Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Por qué tienes que tomar naranja en el desayuno: de los antiinflamatorios a los saciantes, todos sus beneficios

X

Una buena elección es clave para que quieras seguir entrenando./ Foto: Freepik.

Ejercicio

Cómo elegir bien gimnasio y entrenador personal, según Crys Díaz

La conocida entrenadora "de los famosos" te explica cuáles deben ser tus prioridades a la hora de elegir dónde y con quién hacer ejercicio físico.

Por María Corisco

13 de febrero de 2024 / 17:00

Hay decisiones aparentemente sencillas, pero que pueden tener más trascendencia de lo que en un primer momento puedas pensar. Es el caso de la elección de un gimnasio o de un entrenador personal, especialmente si eres del tipo de personas que encuentra mil y una excusas para dejar de hacer ejercicio. Por tanto, si quieres de verdad ponerte en marcha, y disfrutarlo, más te vale hacer una buena elección y no caer en los errores más comunes de los novatos, como guiarse por la oferta del gimnasio que encontramos en el buzón o lanzarse “a por todas” y tener en mente solo que hay que recuperar el tiempo perdido

Así lo ve Crys Dyaz, ex nadadora de elite y entrenadora personal (con un buen puñado de celebrities a su cargo), que señala entre estos errores “el funcionar con el ensayo-error, sin tratar de buscar siempre la mejor opción, la que sabemos que tiene garantías, la de calidad, la que haga que tu esfuerzo y tu tiempo, entre otras cosas, merezcan la pena”.

Claves para elegir tu gimnasio

Es una cuestión de salud y, por tanto, “lo primero que tienes que identificar es cuál es tu situación actual, tu estado de forma, tu disponibilidad, tus objetivos… Ese es el mejor punto de partida. Una vez sepas eso, y lo tengas claro, prioriza tus momentos en la semana para entrenar, agéndalos como algo imprescindible. No es cuestión de la oferta del gimnasio, sino de la mejor opción para ti, la óptima. Siempre hay que tener en cuenta cuál es tu condición física actual, y, a partir de ahí, plantearte objetivos reales”.

Tampoco es siempre fácil elegir entre un entrenador personal y un gimnasio. En este sentido, Crys Dyaz reconoce que le cuesta “no barrer hacia casa, por lo mucho que confío y creo en los beneficios de contar con un entrenador personal a tu lado”. No obstante, añade que “el gimnasio siempre te va a aportar. Qué duda cabe que siempre será mejor entrenar en el gimnasio que quedarte en casa en el sofá, puro sedentarismo. Es una opción que veo como un complemento a un buen entrenamiento, sumándolo a tus sesiones de entrenamiento personal o en grupo pequeño”.

Recuerda que “ya hay gimnasios que cuentan con el servicio de entrenador personal, y esto siempre será mejor opción que matricularte e ir a clases sin tener tu programa, tu planificación, tu atención. Lo óptimo, también, sería evaluar tu punto de partida, ya sea con una primera sesión de evaluación, una prueba específica, una entrevista personal, un test en el que se mida tu composición corporal, alimentación, hábitos… Ese, y solo ese, debería ser tu punto de partida”.

¿Y cómo elegir a ese entrenador personal? Los requisitos básicos, apunta la experta, son de dos tipos: “Necesitas a tu lado a una persona con el conocimiento e información óptima para que tu salud sea tratada como merece. Por otro lado, tiene que ser alguien exigente, empático, entusiasta, comprometido, con capacidad para motivar, acompañar, animar, positivo, disciplinado y, muy importante, alguien que te inspire a diario”.

Los errores más comunes cuando se busca gimnasio

  1. No tener en cuenta dónde está situado. Si está ubicado en un lugar al que no te resulta fácil ir, es más probable que encuentres excusas para no ir.
  2. No probarlo antes de contratarlo. Prácticamente todos los gimnasios tienen una oferta de un día de prueba para que notes por ti mismo cómo es, más allá de folletos publicitarios o del consejo de un compañero de oficina.
  3. Dejarte tentar por la oferta. Por muy bueno que te parezca el precio, no olvides mirar la letra pequeña y no te comprometas a pagar todo un año si no estás seguro de que lo vas a aprovechar.
  4. No leer al detalle su oferta. Has leído que dan clases de zumba, pilates y yoga, por ejemplo, pero cuando te quieres dar cuenta, solo tienen esas clases en horario de mañana (o bien te cobran un extra por ello).
  5. Dar por descontado que te harán un seguimiento individualizado. Debes tener bien claro qué te pueden ofrecer en ese sentido y si vas a contar con alguien especializado que te asesore.
MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Proteína a los 50Cuidar de las abejasPescado con más omega-3Filosofía kaizenDesayunar naranja

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta