X

@Getty

Pueblos con encanto

Los 10 pueblos más bonitos para perderte por España

Ahora que podemos viajar, hemos creado nuestra lista con el top ten de los rincones más desconocidos de nuestras fronteras donde descansar y desconectar de la rutina. ¿Te vienes?

Por Equipo Welife

11 de junio de 2021 / 09:23

Si de algo podemos presumir en nuestro país, además de la gastronomía, es de contar con numerosos pueblos con encanto en cada una de las comunidades autónomas que lo componen. Nuestra diversidad cultural y riqueza histórica se extiende a lo largo y ancho del país, presentando un territorio en el que tenemos de todo.

Las restricciones de movilidad han hecho que los españoles comencemos a explorar un sinfín de lugares escondidos, o poco conocidos, dentro de nuestras fronteras que han resultado ser mucho más sorprendentes de lo que nos podíamos imaginar. Con el turismo nacional ya activado, la playa no siempre resulta ser el destino más atractivo para los viajeros que buscan paz y tranquilidad, sobre todo en época estival.

Los pueblos más bonitos de España cada vez cuentan con más visitantes seducidos por sus majestuosos castillos y pintorescos palacios, imperiosas casas nobles e iglesias. Todos ellos terminan salpicados por la tradición y cultura de estas zonas rurales que podemos encontrar en cada región de nuestro país.

No cabe duda de que gran parte de la belleza de estos lugares viene dada por nuestros antepasados. El arte románico, barroco y gótico los convierte en espacios llenos de historia, sobre todo referentes al medievo. Te invitamos a viajar, al menos con la mente, por  10 pueblos encantadores que son un auténtico espectáculo a ojos del turista. La lista continuará, pero sin duda es un buen comienzo para ir descubriendo lo mejor de nuestro país.

@Getty

Santillana del Mar (Cantabria)

Cantabria es, sin duda, una de las regiones más encantadoras de España para los turistas que buscan paz y conexión con la naturaleza. En esta zona norteña existen un sinfín de pueblos donde relajarse, pero nos decantamos por Santillana del Mar.

La ya conocida como localidad de las tres mentiras (no es santa, ni llana, ni tiene mar), es una firme candidata a ser una de las más bonitas dentro de nuestras fronteras por su legado histórico, que puede observarse desde que se pisan sus primeros adoquines.

En cuanto a su patrimonio, destaca la Colegiata de Santa Juliana, una joya del románico de la región, además del patrimonio formado por los nobles palacetes y las casonas con escudos.

@Getty

Fornalutx (Mallorca, Islas Baleares)

Si estás buscando unos parajes costeros envidiables a nivel mundial, las Islas Baleares son tu opción a escoger. Formentera o Mallorca son algunos de los destinos más populares, pero no solo la playa es ideal en el archipiélago.

Algunas de las localidades de la Sierra de Tramuntana, como Fornalutx, son el enclave perfecto para la desconexión de las grandes ciudades. Fornalutx se sitúa entre el macizo del Puig Major y el núcleo urbano de Soller y ya se ha convertido en uno de los pueblos más naturales de nuestro país.

@Getty

Albarracín (Teruel)

Teruel existe, y prueba de ello son algunos de los pueblos que encontramos dentro de sus fronteras, como por ejemplo Albarracín. Este pintoresco lugar nos hace remontarnos al medievo gracias a su punto más alto, la Torre del Andador, creada en el siglo X. También podemos encontrar allí el alcázar del siglo XI.

Entre sus atractivos arquitectónicos está la catedral del Salvador, un patrimonio histórico de lo más enriquecedor.

@Getty

Tejeda (La Palma, Islas Canarias)

La isla de la Palma consigue mezclar lo nuevo y lo viejo para dar lugar a una combinación perfecta entre patrimonio natural y urbano. En ella, podemos visitar Tejeda, una de las localidades con más simbología de la región gracias al monolítico basáltico, Roque Nuble.

Otro de los lugares que más destacan en Tejeda es la estética de las casas, puramente blancas con tejados tradicionales de la isla. Una armonía que perdura con el paso de los años y que los vecinos de la zona esperan conservar para las generaciones venideras.

@Getty

Frías (Burgos)

Esta provincia de la antigua capital de Castilla tiene un sinfín de parajes que ofrecernos, entre los que están los imponentes castillos desde los que gobernaban los señores feudales. A orillas del río Ebro, pasado el puente medieval de Frías, se encuentra el Castillo de los Velasco junto a la Iglesia de San Vicente Mártir.

En torno a esta histórica herencia del Medievo, se agrupan muchas casas de las cuáles algunas cuelgan de la misma ropa en la que está edificado la mitad del pueblo. Un espectáculo para la vista del que podemos disfrutar cuando queramos.

@Getty

Chinchón (Madrid)

A 50 kilómetros de la capital de España podemos encontrar el pequeño municipio de Chinchón, dotado de una gran peculiaridad. En su casco histórico está la Plaza Mayor, donde hay un sinfín de restaurantes con terraza en los que disfrutar de su riquísima gastronomía.

Además, esta localidad también cuenta con la Iglesia de la Asunción, en cuyo altar se puede ver un lienzo del célebre pintor Francisco de Goya. Entre sus atractivos están la Torre del Reloj y el Castillo de los Condes, entre muchos otros que podrás visitar a bordo de un trenecito que recorre todas las calles del pueblo.

@Getty

Lastres (Asturias)

Los asturianos no paran de recordar que “Asturias es España y lo demás, tierra conquistada”, y ojalá todo este supuesto dominio fuera como la villa marinera de Lastres.

Toda la esencia de este pueblo se encuentra en el mar y en la pesca, siendo el puerto el punto de referencia por excelencia de la localidad. Por si fuera poco, Lastres también cuenta con un conjunto histórico alejado de la orilla, como nueve palacios blasonados, casonas de piedra y pequeñas iglesias.

@Getty

Morella (Castellón)

La Comunidad Valenciana es otra de las que pueden alardear, y con motivos, de su legado medieval. La fortificación de Morella, en la provincia de Castellón, se encuentra en una posición estratégica a más de mil metros de altura.

Además, esta localidad rodeada por una muralla centenaria, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por lo que sin duda es uno de los pueblos más bonitos de España.

@Getty

Alcalá del Júcar

La impopularidad de Albacete como ciudad es eclipsada por el gran atractivo de sus pequeños y pintorescos pueblos, con un gran encanto para todo aquel que decide visitar Castilla-La Mancha. Entre ellos se encuentra Alcalá del Júcar, cuyas callejuelas empinadas conducen hasta el castillo que durante el siglo XI fue fortaleza musulmana que impedía la invasión de los cristianos del norte.

Por si fuera poco, además de esta construcción podemos encontrar otros lugares que deben ser parada obligatoria, como el puente romano y la ermita de San Lorenzo, y también podemos echar un vistazo a las viviendas excavadas en la montaña.

@Getty

Mojácar (Almería)

Terminamos la lista de pueblos con encanto por el sur. Si algo caracteriza a Andalucía es el arte que desprende cada uno de sus rincones, y entre ellos está Mojácar, la localidad a la que caracterizan la blancura de sus casas. Viviendas con arcos, cúpulas y llamativas flores dan la bienvenida a todos los viajeros.

Al estar en el alto de una montaña, el mirador del castillo del siglo XIII nos permite contemplar el mar, unas vistas que no dejan indiferente a nadie. Estos encantos sin duda convierten a Mojácar en uno de los pueblos estrella de nuestras fronteras.

Temas

Planes

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Planes

Welife hoy

MERCEDES-EQ WELIFE FESTIVALMODA SOSTENIBLEYOGA MINDFULNESS

Otros temas de Sostenibilidad