procesos de innovación. Los cambios suceden a una gran velocidad, por lo que es imprescindible tener una buena capacidad de absorber y aprender  sobre lo que está sucediendo, de modo que se pueda trasladar de un objeto a otro, de un espacio a otro o de un sistema a otro. «Todo está inventado, o la mayo9ría de las cosas», así que lo único que hace falta es creatividad y conocimiento nos explica la experta. Con estos dos valores podríamos aprovechar para resolver nuestras necesidades y las de la organización en la que trabajamos.

En este sentido, hay que tener ciertas habilidades, como la capacidad para conectar con otros, ser flexibles, tener el don de la comunicación, saber motivar a otras personas y tener un interés activo por todo lo que pasa.

Temas

EmocionesPsicologíaRelaciones

Welife hoy

Reducir ansiedadMaquillaje vegano¿Miedo a volar?¿Inflamación, estrés y depresión?

Otros temas de Mente

Welife hoy

Reducir ansiedadMaquillaje vegano¿Miedo a volar?¿Inflamación, estrés y depresión?

Otros temas de Mente

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible