X
Fast Good: ¿sabes qué es?

Fast Good: la comida sana nunca estuvo tan de moda. / @Unsplash

Health and the City

Del fast food al fast good: presentamos la tendencia en auge de comida rápida y saludable

Hablamos de la nueva ola de restaurantes que triunfa con su oferta de comida rápida, saludable y asequible, dando respuesta así a la creciente preocupación de los consumidores por el medio ambiente.

Por Andrea Giménez, Mateo&CO

9 de mayo de 2022 / 13:36

La creciente preocupación de los consumidores por la procedencia de los productos y por llevar un estilo de vida healthy en un mundo en el que reinan las prisas ha desembocado en un nuevo renacimiento gastronómico, muy preocupado por nuestra salud y la del planeta.

En los últimos años han ido cogiendo fuerza a nivel mundial una serie de tendencias nutricionales como el realfooding, el consumo de productos de km 0, el impulso de las grasas saludables, los superalimentos y la aparición de sustitutos de la carne para contribuir a la reducción del consumo de alimentos de origen animal, entre otras. Esto ha dado lugar a que sean cada vez más las personas que deciden seguir nuevos modelos de alimentación que van desde las dietas vegetarianas, veganas, flexitarianas, sin gluten o sin azúcares, llegando hasta conceptos más novedosos como el plant-based, el raw food, y las dietas paleo y cetogénica. Estas tendencias han llegado para quedarse, y serán el motor para iniciar un cambio de hábitos en la población.

Vivimos en una sociedad en la que cada vez adquieren más importancia la salud, el cuidado del cuerpo y la mente y el propósito de mantener una vida activa.

Asimismo, está surgiendo un movimiento de consumidores que apuesta por la alimentación consciente, y que reconoce la importancia de la procedencia de las materias primas y de los procesos utilizados para obtener los productos que consumen. Las nuevas corrientes dietéticas han dejado de ser una decisión política para convertirse en una elección puramente consciente realizada por el consumidor, en defensa de su propia salud y de la sostenibilidad. Existe, por tanto, una clara tendencia hacia el consumo de productos con un origen responsable, que otorga la importancia que merecen a los productores locales, al trabajo artesano, al cuidado del medio ambiente y a la sostenibilidad, dando lugar así al movimiento slow food, que llega para recordarnos que las cosas bien hechas requieren tiempo, sacrificio y cariño.

Sin embargo, vivimos en la era de la inmediatez, en una sociedad en la que priman las prisas y el consumidor cada vez dispone de menos tiempo para cocinar. Como consecuencia de ello, busca alternativas rápidas y asequibles, por lo que muchas veces es inevitable que descuide su alimentación, o bien por falta de tiempo, o bien por falta de opciones que reúnan estos requisitos y sean a su vez saludables.

Cómo apostar por una gastronomía saludable, consciente y sostenible

A raíz de estos cambios en las necesidades de los consumidores y en la demanda, el sector de la alimentación ha evolucionado, y en los últimos años han ido surgiendo nuevos restaurantes con el propósito de tener un impacto positivo en el bienestar de la población y en el medioambiente, que plantean una propuesta informal en la que el consumidor puede comer de forma saludable, consciente y sostenible y, a su vez, le permite seguir con su ritmo frenético de vida. Esta nueva generación de restaurantes utiliza ingredientes de proximidad y de temporada con un origen responsable y cuida al máximo los procesos utilizados para su obtención, dando lugar así a platos naturales, sin conservantes y sin aditivos a los que aplican técnicas de cocinado sencillas para evitar que se pierdan nutrientes por el camino, dando lugar así al movimiento fast good.

El fast good trata de seguir la misma filosofía y aportar al consumidor la misma comodidad, rapidez y conveniencia que el fast food, cambiando la comida basura por platos realizados con ingredientes saludables y beneficiosos para el consumidor, garantizando la calidad sin renunciar al disfrute y al sabor, característica imprescindible para lograr recurrencia. Por tanto, esta nueva generación de restaurantes llega para convertirse en la plataforma de cambio en la filosofía de consumo y el estilo de vida.

El estilo de vida sano se está imponiendo cada vez más como una tendencia en auge.

Primeros pasos del Slow Food, la tendencia que busca el respeto del medio ambiente

El movimiento slow food nació en California en los años 70, de la mano de Alice Waters, activista alimentaria y firme defensora de los alimentos locales y orgánicos durante casi medio siglo, chef, autora de 15 libros de cocina y fundadora del restaurante Chez Panisse en Berkeley en 1971, que basa su oferta en ingredientes autóctonos y estacionales. En 2004 Sarma Melngailis abrió en Nueva York Pure Food and Wine, un restaurante raw-vegan, que triunfó con sus platos compuestos por ingredientes vegetales crudos. Una vez extendidas por Estados Unidos, estas nuevas tendencias fueron trasladándose al norte de Europa.

Años después, en 2004, NH Hoteles intentó traer este movimiento de comida rápida y sana a España en colaboración con Ferrán Adrià mediante la apertura de una cadena de establecimientos denominada Fast Good, pero se trataba de un momento en el que el consumidor todavía no estaba preparado para dar este giro a su alimentación. Se podría decir, por tanto, que Teresa Carles, Ramón Barri y sus hijos, Mar y Jordi Barri, fueron los precursores de los restaurantes fast good en nuestro país, con la apertura en 2014 de Flax & Kale en Barcelona, el primer restaurante que se autodenominaba como healthy-flexitariano. Actualmente ofrecen en sus locales platos sin gluten cocinados con proteínas alternativas a la carne elaboradas por ellos mismos, como el pollo y el bacon plant-based.

Tres restaurantes Fast Good que deberías probar en Madrid

Con el tiempo, en Madrid se han ido uniendo al movimiento slow food otros restaurantes nacidos con filosofía fast good. Un ejemplo de ello es Falafelería, en la que Shai y Lotem Kirchheimer Gaziel apuestan por una nueva forma de expresar la gastronomía de Oriente Medio, con una propuesta completamente vegetariana y artesanal para la que utilizan ingredientes 100% frescos, sin conservantes ni aditivos.

En esta nueva ola también destaca Plantarse, un proyecto de comida a domicilio creado por Isabel Entrecanales y Pino Gil de Biedma, que nace con la ilusión de poner al alcance de todos una alimentación diaria saludable, variada y plant-based en un mundo acelerado, utilizando para ello ingredientes 100% vegetales y naturales, provenientes de una agricultura local y respetuosa.

Por su parte, Gabsfoods, llega a Madrid desde Estambul para romper el estereotipo “aburrido” tradicionalmente asociado a la comida sana, centrándose en la una oferta asociada a las dietas paleo y cetogénica mediante un menú inspirado en los viajes realizados alrededor del mundo por su fundadora, Gabriela Patachi, con especial foco en las cocinas mediterránea, asiática y de Oriente Medio.

Por último, no podemos dejar de mencionar que, a pesar de que el consumidor está introduciendo estos cambios en su alimentación, todavía tiene que dar un paso más adelante, investigando e informándose a fondo acerca del modelo de negocio que hay detrás de cada restaurante con apariencia saludable, ya que algunos establecimientos han logrado asentarse en el segmento healthy gracias a sus esfuerzos de marketing y a su manera.

Temas

Health and the city

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Alimentación

Instagram

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Alimentación

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible