Hábitos sostenibles

¡No hay excusas! con estos 10 fáciles hábitos podrás ser (por fin) una persona más sostenible en tu día a día

Súmate al cambio y toma algunas alternativas en tus hábitos diarios para ayudar al planeta, a tu salud y a tu economía.

Por Diana Torres

30 de noviembre de 2021 / 15:40

Si estás pensando en dar comienzo a una vida ‘Zero Waste’ pero no sabes cómo, tenemos la solución. Cada vez son más las personas que se paran a pensar sobre si su modo de vida es del todo correcto en beneficio a nuestro planeta, pero aún queda mucho por hacer. En un momento de plena emergencia climática, acabamos de celebrar el Día Mundial del Medioambiente con una gran lista de tareas pendientes. Ojalá lleguemos pronto a un punto de inflexión y empecemos a tomar medidas serias y comprometidas para conseguir ser personas más sostenibles.

Tras la COP26, somos mucho más conscientes de la necesidad de cambios a nivel político y social. Si tu excusa es que si los grandes agentes del panorama mundial no hacen lo suficiente, mírate al ombligo y sé honesto. ¿Estás haciendo tú todo lo que puedes? Si tienes dudas, en este artículo te aclaramos la forma de convertirte en una persona más responsable con el medio ambiente. Si todos ayudamos, la carga sobre el planeta será mucho menos pesada.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

Lo más importante para conseguir un cambio a gran escala es comenzar por emprender pequeñas alternativas por nosotros mismos. Mínimas variaciones pueden conseguir revertir un cambio climático que parece inminente. Eso sí, en esta tarea debemos estar todos implicados.

A continuación te dejamos algunos trucos que pueden servirte para dar el pistoletazo de salida a una vida ecofriendly. ¿Te animas a sumarte al cambio?

1. Atento a tu despensa

Intenta apoyar al comercio local y conocido antes que apostar por productos que vengan desde muy lejos. La huella de carbono que produce el transporte de algunos comestibles es altamente nociva para el planeta y para nuestra salud. Lo mejor es consumir productos frescos, ecológicos y de temporada.

Es recomendable que te organices bien antes de acudir al supermercado y hagas una lista de la compra para adquirir únicamente los productos que necesitas a corto plazo. No caigas en caprichos pasajeros y compra lo básico.

A la hora de colocar tu compra en la despensa, intenta poner los productos próximos a caducar delante, y deja los recientes atrás, para poder ir consumiéndolos por preferencia y que algunos no acaben “olvidados” en el fondo del frigorífico.

2. Armario con lo necesario

Intenta comprar ropa de manera responsable. Teniendo en cuenta que vivimos en una época en la que las tendencias pasajeras están a la orden del día, prueba a adquirir únicamente lo que necesitas e intenta que sea de buena calidad, para que así pueda durarte más.

Es importante también que estés atento de las condiciones en las que se ha realizado la ropa que vas a comprar. Quién la ha hecho, con qué materiales o que químicos ha empleado son datos fundamentales a tener en cuenta.

Apuesta por el slow fashion y acude a tiendas de segunda mano o de moda ecofriendly.

3. Haz tu propio huerto

¿Por qué comprar frutas o verduras si puedes plantarlas tú mismo? Existen un sinfín de ideas para cultivar tu propio huerto. ¡Da igual que no tengas mucho espacio en casa! Puedes solucionarlo con un huerto vertical e hidropónico para dar un toque de color y de buenas vibraciones a tu casa de manera sencilla.

4. No desperdicies comida

Evita el desperdicio de comida ordenando tu lista de la compra y adquiriendo únicamente lo que vayas a consumir a corto plazo.

Existen alternativas y proyectos como Too Good To Go, una aplicación que “reutiliza” la comida que sobra en restaurantes u hoteles para que otros puedan comprarla a un precio muy reducido y con total calidad.

5. Di adiós al plástico

Intenta no consumir productos que contengan plástico y apuesta por los envases mínimos o que sean de vidrio. Además, los tuppers que son de vidrio tienen un ciclo de vida y reciclaje que puede llegar a durar años y años en perfecto estado.

En cambio, las botellas de plástico no pueden volver a utilizarse, y tampoco se pueden calentar en platos de este material los alimentos, ya que podrían contaminarse.

6. Cosméticos sostenibles

Actualmente puedes llevar a cabo tu rutina facial de manera fácil y ecológica sin ningún tipo de problema. Cada vez son más las marcas que hacen productos para el cuidado personal siguiendo las etiquetas bio, eco, no testadas en animales y veganas, entre otras.

Además, ahora también podemos encontrar los champús y jabones en sólido, para evitar los envases de plástico. También podemos optar por cepillos de dientes reciclables o incluso toallitas desmaquillantes reutilizables.

7. Ahorra agua

La tecnología ha ido avanzando y ha hecho que lo de ahorrar agua se convierta en tarea más que fácil. Tanto es así, que los electrodomésticos ofrecen una gran variedad de posibilidades entre las que están las de certificación A+ o A+++, las más sostenibles.

Cuando te duches y te enjabones o mientras te lavas los dientes, cierra el grifo del agua y verás cómo además de estar ayudando al planeta, tu factura también lo nota. También es mejor optar por el lavavajillas en vez de lavar a mano; una inversión que a largo plazo será beneficiosa para ti y además te ayudará a ganar tiempo libre.

8. Controla la energía que gastas

Cambiar tus bombillas convencionales por otras de tipo LED, desenchufar los aparatos eléctricos cuando no estés usándolos o hacerte con termostatos inteligentes son algunas de las soluciones que te proponemos para hacer un gasto mínimo de energía, que también te ayudará a reducir tu factura de la luz.

9. Cuidado con tus productos de limpieza

El último estudio de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos ha demostrado que la contaminación del aire en gran parte está producida por los productos cotidianos que utilizamos a la hora de limpiar. Y es que aunque parezca increíble, algo tan simple como limpiar nuestra casa puede estar afectando gravemente a nuestra salud.

Normalmente, los productos de limpieza convencionales poseen químicos altamente nocivos para el medioambiente, pero podemos suplirlos con otros mucho más naturales y que nos darán el mismo resultado. Como nos recomiendan las hermanas Esturirafi en su guía, el vinagre, el limón o el jabón natural de Marsella combinados con bayetas y estropajos de materiales biodegradables y compostables pueden ayudarnos a dejar nuestra casa perfecta y sin contaminar.

10. Menos es más

Apuesta por el minimalismo y el decluttering en la decoración de tu casa. Para ello, compra únicamente lo que vayas a necesitar y evita los “quizás” a la hora de acumular cosas por si pueden servirte en un futuro. No necesitas tanto mobiliario cómo crees, y además, si tienes menos podrás limpiar de manera más fácil y ahorrarás en tiempo y en salud.

Gracias a estos sencillos trucos, tomarás un modo de vida mucho más sostenible de manera fácil, que hará que tu salud mejore notablemente mientras que la del planeta también lo hace.

Temas

Medioambiente

Welife hoy

PROCESADOS BUENOSHÁBITOS PARA ADELGAZARSEXO Y MENOPAUSIADIETA ANTI ESTRÉS

Otros temas de Sostenibilidad

Welife hoy

PROCESADOS BUENOSHÁBITOS PARA ADELGAZARSEXO Y MENOPAUSIADIETA ANTI ESTRÉS

Otros temas de Sostenibilidad