Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Deja de contar los pasos: el beneficio de caminar es una cuestión de ritmo

X

Sostenibilidad

Por qué la ropa de segunda mano es más sostenible que la que compras de nueva temporada

Consumir moda de manera responsable pasa por contemplar el mercado de segunda mano. ¿Por qué es mejor comprar ropa que ya existe? Te sorprenderá saber que las razones no son solo ambientales y económicas.

Por Sara Trueba Rodríguez

15 de marzo de 2023 / 09:36

Vivienne Westwood decía: «Compra menos, elige bien y haz que dure». Sabiendo que el sector textil es uno de los más contaminantes del planeta, quizá la máxima de la creadora británica se queda incluso corta. De hecho, por eso es tan importante fijarnos en las etiquetas de la ropa. Ya no basta con comprar menos, es necesario cambiar nuestra fórmula de consumo, contemplando alternativas con productos que ya existen, por eso, el mercado de segunda mano puede ser la manera de lograrlo, con grandes beneficios para el planeta (e incluso para tu bolsillo).

Y es que, abre tu armario y contempla. ¿Cuánto hace que no te pones una buena proporción de lo que hay en él? ¿Qué haces con la ropa cuando te das cuenta de que no la usas? ¿Sabías que cada europeo tira 11 kilos de ropa al año? Es urgente que las cosas cambien. Cierra tu armario y piensa. ¿Qué puedes hacer para que tu consumo de moda comience a ser un poco más responsable con el impacto que este genera en el planeta?

Comprar ropa de segunda mano está de moda

Aunque el mercado de la moda de segunda mano en España aún es residual, los expertos señalan un aumento progresivo en el interés por este mercado. De hecho, según el estudio Consumer Trends 2022, de Samy Alliance, se calcula que la compraventa de ropa de segunda mano ha permitido que el año pasado se reciclaran 6,65 mil millones de prendas en todo el mundo gracias a las nuevas plataformas online. Como se señala en el libro Armario Sostenible, de Laura Opazo, en países vecinos como Suecia, tener ropa de segunda mano no va asociado a bajo poder adquisitivo.

Sin embargo, en nuestro país, aún nos cuesta cambiar la mentalidad: «En España siempre hemos tenido un sentimiento de la propiedad muy arraigado y hasta hace nada, lo de heredar la ropa quedaba circunscrito al ámbito familiar o al círculo más cercano. Hoy en día se ha desestigmatizado, incluso llegando a verse con glamour por varios factores: hay una merma en nuestro poder adquisitivo, mayor conciencia medioambiental y auge en la oferta espacios de segunda mano, físicos o virtuales, que cuidan mucho el factor del marketing», declara la divulgadora a Welife.

ropa-segunda-mano-beneficios
Podemos encontrar auténticos tesoros en el mercado vintage.

Por qué comprar ropa de segunda mano

Cambiar la mentalidad es el primer paso para que dé un giro completo al sistema. Según el informe de Sami Aliance, el consumo de segunda mano se duplicará en 2030 y, aunque esto denota que la progresión será lenta, es un dato prometedor que confirmaría el cambio social. «Los centennials tienen pensamiento crítico y gran conciencia ambiental. Si las marcas quieren incorporar y rejuvenecer  su target tendrán, a la larga, que incorporar alternativas de segunda mano dentro de su negocio», declara Laura Opazo.

La plataforma de lujo online Fartfech, por ejemplo, ya tiene una categoría pre-owned, en la que el público puede acceder a artículos de segunda mano. Y es que, la segunda mano solo tiene ventajas:

  • Crea tu estilo. Comprar segunda mano permite salirse del estilo homogéneo que ofrece el mercado globalizado de primera puesta, más aún si hablamos de fast fashion. Ir en busca de tu propio estilo es más fácil de conseguir cuando salimos de la ruta de tiendas que todo el mundo utiliza.
  • Vintage también es segunda mano. El acceso a ropa vintage permite, por un lado, aprovechar ropa de otra época y, por otro, incorporar a tu estilo piezas seguramente únicas y de una calidad que ya no existe. «Las prendas de antes no estaban tan estandarizadas, ni en calidad ni a nivel de diseño. Por eso, comprar ropa de otras épocas enseña a valorar como se confeccionaba antes la ropa, con mejores cortes y acabados que la moda actual» comenta Laura en su libro. Y añade para Welife: «Se pueden encontrar grandes hallazgos, solo hay que buscarlos bien».
  • Beneficia tu economía. Comprar ropa de segunda mano es más asequible que adquirir ropa nueva.
  • Honra y ahorra recursos. Darle una nueva vida a una prenda no sólo significa un ahorro de dinero, estarás dándole un nuevo valor a ese tejido, permitiendo que ocupe un hueco en tu armario en detrimento de otras prendas que, pese a ser nuevas, en realidad no necesitas.
  • No generas huella de carbono. Al apropiarte de algo que ya existe, no estás sumando nuevos impactos al medioambiente. Aunque, ojo, hay que tener cuidado con esto. Según el libro de Opazo, «desde que las compras de segunda mano se han trasladado principalmente a Internet, el impacto del transporte por carretera y la contaminación producida por los mensajeros que nos envían los productos se ha vuelto sin duda más impactante». Además, y tal como nos asegura: «Si compramos moda de manera recurrente estaremos recayendo en una bulimia de consumo, algo a lo que nos ha empujado el low cost y el fast fashion».
  • Acércate al lujo y a marcas nicho internacionales. El acceso a los artículos de segunda mano, al ser más asequible, te permite contemplar ciertas opciones que de otro modo no podrías asumir.
  • Los servicios de alquiler de ropa de segunda mano te permiten disfrutar en cada ocasión de un vestido diferente.

Comprar y alquilar, dos fórmulas para consumir segunda mano

Descubrir las ventajas que tiene el mercado de segunda mano, en comparación con el impacto medioambiental del fast fashion o el inaccesible mercado de los bienes de lujo (que son caros de producir por su trabajo artesano y la calidad de sus materiales, pero que no siempre son creados a partir de factores de sostenibilidad), nos abre las puertas a nuevo mundo. Ahora te preguntarás: ¿comprar o alquilar?

Compra aquello que te vaya con tu estilo y que puedas aprovechar a lo largo de las temporadas. Aprovecha chollos vintage y no caigas en la oniomanía (compras compulsivas). Ojo, si llenas tu armario de bolsas de ropa, estarás disfrazando de sostenible algo que tampoco lo es. Busca piezas especiales, bolsos y también joyería en The Real Real, Videdressing, Vestiaire Collective, Rewind Vintage o Designer Exchange.

Olibati, por ejemplo, es una marca de compra y alquiler de segunda mano. Ana Taboada, una de sus fundadoras, establece de manera sencilla la proporción para saber qué comprar y qué alquilar: «Compra aquello que nos vamos a poner más de 30 veces, y alquila el resto de los productos».

Alquila para eventos especiales. Ahorrarás dinero, podrás cambiar de look en cada evento y estarás contribuyendo a alargar la vida de piezas especiales que, a menudo, esperan meses en el armario hasta que llega la ocasión de lucirlas. Hazlo en Olibati, Rental Mode o La más mona.

Trucos para que la compra de moda de segunda mano sea sostenible de verdad

Te desvelamos algunas claves para que el consumo de ropa de segunda mano no pierda su eje ambiental:

  • Mejor comprar en tiendas físicas y mercadillos urbanos, contamina menos.
  • Si lo haces online, elige envío a punto de recogida. El mensajero reducirá el CO2 producido.
  • Evitar aquellas compras impulsivas que nos empujan a adquirir la tendencia del momento. Comprar sólo cuando sea necesario y hazlo de manera reflexiva, eligiendo piezas que realmente te gusten, pensando en el uso que les darás.

 

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

AgamiaDormir peor a los 50Mia AstralSeparación conscienteLibros de autoayuda

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta