X

@Unsplash

ALIMENTACIÓN Y EJERCICIO

¿Tripa hinchada? Los motivos de que la tengas así y cómo conseguir un vientre plano

Aceptémoslo. Presumir de un abdomen plano resulta más complicado de lo que parece y no siempre va de la mano con la cantidad de ejercicio que hacemos. ¿Sabes cómo solucionar la inflamación?

Por Mónica Heras

24 de noviembre de 2021 / 17:14

Tener la tripa hinchada es uno de los problemas más comunes en la población actual. Más allá de que no nos guste a nivel estético, trae consigo una serie de síntomas que van desde los gases, hasta el dolor abdominal. Generalmente, tiene que ver con una mala alimentación, exceso de estrés y desajustes en la microbiota.

Así que, antes de ponerte a hacer abdominales en serie, te recomendamos que hagas una buena revisión de tus hábitos a la hora de comer y que observes cómo son tus digestiones.

SUSCRÍBETE a nuestra newsletter para recibir todas las novedades para tu cuidado y bienestar.

¿Por qué tengo la tripa hinchada?

En la mayoría de los casos, una barriga hinchada tiene que ver con una acumulación de gases en el intestino grueso. Sin embargo, que la grasa se aloje en esta zona atiende a varios motivos y conocerlos, te dará las claves para solucionarlo.

Respuesta inmunológica

Cuando comemos un alimento que nos causa una alergia, nuestro  sistema inmune se defiende respondiendo de manera exagerada ante esas sustancias. Esta reacción produce inflamación y a la larga, permeabilidad intestinal. Esto nos impide absorber todos los nutrientes de los alimentos, al tiempo que deja el paso libre a residuos y tóxicos al torrente sanguíneo.

Según explica el Doctor La Rosa, hay alimentos que causan un grado bajo de intolerancia, llegando a ser casi imperceptibles en una analítica, como por ejemplo el gluten y la lactosa. En ambos casos, la consecuencia sería una distensión abdominal y tener al sistema inmune en pie de guerra.

Una alteración de la microbiota da lugar a una tripa hinchada

Nuestra flora bacteriana se va creando con el tiempo y en base a lo que hemos comido a lo largo de nuestra vida. Por lo tanto, cuando cambiamos de alimentación de forma súbita, es probable que no tengamos el sistema digestivo preparado. Es curioso, pero alguien con una dieta vegana, no requiere la misma flora que una persona que sigue una cetogénica.

Resistencia a la insulina

¿Sabes cómo funciona la insulina? Cada vez que comemos y, sobre todo, consumimos azúcar el cuerpo segrega insulina para compensar ese pico de azúcar en sangre. Conforme va pasando el tiempo, necesitamos más insulina para bajar la misma cantidad de azúcar. Esto se conoce como resistencia a la insulina.

Mucha insulina en sangre nos impide usar la grasa como fuente de energía, haciendo que subamos de peso y favoreciendo que se acumule en el abdomen. ¿Por qué?, porque es ahí donde esta hormona tiene mayor cantidad de receptores. Conclusión, a mayor ingesta de azúcar, más grasa acumulamos.

¿Barriga hinchada? Estas son las razones y así puedes evitarlo

Exceso de estrés

El cerebro y la flora bacteriana están conectados a través del nervio vago, así que las bacterias afectan a nuestro sistema nervioso y viceversa.

El sistema digestivo es capaz de llevar a cabo sus funciones, siempre y cuando estemos en armonía. No obstante, cuando interfieren las  emociones, el cerebro toma el poder y entorpece su función.

Al generar un exceso de cortisol, se podría decir que desarrollamos estrés crónico, dando lugar a una serie de respuestas que desajustan todo nuestro organismo. Beatriz Larrea nos lo explicó genial y aquí puedes ahondar más en el tema.

Resumiendo: el estrés crónico produce serios problemas a nivel digestivo, que van desde espasmos, hinchazón, gases, estreñimiento o diarrea, hasta la destrucción de la flora bacteriana.

Otras situaciones que dan lugar a tener la tripa hinchada:

  • Comer con prisas y estresados.
  • Masticar chicle.
  • Una vida sedentaria.
  • No consumir suficiente fibra.
  • Comer alimentos light y con edulcorantes artificiales.
  • Tener una dieta inflamatoria (alimentos procesados).

Newsletter Welife

¿Qué puedo hacer si tengo la barriga hinchada?

Le preguntamos a Chiara Marongiu, de Holistic Health, acerca de cómo podemos poner remedio a una tripa hinchada.

  • Recupera la microbiota. Para ello, necesitas comer alimentos reales y cocinados en casa. ¡Olvídate de los procesados y los productos light! Estos confunden al metabolismo y suben la glucosa.
  • Añade fermentados. Estos funcionan como probióticos incluyendo nuevas bacterias a nuestro intestino. Algunos ejemplos son los encurtidos, el kimchi, el chucrut, la kombucha, etc. Sin olvidarnos de los prebióticos, que se encargan de alimentar a estas bacterias y los encontramos en la inulina, presente en los tubérculos. Ambos se pueden administrar en forma de suplementos.
  • El ayuno intermitente es ideal. Además de todos los beneficios que ya conoces, hace que la insulina baje y el cuerpo eche mano de la grasa.
  • Lleva una dieta antiinflamatoria.
  • Haz trabajo de core para mejorar tu faja abdominal. Dicha faja está construida por musculatura profunda y superficial, por delante, por detrás y por los lados. Lo interesante es trabajar la parte profunda de los abdominales, que está formada por el transverso, que se fija en las vértebras, lateralmente oblicuo interno y externo, y en la parte posterior de la espalda los músculos paravertebrales.
  • Combina el entrenamiento de fuerza con cardio. Aquí pones a trabajar las mitocondrias, indispensables para quemar grasa.
  • En lugar de los famosos sit ups, que provocan un encogimiento del tronco y solo movilizan a musculatura superficial recomienda hacer ejercicios isométicos (planchas abdominales) con variaciones para que el cuerpo note trabajo. También puedes hacer ‘press pallof’, o ‘dead bug’, eso sí, con la espalda pegada al suelo y el abdomen contraído. Mira cómo hacerlo correctamente en este vídeo.


Tener un abdomen plano va más allá de presumir bikini durante el verano. Como hemos podido comprobar, detrás de una tripa hinchada suele haber problemas de alergias, estrés o desajustes en la microbiota.

Temas

AdelgazarEntrenamientoNutriciónVida Saludable

Welife hoy

PROCESADOS BUENOSHÁBITOS PARA ADELGAZARSEXO Y MENOPAUSIADIETA ANTI ESTRÉS

Otros temas de Cuerpo

Welife hoy

PROCESADOS BUENOSHÁBITOS PARA ADELGAZARSEXO Y MENOPAUSIADIETA ANTI ESTRÉS

Otros temas de Cuerpo