X
La importancia de la comunicación para reducir la brecha del orgasmo

Foto: Unsplash

Igualdad

¿Sabes lo que es la brecha del orgasmo y cómo romperla?

¿Cómo hacer que hombres y mujeres disfruten del sexo de la misma forma y que el orgasmo no sea algo diferencial, sino común? La brecha del orgasmo habla de ello y así es cómo se puede solucionar.

Por Miriam Aguilar

8 de marzo de 2022 / 17:25

Dicen los números que el hombre tiene más orgasmos que la mujer durante las relaciones sexuales. Si así lo manifiestan es porque se ha dado mucha importancia al coito, pero se puede salir de la brecha del orgasmo haciéndolo visible, tanto si se llega como si no al clímax. Hablamos con Cecilia Joyce, socióloga y portavoz de JOYclub, para salir de dudas sobre el tema.

¿Qué es la ‘brecha del orgasmo’?

La brecha del orgasmo alude a que es más frecuente que el hombre llegue al orgasmo a que lo haga una mujer durante las relaciones sexuales. Los encuentros heterosexuales han estado enfocados en el coito durante demasiado tiempo, teniendo en cuenta que muchas mujeres no llegan al orgasmo solo mediante la penetración, (a diferencia de la mayoría de los hombres) sino gracias a la estimulación del clítoris.

No darle la importancia que debemos a este hecho tan común en nuestras relaciones sexuales supone que haya mucha más probabilidad de que el hombre llegue al orgasmo mientras la mujer se quede a medias, algo que no debería ocurrir. Todos deberíamos poder disfrutar al mismo nivel y para ello la comunicación es esencial. El objetivo es que, sea cual sea tu necesidad, quede satisfecha.

La educación al respecto no ayuda. Si recordamos la escena de ‘Cuando Harry encontró a Sally’ en la que Meg Ryan finge un orgasmo en un restaurante, es normal pensar que muchas mujeres, en vez de verbalizar lo que les gusta o les apetece que les hagan en la cama, finjan haber llegado al orgasmo por el simple hecho de satisfacer a sus parejas y hacerles pensar que “por ellas, todo ok”. Pensar que esto es posible significa agravar aún más la brecha del orgasmo, por lo que hay que poner en valor una comunicación fluida con la pareja para tratar de poner fin a esta situación.

¿Cómo romper la brecha del orgasmo?

No dando nada por hecho ni por sentado. Romper con la brecha del orgasmo parte de tener una comunicación fluida con la persona o personas con las que se va a mantener una relación sexual. De este modo, la otra parte será consciente de qué es lo que nos gusta y con qué otras cosas no disfrutamos o no sentimos placer. Fingir el orgasmo para que la otra persona se sienta bien también contribuye a hacer todavía más grande la brecha del orgasmo.

¿Quiénes tienen más orgasmos, quienes menos y por qué?

Como evidencia la brecha del orgasmo, son los hombres quienes, por norma general, suelen llegar al clímax con mayor facilidad. El sexo basado en la penetración es una de las causas más habituales. El placer femenino ha estado silenciado durante demasiado tiempo y se parte de la creencia de que solo con el coito es posible que tanto hombres como mujeres lleguen al orgasmo. Sin embargo, la falta de estimulación del clítoris es una de las causas más frecuentes de que las mujeres no alcancen el orgasmo en relaciones íntimas con hombres.

Por otro lado, ¿las mujeres pueden experimentar más orgasmos en un periodo más breve de tiempo? La respuesta es ‘sí’. Las mujeres pueden alcanzar un mayor número de orgasmos por hora con respecto a los hombres. Esto es por el llamado periodo refractario o de recuperación, que suele ser más largo en el caso de las personas con pene.

¿Quién llega al orgasmo más rápido?

Esto dependerá de cada persona y también de cada momento. En el sexo cada individuo es un mundo y tiene unos gustos, unas zonas erógenas y una forma de vivir la sexualidad distinta al resto. Dependerá de la comunicación con la otra persona, de si ese día estamos más cansados o preocupados por alguna cuestión… Ninguna relación sexual es igual a otra. Incluso en una misma pareja puede variar dependiendo del día o las circunstancias que esté atravesando cada persona.

¿Qué tabúes se han conseguido romper en los últimos años?

Indudablemente, la búsqueda del placer femenino. Hace décadas era impensable verbalizar que una mujer también tiene necesidades sexuales, que quiere acostarse con alguien por puro placer o que guarda en su cajón de la mesilla de noche un juguete para estimular su clítoris con el que dar rienda suelta a sus fantasías y disfrutar de su propio cuerpo teniendo o no una persona a su lado.

La masturbación femenina es otro de los tabúes que poco a poco se van extinguiendo en nuestra sociedad, algo que va muy de la mano con esas necesidades sexuales y biológicas que tienen el 100% de las mujeres.  La búsqueda del placer es algo que siempre ha estado ahí, de hecho, es por norma general uno de los primeros contactos tenemos con el sexo, gracias a la autoexploración.

¿Qué tabúes tenemos aún con respecto a la sexualidad?

Aún hay mujeres que no gozan plenamente de las relaciones sexuales porque sienten tabúes sobre determinadas zonas de su cuerpo, porque sienten que algo no está bien o no les gustan determinadas partes de ellas mismas, o por ir o no mejor depiladas. ¡Son tantas cosas! Esto las hace cohibirse y no ser ellas al 100%. A estas alturas de la vida, una mujer debe saber que es perfecta tal y como es, que tiene un cuerpo del que merece disfrutar y con el que los demás disfruten.

Otro tabú muy frecuente es el de la menstruación. Evidentemente se puede, y, es más, el sexo durante la regla puede ayudar a paliar los dolores menstruales gracias a la liberación de endorfinas. No hay que evitar acostarse con alguien por el hecho de estar menstruando. Comentándolo previamente con libertad y actuando con total naturalidad se puede pasar un rato de lo más placentero.

El tema de “tomar la iniciativa” también sigue siendo complicado para muchas mujeres a día de hoy. El cine o la literatura, entre otros, nos han educado en la idea de que es el hombre el que debe conquistar y seducir a la mujer. Aunque esos moldes se van rompiendo, todavía son muchas las mujeres que sienten vergüenza a la hora de ser ellas quienes dan el primer paso, ya sea por el miedo al qué dirán. No hay nada mejor que llevar la voz cantante, ser quien rompa barreras y quien deje a la persona “cortejada” con la boca abierta.

¿Cuáles son las fantasías sexuales más recurrentes de las mujeres?

La evolución de la sexualidad femenina es más tangible que nunca, está a la orden del día porque la mujer está cada vez más despojada de “mochila”, habla cada vez más sin tapujos y dice lo que le apetece hacer y con quién. Según un estudio llevado a cabo en España por JOYclub, el 35% de las encuestadas quiere hacer un trío y el 30% de ellas no tiene problema en acostarse con un desconocido. El sexo por diversión se ve cada vez más como una opción, no como algo prohibido o que solo se puede tener con una pareja para toda la vida y es, en parte, gracias a plataformas como JOYclub, la comunidad basada en la sexualidad liberal que no pone normas –más allá del respeto- cuando se trata de sumergirse en el placer.

Temas

Sexualidad

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Cuerpo

Instagram

Welife hoy

DIETA METABOLISMO ACELERADOAGUA CON LIMÓNADELGAZAR RÁPIDOINFUSIONES PARA EL HÍGADO

Otros temas de Cuerpo

Suscríbete a welife y descubre la vida sostenible

Suscríbete a y descubre la vida sostenible