X
manos de mujer con pastillas

Qué es el glucomanano y para qué sirve / Unsplash

Alimentación

Este fantástico suplemento te ayuda a adelgazar y a controlar el apetito de forma natural

El glucomanano es el complemento natural ideal cuando estamos a dieta porque nos sacia y retrasa el hambre. Pero, ¿qué es exactamente este suplemento alimenticio?

Por Sara Hormigo

24 de abril de 2022 / 18:42

A la hora de hacer una dieta, la ecuación para perder peso es sencilla: debemos quemar más calorías de las que ingerimos al día. Por eso, el control de los alimentos que comemos, cómo los cocinamos y el ejercicio y movimiento diario, es la base para cualquier régimen de adelgazamiento.

Pero, durante estos periodos de pérdida de peso, también pueden ser de gran ayuda los complementos alimenticios. El glucomanano precisamente es uno de los que están más indicados para ello, ya que dicen, es uno de los complementos más eficaces que ayuda a adelgazar y a controlar el apetito.

manos de mujer con un bistre de pastillas
Por qué el glucomanano nos ayuda a adelgazar/ Unsplash

Qué es y cómo funciona el glucomanano

Para entender cuál es el funcionamiento del glucomanano en nuestro cuerpo y qué propiedades tiene que nos ayudan a adelgazar y a saciarnos, primero debemos saber qué es exactamente: “Se trata de una fibra dietética que se obtiene de los tubérculos de la planta ‘Amorphophallus konjac’. Esta fibra cuenta con una elevada capacidad de absorción de agua (es de las fibras que más capacidad tienen), que, al consumirla, hace que nuestro estómago se hinche y, en consecuencia, genera sensación de saciedad. Su composición aumenta la viscosidad del contenido gastrointestinal, lo que retrasa el vaciado gástrico y contribuye a reducir el apetito”, nos explica Reme Navarro, farmacéutica y directora de negocio de Atida.

Es decir, que tomando este complemento alimenticio nuestro estómago actuará de forma momentánea como si tuviera un balón gástrico, cuyo objetivo es el de quitarnos la ansiedad por comer y lo mejor de todo, retrasar el hambre.

Existen varios estudios que han demostrado que esta fibra es capaz de ayudar en tratamientos de obesidad y de pérdida de peso (por la saciedad que hemos visto que produce), y ratifican su eficacia para combatir el estreñimiento debido a su contribución a normalizar el ritmo de evacuación intestinal. Pero también, puede ser un gran suplemento: “Como apoyo en el tratamiento de la diabetes, ya que reduce los niveles de insulina y glucosa, y en la reducción de los niveles de colesterol en determinados casos”, afirma la experta. Pero, ¡cuidado! Porque también puede presentar una serie de efectos adversos. “Los hay más leves como el malestar abdominal leve o las flatulencias, pero hay otros más graves como posibles obstrucciones esofágicas o del tracto gastrointestinal, o la dificultad en la absorción de nutrientes”. En caso de presentar cualquiera de estos síntomas, la experta nos cuenta, que lo mejor es parar el tratamiento y ponerse en contacto con un especialista, que pueda darnos las pautas a seguir, ya sea dejándolo por completo o volver a introducirlo de manera paulatina. 

Cómo tomar el glucomanano cuando hago dieta

Entonces, ¿cuándo se toma el glucomanano? Lo cierto es que en países como Japón, existen comidas que están elaboradas con esta fibra y forman parte de su alimentación desde hace años. De hecho, aunque este polisacárido se obtiene de la raíz de la planta, en Asia es la propia planta la que se usa de forma tradicional como comida consumiendo sus bulbos. La pasta de glucomanano más conocida como konjac, puede que sea la que más te suene, nutricionalmente es muy pobre, pero aporta tan solo unas 20 Kcal o menos por ración, aproximadamente, por lo que se utiliza como sustituto de la pasta tradicional en dietas como la cetogénica o low carb.

Aquí tienes una comparación de un plato de pasta tradicional con un plato de pasta konjac y cuáles son todas las diferencias tanto en nutrientes, calorías, cantidad de carbohidratos, etc…

También es frecuente encontrarlo en forma de cápsulas para ingerir antes de con las comidas. El cómo tomar el gucomanano “dependerá del formato y de nuestras necesidades”, nos dice la farmacéutica. “Si optamos por un formato estilo pasta, se consumirá de forma similar a como cocinamos este alimento: herviremos el glucomanano y los aderezaremos al gusto. Si optamos por las cápsulas, la recomendación general es no sobrepasar la dosis de 2/3 gramos al día, e ingerirlo con agua antes de la comida”, nos detalla.

Los expertos recomiendan tomarlo mínimo media hora antes de comer ya que: “Es tras este periodo cuando la fibra se convierte en una masa viscosa en nuestro estómago y comienza a notarse esa sensación de saciedad”, indica la farmacéutica. A todo esto, hay que añadir que también hay estudios en los que se ha observado que su ingesta puede intervenir en la absorción de algunos medicamentos. En estos casos, lo que se recomienda es realizar su toma de forma espaciada, durante unas horas, después de la dosis del medicamento en cuestión. El cualquier caso, si te encuentras bajo algún tratamiento médico, antes de comenzar a tomar glucomanano siempre es mejor que lo consultes con tu médico habitual o nutricionista.

Temas

Adelgazar

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Alimentación

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Alimentación

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible