Asterisco ticker noticias

NO TE PIERDAS Comer proteína lo cambia todo: así te ayuda a perder kilos de más y a conseguir un peso saludable sin esfuerzo

X

Descuidar tu higiene dental pone en riesgo tu salud./ Foto: Pexels.

Cuerpo

Las razones detrás de lavarte los dientes tres veces al día: todo lo que puede pasarte (y que no imaginas) si no lo haces

Las bacterias que conforman la placa dental liberan toxinas que aumentan, y mucho, el riesgo de enfermedades cardiovasculares, neumonía, diabetes y demencia.

Por Marcos López

23 de enero de 2024 / 13:30

Tus padres te lo decían continuamente durante tu infancia: tienes que lavarte los dientes después de cada comida. Una regla básica de higiene que, ya en tu etapa adulta y con independencia de la razón, no siempre sigues a rajatabla. Pero cuidado: no usar regularmente el cepillo y el dentífrico –mejor si le añades hilo dental y un colutorio– podría llevarte a la sala de Urgencias no ya de una clínica dental, sino de un hospital.

No se trata únicamente de lucir una dentadura blanca y deslumbrante. Tampoco de un mero problema de halitosis. La boca es una (gran) puerta de entrada al organismo. También para las bacterias, tanto para aquellas que residen en la dentadura y forman una placa que, de no eliminarse, se endurece y da lugar al sarro, como para las que proceden del exterior. Como explica Laura González, odontóloga en We Clínica Dental de Madrid, «la acumulación de bacterias en las encías y en las estructuras que rodean los dientes se asocia a una mayor probabilidad de sufrir enfermedades muy graves e, incluso, mortales».

Enfermedad de las encías

La periodontitis o «enfermedad de las encías», comúnmente conocida como «piorrea» se produce por la infección bacteriana de los tejidos que dan sostén a los dientes y muelas. Una patología que se inicia con la inflamación (dolorosa) y sangrado de las encías –o lo que es lo mismo, con una «gingivitis»– y que, de no tratarse, destruirá la masa ósea que sustenta las piezas dentales y, por ende, a la pérdida irreversible de muelas y dientes, tal y como advierte la experta.

TE PUEDE INTERESAR

Infartos e ictus

Pero los efectos negativos de la enfermedad de las encías no acaban, ni mucho menos, aquí. Las bacterias que la causan vierten toxinas inflamatorias en los vasos sanguíneos, lo que puede dañar a todo el sistema circulatorio. Por ejemplo, se ha visto que una de estas bacterias, llamada «Porphyromonas gingivalis», libera toxinas que provocan un endurecimiento de las paredes de las arterias. O lo que es lo mismo, el desarrollo de aterosclerosis.

Como alerta Laura González, «la periodontitis se asocia a un riesgo hasta tres veces superior de sufrir un episodio cardiovascular como un infarto de miocardio o un ictus».

Diabetes

La enfermedad más estrechamente relacionada con la piorrea es la diabetes, explica la especialista. De hecho, ambas patologías se retroalimentan. Las toxinas bacterianas no sólo dañan el páncreas, que es el órgano en el que se produce la insulina, sino que su carácter inflamatorio hace que aumenten los niveles de glucosa en sangre, lo que promueve el desarrollo de la diabetes o que sea más difícil de controlar. Por su parte, estos niveles elevados de azúcar en sangre alteran la composición del microbioma bucal, lo que facilita el crecimiento de bacterias dañinas en la placa dental.

OTROS TEMAS WELIFE

Alzheimer

El cerebro es uno de los órganos más protegidos del cuerpo, sino el que más. Pero ni así es inmune al efecto de la placa y la enfermedad de las encías. De hecho, las toxinas de «P. gingivalis» son capaces de cruzar la barrera hematoencefálica y alcanzar, y dañar, el tejido cerebral. Tal es así que, como refiere González, «las personas con periodontitis crónica tienen un riesgo cerca de dos veces superior de desarrollar la enfermedad de Alzheimer».

Neumonía

No es únicamente un problema de liberación de toxinas inflamatorias que, por cierto, también llegan a las articulaciones y provocan dolor. Las bacterias de la placa dental también pueden viajar por los vasos sanguíneos y llegar a diversos órganos y tejidos. Es el caso del tracto respiratorio, desde el que se mudarán a los pulmones y podrán causar una neumonía.

Lávate los dientes tres veces al día

En definitiva, el lavado de dientes es absolutamente esencial para eliminar la placa bacteriana que, además de tu dentadura, pone en riesgo la salud de todo tu organismo. Pero, exactamente, ¿cuánto tarda en aparecer esta placa? Pues empieza a formarse trascurridos sólo unos pocos minutos desde el cepillado. Y de no eliminarse, comenzará a endurecerse a las 24 horas.

De ahí que se recomiendo un mínimo de dos cepillados diarios. Pero mejor que sean tres. Así que finalizados tus desayunos, comidas y cenas, no olvides pasar por el baño para una obligada cita con tu higiene dental.

MÁS NOTICIAS

WeLife hoy

Incrementar colágenoAlodiniaTonificar músculosClaves ser felizRestaurantes gourmet

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta

Suscríbete a la Newsletter de WeLife para cuidar de tu cuerpo, tu mente y del planeta