X
botellas de leche

¿Es mala la leche de vaca?/ Unsplash

NUTRICIÓN

¿De verdad es tan mala la leche de vaca? Tipos, cantidades y mejores momentos para tomarla

Esta bebida tan cultural como polémica, cuenta con muy mala prensa desde hace varios años y se le han atribuido todo tipo de enfermedades. Intentamos desmitificarla para que puedas decidir si tomarla o no.

Por Mónica Heras

2 de mayo de 2022 / 17:20

En los últimos años la leche de vaca ha pasado de ser uno de los productos imprescindibles de nuestra dietaa convertirse en fuente de polémica entre nutricionistas, médicos y gurús de la alimentación. Mientras unos  continúan viéndola como una buena fuente de ciertos nutrientes, como el calcio o la vitamina D, otros señalan el aumento de la intolerancia a la lactosa como una evidencia de lo inadecuado que es su consumo para el ser humano.

Partiendo de la base de que no podemos llegar a una verdad absoluta, vamos a analizar lo pros y los contras de la leche, cuál es la más recomendable y cuáles son las cantidades necesarias para aprovechar sus beneficios.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter y recibe todas nuestras novedades para tu cuidado y bienestar.

¿Por qué tomamos leche de vaca?

Uno de los argumentos de quienes están en contra del consumo de leche de vaca, es que ningún mamífero toma la leche de otro durante su vida adulta, solo el ser humano. Esto es, por ejemplo, así como el efecto invernadero que provoca el consumo de productos derivados del animal, es uno de los motivos que esgrimen desde la organización PETA para hacernos reflexionar acerca de nuestros hábitos. Sin embargo, es interesante saber el motivo por el que lo hacemos.

Basta con remontarnos siglos atrás, cuando la comida escaseaba y las inclemencias del tiempo eran determinantes. Por aquel entonces, a alguien se le ocurrió tomar la leche de estos animales domésticos. Aquellos que consiguieron digerirla bien gracias a su producción de lactasa (la enzima encargada de descomponer la lactosa), lograron dar un salto evolutivo incorporando esa capacidad a sus genes. De ahí que haya personas que pueden tomarse un litro de leche sin problema, y otras a las que les siente fatal.

Puede que ya sepas sieres intolerante a la lactosa, pero si te quedara alguna duda basta con eliminar de tu dieta todos los lácteos durante un mes. Si notas que tienes menos gases, que no hay hinchazón abdominal y que tus digestiones están mejor, probablemente tus antepasados fueran de esos que no se adaptaron muy bien al nuevo alimento y te convendría buscar alternativas vegetales.

Verdades y mentiras sobre la leche de vaca
La leche de vaca es una fuente de minerales, proteínas y vitaminas. / Unsplash.

Derribando mitos sobre la leche de vaca

A esta bebida se le han atribuido tanto propiedades milagrosas, como demoníacas, y lo cierto es que como simples consumidores vivimos a merced de las modas. Es por ello que conviene revisar lo que dice la evidencia científica al respecto, mientras que aprendemos a observar nuestro cuerpo y a interpretar sus reacciones.

La leche y el cáncer

Se ha hablado de que la leche de vaca podría fomentar la aparición de células cancerígenas dado la activación del IGF-1, un factor que provoca que un ternero crezca de forma rápida y que en pocos meses se convierta en un animal adulto. El IGF-1, sí como otras hormonas presentes en su composición, están asociadas con un mayor riesgo de cáncer.

Por otro lado, también contiene compuestos que actúan como protectores frente a esta enfermedad, como el ALC o ácido linoleico conjugado, según se comprobó en este estudio. Curiosamente se encuentra presente en la grasa de la leche, de ahí que los productos desnatados, pese a su popularidad, no sean del todo recomendables.

Problemas digestivos

Como hemos dicho antes, si tus antepasados no se adaptaron a la lactosa, probablemente tú tampoco lo harás. Esto provoca una serie de problemas digestivos que podrían hacerte la vida complicada: diarrea, digestiones pesadas, tripa hinchada

Sin embargo, también existen estudios que hablan de que los lácteos son un excelente alimento para proteger la barrera intestinal, especialmente en personas con diabetes.

Los huesos y la leche de vaca

Si hay un beneficio relacionado con la leche, es su capacidad para proteger los huesos, especialmente durante la infancia y la menopausia. De nuevo existen posturas encontradas. Algunos hablan de su capacidad acidificadora, lo que ocasionaría que destruyera el calcio almacenado, pero carecemos de pruebas.

Frente a esto, sí que encontramos en ella una fuente de calcio, fósforo, así como de vitamina D y vitamina K2, ambas indispensables para prevenir la osteoporosis. No obstante, lo que sí tenemos cada vez más claro, es que el entrenamiento de fuerza es vital para tener una buena salud ósea, y la ciencia está de acuerdo.

Ten en cuenta que en la naturaleza existen alternativas para todo y, si bien es cierto que este puede ser una fuente estupenda de calcio, por ejemplo, también lo son las verduras de hoja verde, el sésamo, etc.

Cuál es la mejor leche y cuándo la debemos tomar

Como ves, todo es relativo y, aunque en los últimos 10 años el consumo de leche en España ha bajado un 23%, existen condicionantes que no siempre son tomados en cuenta, como el tipo de leche, la procedencia o la cantidad que se consume.

Marcos Vázquez, ‘Fitness Revolucionario’, habla de los problemas de la leche desnatada, relacionándola con un mayor índice de obesidad infantil y sobrepeso, así como un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

A diferencia de lo que se pensaba, la leche entera y sus grasas saturadas actúan como protectores de este tipo de afecciones, como demuestra este estudio. 

También hemos sabido que el ácido linoleico conjugado, además de proteger contra el cáncer, se asocia a menor grasa corporal, y que la grasa láctea hace que tengamos una mejor composición de los lípidos, algo importante para el desarrollo de colesterol LDL (el malo).

De nuevo, toca volver a lo que muchos médicos y nutricionistas nos dicen, consumir alimentos lo más cercanos posible a su forma natural, es decir, leche entera. Recordemos que las grasas, no siempre son malas y si aún te quedan dudas, echa un vistazo al artículo que tenemos y diferencia las que sí y las que no.

Por último, si vas a consumir leche de vaca, lo hagas de animales que pasten libremente, puesto que contiene cinco veces más cantidad de ácido linoleico conjugado, más Omega 3, por no hablar de que son vacas que están en mejores condiciones.

Temas

Nutrición

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Alimentación

Welife hoy

Mejores bebidas antiinflamatoriasKombuchaInfusiones para retención de líquidosMetabolismo

Otros temas de Alimentación

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible