Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Cómo funciona la tiroides: así afecta a tu estado de ánimo y decisiones sin que te des cuenta

X

Las toallitas dentales no sólo no son efectivas para blanquear los dientes, sino que pueden dañar el esmalte y las encías si no se usan bien./ Foto: Getty.

Cuerpo

Toallitas dentales: qué son y por qué nunca van a sustituir a tu cepillo de dientes aunque se hayan puesto de moda

Las toallitas dentales prometen hacerse virales por su comodidad y rápido uso, pero pueden suponer un riesgo para la salud bucodental.

Por María Muñiz Marcelo

7 de marzo de 2024 / 08:00

La higiene bucal es algo que se da por supuesto. Lavarse los dientes es la pieza principal y es algo sabido por todos. O al menos eso se pensaba hasta que han aparecido en escena las toallitas dentales. Ya con sólo su nombre se puede pensar en lo sencillo que debe ser su uso si se tienen de referencia el resto de toallitas para distintos usos que se conocen. Pero no es oro todo lo que reluce.

Así lo asegura el odontólogo Iván Malagón, que enfatiza la importancia de un cepillado adecuado y advierte sobre el uso de toallitas dentales como sustito insuficiente: «lo que dicen es que con esas toallitas se puede mantener una higiene cotidiana adecuada y eso no es cierto. No son efectivas porque para empezar no puedes limpiar».

Y añade: «A nivel dental, por ejemplo, solamente la toallita no puede entrar entre los dientes, por lo que no puede sustituir al hilo dental ni al irrigador bucal. Por otro lado, tampoco puedes sustituir el cepillado porque con las toallitas no puedes meterte bien en los surcos de las muelas o los dientes. Son surcos profundos que solamente se pueden limpiar con cerdas o filamentos lo más finos posibles para acceder más fácilmente a ellos. Por supuesto, la higiene se queda muy coja y no puede sustituir en ningún momento ni al cepillado ni al uso de hilo dental», confirma.

TE PUEDE INTERESAR

Qué son las toallitas dentales

Pero antes de entrar en los beneficios y perjuicios que pueda tener este invento del siglo XXI para la salud bucodental, hay que entender lo que son exactamente las toallitas dentales que se han puesto de moda.

«Se trata de una especie de gasitas, como las de limpiar las joyas o las gafas, que se impregnan con ciertos líquidos. Algunos de ellos dicen que son blanqueadores, pero lógicamente la dosis que pueden aplicar, no está probada por la comunidad odontológica. En este sentido, hay algunas que no son efectivas para el blanqueamiento porque la dosis no llega y otras son excesivas y no están controladas, de manera que es absolutamente ilegal la venta esos productos en Europa», advierte el especialista.

«Es decir, algunas no llegan a blanquear y prometen blanqueamiento y otras lo que pueden hacer es no solamente dañar el esmalte, sino que pueden afectar a las encías que están alrededor«, añade.

Cómo afectan las toallitas a la salud dental

También cuenta que algunas de estas toallitas están compuestas en parte por una dosis de agua oxigenada, con todo lo que esto conlleva: «Las que están formuladas con peróxido de hidrógeno son demasiado abrasivas y pueden tener el riesgo de provocar irritación de mucosas, de la encía, incluso pueden provocar necrosis de las papilas. Si alguien las usa frecuentemente, pueden dañar el tejido de manera irreversible».

Además, si se usan como sustituto del cepillado o de alguna de las partes de la limpieza dental, pueden producir la formación de placa y la aparición de la enfermedad de las encías, apunta el doctor. Es decir, esa por la que las encías están más sensibles de lo normal, inflamadas y sangran con mucha facilidad debido a las bacterias. También advierte de las caries.

Cómo usar las toallitas dentales

Pero tampoco es cuestión de demonizar (todas) las toallitas dentales. Sólo habría que evitar las que llevan una dosis excesiva de peróxido de hidrógeno. Además, Malagón cuenta que se pueden usar pero siempre como una parte complementaria a la limpieza diaria con hilo dental, irrigador y cepillado de dientes (en ese orden).

«Lo primero, hay que utilizar hilo dental para limpiar los huecos entre los dientes. Después, yo recomendaría utilizar un irrigador bucal, que es como un cepillo eléctrico que echa agua a presión. Limpia muy bien y estimula también las encías porque da un pequeño masajito. Así hace que estén más tersas y más sanas. Lo siguiente sería el cepillado dental con cepillo de dientes, y tenemos que limpiar la lengua también con un limpiador lingual. Y lo último sería la aplicación de las toallitas como para, de alguna manera, terminar de abrillantar».

El cepillado, por su parte, recomienda hacerlo con cepillo eléctrico: «Las revoluciones hace que pase muchas más veces por el mismo sitio, de manera que limpia mejor y en menos tiempo. Y por otro lado, normalmente los cabezales de los cepillos eléctricos suelen ser más pequeños, con lo cual a las zonas más inaccesibles las últimas muelas, la parte de atrás de las muelas más fácilmente que los cepillos tradicionales manuales», explica.

OTROS TEMAS WELIFE

Y da igual que tengas las encías sensibles, pues, como confirma Malagón, hay muchos tipos de cabezales y diferentes durezas de cerdas. Además, los cepillos eléctricos de hoy en día permiten regular la presión y la intensidad, para usarlos incluso después de una cirugía.

Usa chicles mejor en lugar de toallitas dentales

Aunque se puedan usar, el doctor no se declara nada fan de las toallitas, y recomienda mejor el uso de chicles: «Los beneficios reales de estas toallitas son tan mínimos que yo ni siquiera las recomendaría», apunta. «Limpias muchísimo mejor que con las toallitas», añade.

Además, en cuanto a la comodidad, que es uno de los aspectos por los que estas toallitas se han hecho famosas, da motivos de peso y de sobra para apostar por los chicles y no por las toallitas cuando no se tiene a la mano ni cepillo de dientes, ni mucho menos hilo dental e irrigador: «El chicle es algo sencillo de llevar por si no da tiempo de cepillar, pero da una sensación de frescor y limpia las superficies dentarias. De hecho, es mucho más cómodo porque es más fácil de usar en cualquier momento, ya que para las toallitas tienes que ir al baño para usarlas».

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Masa muscular a los 50DrunchDictadura de la básculaPalabras contra la ansiedadAgamia

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta